Internacional

Guaidó vuelve a agitar las calles

El líder opositor ofrece una nueva agenda a miles de venezolanos y organizará actos de «resistencia» hasta que el Ejército abandone a Maduro

De nuevo a las calles. La oposición venezolana reactivó la protesta política sobre el asfalto este sábado cuando miles de personas respondieron al llamamiento del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó –reconocido por más de 50 países como mandatario encargado del país–, para hacer frente al estado de «falsa normalidad» que aseguró quiere mostrar Nicolás Maduro está Venezuela. La convocatoria, replicada por gremios, sindicatos y movimientos estudiantiles, colmó el este de la capital y tuvo réplicas en distintas ciudades del país. La gente que participó en Caracas clamaba por la «calle sin retorno», para seguir el ejemplo de Bolivia. «Allá la presión fue tanta que Evo Morales terminó fuera del poder, aquí debemos lograr lo mismo», dijo Luisana Martínez, una administradora de 43 años.

Publicidad

Cuando habló Juan Guaidó, llamó contra la resignación: «Ya basta de intimidación, de la migración, del hambre. Llegó el momento. A pesar de que ha tardado mucho más tiempo de lo que pensábamos, aquí estamos. La dictadura pretende subestimarnos. Creyeron que iban a dormir al pueblo. La dictadura nos tiene pánico». El líder afirmó que «tenemos una agenda de conflicto sostenida con enfermeras, estudiantes, profesores, eso es la calle sin retorno». Apuntó que no se trata de exigir mejores sueldos sino de lograr elecciones libres, y pidió disculpas por los errores cometidos. Y llamó al Ejército. «Tenemos que insistir hasta que el poder de las armas no esté del lado del usurpador, sino del lado de la Constitución», dijo Guaidó ante miles de simpatizantes. «Es el factor (el de los militares) que hoy nos falta, es el factor que hoy debe tomar una decisión».

Poco antes, el diputado Juan Pablo Guanipa, uno de los perseguidos por el régimen de Maduro y que se mantiene en la clandestinidad, reapareció en la multitud. «Debemos aumentar la presión política, social, de calle, internacional y militar hasta lograr nuestra libertad», dijo. La presidenta del colegio de enfermeras de Caracas, Ana Rosario Contreras, anunció que en las próximas horas se convocará a un paro indefinido de actividades. Misma posición anunció Gustavo Padrón, a nombre del gremio de maestros.

La jornada en la capital transcurrió sin contratiempos, con apenas algunas excepciones. Hacia el centro de la ciudad la Policía Nacional dispersó a opositores con gases lacrimógenos, mientras que en otro punto, por Sabana Grande, hubo piquetes que impidieron cumplir rutas inicialmente planteadas. En las regiones estuvieron desplegados diputados y dirigentes locales. En todo el país se notó la militarización de las ciudades, se cumplió la prohibición de vuelos privados, de helicópteros e incluso de drones para evitar fotografías aéreas de las manifestaciones opositoras, y fue bloqueado el acceso a plataformas como Youtube y redes sociales.

En contraste, el chavismo se movililzó en el centro de Caracas en apoyo a Evo Morales. Desde allí, el número dos del régimen, Diosdado Cabello, destacó que la oposición no tiene liderazgo, mensaje ni fuerza en las calles.

Publicidad