MENÚ
lunes 11 noviembre 2019
04:08
Actualizado

La CHS trabaja ya en las zonas donde se levantarán tres presas contra las riadas

Técnicos terrestres y aéreos del organismo inspeccionan el terreno para fijar su ubicación

  • La rambla de Nogalte se desbordó considerablemente
    La rambla de Nogalte se desbordó considerablemente

Tiempo de lectura 4 min.

14 de octubre de 2012. 01:11h

Comentada
14/10/2012

MURCIA- Las riadas que tuvieron lugar dentro de la Región de Murcia el pasado 28 de septiembre han provocado una consecuencia directa en la actualidad política de la Región de Murcia. Más allá de las clásicas acusaciones entre los dos grandes partidos nacionales (PSRM y PP), aspecto que también estuvo muy presente, y continúa en la gestión de la crisis provocada por los terremotos del 11 de mayo de 2011 en Lorca, en esta ocasión las críticas de los populares se ciñen sobre la derogación que interpuso la ministra de Medio Ambiente durante la primera etapa de mandato del PSOE con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Esta denuncia la hizo pública esta semana el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Lorca, Melchor Miralles, quien denunció que los socialistas eliminaron la ejecución de los proyectos que se planteaban dentro del Plan de Defensa de Avenidas, entre las que se encontraban las presas en las ramblas de Béjar, Nogalte y Lébor, siendo las dos primeras las que provocaron los mayores destrozos a causa de las riadas acaecidas a finales del mes pasado.

En la misma línea, responsable lorquino de Medio Ambiente lamentó que el mencionado Plan de Defensa de Avenidas se ha ejecutado, casi en su integridad, durante los mandatos del Partido Popular. Ante esta situación, la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha decidido tomar cartas en el asunto y ha iniciado los trámites para la construcción de presas en las ramblas que presentan mayor riesgo con la intención de que se paren y retengan las aguas. Fuentes del organismo de cuenca han declarado a LA RAZÓN que los proyectos que no se llegaron a ejecutar estaban previstos, pero problemas de índole medioambiental «además de otras razones» imposibilitaron la ejecución de los trabajos que estaban previstos. Por otra parte, el patrón que tiene meditado seguir la CHS es el de presas que ya están en funcionamiento dentro de la comarca del Valle del Guadalentín como es el caso de la que se encuentra en la pedanía totanera de El Paretón. «Esta presa funciona tan bien que se ha retomado la idea de llevar a cabo estas construcciones para ganar en seguridad», señalaron a este diario fuentes de la CHS.

La institución ha comenzado sus trabajos con la inspección de las zonas mediante medio aéreos con el objetivo de fotografiar las inmediaciones y comprobar cómo han respondido a las riadas las presas que ya están en marcha. Además, buscan lugares donde también exista la necesidad de levantar nuevas presas. Todo ello, con la intención de delimitar las necesidades reales que presentan las zonas y organizar las actuaciones a pesar de la difícil coyuntura económica por la que atraviesa el país, pero que haría rentable la inversión en estos proyectos habida cuenta de los buenos resultados que están ofreciendo las presas que ya están en marcha.

A todo esto hay que añadir que la existencia de una directiva europea de 2007 y un Real Decreto de 2010 obliga a la realización de una cartografía exacta de zonas que corren riesgo de inundación mediante la existencia de unos mapas que se encuentran en el Sistema Nacional de Cartografía y que se puede visionar en la página web del Ministerio de Medio Ambiente. La documentación que allí se recoge se convierte en la oficial en el momento de planificar y organizar los trabajos a realizar.
 
Puerto Lumbreras trabaja en recuperar los centros de deporte
Las instalaciones deportivas del municipio de Puerto Lumbreras quedaron anegadas tras las inundaciones del pasado 28 de septiembre. Así, brigadas forestales y personal técnico trabaja en la recuperación de las instalaciones que se vieron fuertemente afectadas y dañadas por las inundaciones del pasado 28 de septiembre. De este modo, se han visto anegadas todas las instalaciones del polideportivo compuestas por pistas de pádel, pista de atletismo, pista polideportiva, así como las tres piscinas descubiertas, según informaron fuentes municipales. Por otro lado, el campo de fútbol municipal se ha visto fuertemente dañado y permanece anegado por las inundaciones, tras sufrir daños en césped, red de riego, vestuarios y red de drenaje del campo. Además, las instalaciones cubiertas del complejo deportivo municipal también se han visto afectadas por la riada, y se continúa trabajando en actuaciones de limpieza, así como reparación de sala de máquinas y cuadros eléctricos para restablecer los servicios. En este sentido, brigadas forestales y técnicos de mantenimiento continúan trabajando en labores de limpieza, achicamiento de agua y reposición de desperfectos causados por las fuertes lluvias. Asimismo, se trabaja en la restauración de maquinaria, suministro eléctrico en instalaciones, así como depuradoras y maquinaria vinculada a las instalaciones deportivas. De esta manera, Puerto Lumbreras se esfuerza día a día en lograr recobrar la normalidad que el 28 de septiembre le arrebató una tromba de agua que volvió a noquear a una localidad que ha sido históricamente maltratada por las inundaciones. El mismo espíritu de superación lo comparten también los vecinos de Lorca para quienes la riada les volvió a demostrar que están en el punto de mira de la furia de la naturaleza después de los seísmos del 11-M. Se trata de dos pueblos heroicos que luchan por recobrar la normalidad.


 







 
 

Últimas noticias