Trump afirma que haber contraído la covid-19 ha sido “una bendición de Dios”

El presidente de EE UU vuelve a culpar a China de la pandemia y promete dar gratis a todos el Regeneron, el cóctel experimental de anticuerpos que le suministraron los médicos

El presidente de EE UU, Donald Trump, afirmó que contraer la COVID-19 ha sido “una bendición de Dios”, en un vídeo que difundió en su página de Twitter.

El presidente dijo que haber contraído el virus le permitió probar el cóctel experimental de la farmacéutica Regeneron, que todavía no ha sido aprobado por el organismo regulador, Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, en inglés), pero que Trump calificó como una “cura”.

“Escuché sobre ese medicamento, dije ‘déjenme tomarlo’, fue mi sugerencia y fue increíble la forma en la que funcionó. Y creo que si no me hubiese contagiado, lo consideraría como uno más de los medicamentos”, aseguró el presidente.

“Es una cura para mí, fui (al hospital) sin sentirme muy bien y 24 horas después me sentía genial y ya quería salir del hospital y eso es lo que quiero para todo el mundo, quiero que todo el mundo reciba el mismo tratamiento que vuestro presidente”, añadió.

Trump prometió entonces que el Gobierno aprobará de emergencia, adquirirá y distribuirá de forma gratuita tanto el cóctel de Regeneron como un medicamento similar de la farmacéutica Eli Lilly.

El mandatario dijo que ya ha aprobado la adquisición de decenas de miles de dosis de estos fármacos y que está trabajando para autorizar su uso de emergencia, es decir sin la aprobación de la FDA.

“Quiero para ustedes lo que yo tuve y voy a hacer que sea gratis, no van a pagar por ello, no fue su culpa que esto sucediera, fue culpa de China”, prometió el presidente.

Trump, además, aseguró que estos medicamentos “son mucho más importantes que la vacuna”, que, afirmó, también estará lista después de las elecciones del 3 de noviembre.

Trump anunció que había contraído la covid-19 el viernes de madrugada y ese mismo día recibió una dosis de ocho gramos del cóctel experimental de anticuerpos de Regeneron, conocido como REGN-COV2, que forma parte de un ensayo clínico de fase avanzada que se desarrolla desde julio en EE UU, Brasil, México y Chile.

El consejero delegado de Regeneron, Leonard Schleifer, es miembro del club de golf que Trump tiene en Westchester (Nueva York), según la CNN, y sus acciones han subido desde que se supo que el presidente lo estaba usando.