La familia de George Floyd demanda a Mineápolis

Su abogado denuncia que la ciudad permite la fuerza excesiva, el racismo y la impunidad policial, especialmente contra los negros

Ben Crump
Ben Crump, el abogado de la familia de George Floyd, anuncia ante la prensa la demanda contra Mineápolis y los cuatros policíasJim MoneAP

La familia de George Floyd presentó una demanda este miércoles contra la ciudad de Mineápolis y los cuatro policías acusados de su muerte, alegando que los oficiales violaron los derechos de Floyd cuando lo retuvieron y que la ciudad permitió una cultura de fuerza excesiva, racismo e violencia e impunidad para florecer en su fuerza policial.

La demanda de derechos civiles, presentada en el Tribunal de Distrito de Minesota, fue anunciada por el abogado Ben Crump y otros letrados que representan a los miembros de la familia Floyd. Busca obtener daños compensatorios y especiales en una cantidad que será determinada por un jurado. También pide que se designe un receptor para garantizar que la ciudad entrene y supervise adecuadamente a los policías en el futuro.

“Esta queja muestra lo que hemos dicho todo el tiempo, que el señor Floyd murió porque el peso de todo el Departamento de Policía de Mineápolis estaba sobre su cuello”, dijo Crump en un comunicado. “La ciudad tiene un historial de políticas, procedimientos e indiferencia deliberada que viola los derechos de los detenidos, particularmente los hombres negros, y destaca la necesidad de capacitación y disciplina de los oficiales”.

Crump dijo que la demanda busca establecer un precedente “que haga financieramente prohibitivo que la Policía mate injustamente a personas marginadas -especialmente a personas negras- en el futuro”.

La oficina del alcalde Jacob Frey dijo que no podía comentar sobre litigios pendientes. El abogado interino de la ciudad, Erik Nilsson, dijo que la ciudad está revisando la demanda y responderá a ella.

Floyd, un hombre negro esposado, murió el 25 de mayo después de que Derek Chauvin, un oficial de policía blanco, presionara su rodilla contra el cuello de Floyd durante casi ocho minutos mientras éste decía que no podía respirar. Chauvin está acusado de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio involuntario. Otros tres oficiales en la escena -Tou Thao, Thomas Lane y J. Kueng- están acusados de ayudar e incitar a homicidios y homicidios en segundo grado.

Los cuatro oficiales fueron despedidos el día después de la muerte de Floyd, lo que desencadenó protestas que se extendieron por todo el mundo y se convirtieron en un juicio nacional sobre el racismo en Estados Unidos.

La muerte de Floyd también provocó llamamientos para abolir el Departamento de Policía de Mineápolis y reemplazarlo con un nuevo departamento de seguridad pública. La mayoría de los miembros del Ayuntamiento apoyan la medida, diciendo que el departamento tiene una larga historia y cultura de brutalidad que se ha resistido al cambio. Se planeó una audiencia sobre la propuesta, que requiere un cambio en los estatutos de la ciudad que podría ir a los votantes en noviembre.

La demanda se produce el mismo día en que un tribunal permitió la visualización pública mediante de las cámaras corporales de Lane y Kueng. Una coalición de organizaciones de noticias y abogados de Lane y Kueng han abogado por hacer públicos los vídeos, diciendo que proporcionarían una imagen más completa de lo que sucedió. El juez no ha dicho por qué no permite que el vídeo se difunda más ampliamente.

Según los documentos del tribunal de sucesiones del estado, a Floyd le sobreviven once herederos conocidos, incluidos cinco niños y seis hermanos. Viven en Texas, Carolina del Norte, Florida y Nueva York. Todos menos uno de los hijos de Floyd son adultos. No tiene padres ni abuelos vivos. Kaarin Nelson Schaffer, nombrada la semana pasada como fideicomisaria de la familia de Floyd, es la demandante en la demanda federal.

La demanda está en desacuerdo con las políticas policiales y la capacitación. Dice que aunque las restricciones de cuello pueden ser mortales, el departamento de policía permitió que se usaran en situaciones en las que la fuerza letal no estaba justificada. Después de la muerte de Floyd, la jefa de policía Medaria Arradondo dijo que el tipo de restricción que Chauvin había usado no estaba autorizado, y que el departamento prohibió los estrangulamientos y las restricciones de cuello en los días posteriores a la muerte de Floyd.

La demanda también sostiene que la ciudad actuó con “indiferencia deliberada” cuando se trataba de permitir que la policía usara una fuerza excesiva. Dice que la ciudad ratificó prácticas que permitieron a los oficiales tratar a los miembros de la comunidad negra de manera diferente y fomentó una cultura en la que los oficiales no fueron penalizados por malas acciones.

“Realmente se trata de intentar cambiar la cultura y el comportamiento de la Policía”, dijo Crump en una conferencia de prensa. “Esperamos que otros George Floyd no tenga que sacrificar su vida para lograr estos cambios. Pero ahora estamos aquí, y estamos en un punto de inflexión ‘‘.

Las familias de las víctimas de otros tiroteos policiales de alto perfil han recibido grandes indemnizaciones en Mineápolis. El año pasado, la ciudad acordó pagar 20 millones de euros a la familia de Justine Ruszczyk Damond, una mujer desarmada que recibió un disparo de un oficial después de llamar al 911 para informar que escuchó un posible delito detrás de su casa.