El regreso de Evo Morales a Bolivia, más cerca tras la hipotética victoria del MAS

El ex presidente, instalado en Buenos Aires, da por hecho que su partido ha ganado. En el pasado ha asegurado que volverá al día siguiente si vence en las urnas

Este domingo se celebró la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Bolivia. Si el candidato del MAS, el Movimiento al Socialismo, el partido de Evo Morales, ganara con más del 50% o sacara diez puntos de ventaja al segundo candidato, el conservador Carlos Mesa, no habrá segundo asalto y Luis Arce se convertirá en presidente de Bolivia.

Las encuestas habían sugerido que habría otra cita con las urnas en noviembre para que los bolivianos decidan su futuro, pero a falta de resultados oficiales, Arce habría vencido con más del 50% de los votos, un resultado confirmado por la presidenta interina Jeanine Áñez. También el ex presidente Jorge Quiroga felicitó y deseó éxito a los candidatos del MAS Luis Arce y David Choquehuanca por el triunfo en primera vuelta. No haría falta, por tanto, una segunda vuelta a las urnas.

.

Una de las incógnitas que sobrevuela la vida política del país es si Evo Morales volverá a su país si Luis Arce se hace con la presidencia. También son muchos los que se preguntan si en caso de no poder regresar pese a una hipotética victoria de su partido, Morales manejaría el poder desde Buenos Aires, donde se encuentra exiliado desde hace meses tras salir huyendo de su país.

En octubre del año pasado, la OEA dictaminó que las elecciones presidenciales de octubre de 2019 en las que Morales se alzó vencedor habían sido manipuladas. Los indicios de fraude dieron pie a violentas protestas en el país que acabaron con la marcha del presidente tras ser advertido por las Fuerzas Armadas.

El ministro interino de Gobierno (Interior) de Bolivia, Arturo Murillo, apuntó hace unos días la posibilidad de que el ex presidente no vuelva a su país y vaya a La Habana. “Creo que se va a refugiar en Cuba”, declaró Murillo. “Lo primero que debería hacer Evo Morales es no ser cobarde, venir al país y dar la cara para ser juzgado por los actos de pedofilia, de corrupción y de tantos crímenes”, comentó el ministro interino Murillo.

Morales anticipó desde Argentina que volverá al día siguiente si su partido gana: “Yo dependo de ustedes (simpatizantes) para retornar, pero estoy seguro, hermanas y hermanos, que no me van a abandonar: ganamos las elecciones y al día siguiente estoy entrando por (el poblado fronterizo de) Yacuiba hacia Bolivia, retornando”.

Sin embargo, el ex mandatario tiene varias órdenes de la Fiscalía de Bolivia para que comparezca en procesos por acusaciones de genocidio, terrorismo y sedición, entre otras, algunos de ellos a instancias del Gobierno interino, además de denuncias por estupro aún bajo investigación, por supuestas relaciones con chicas menores de edad cuando era presidente.

El expresidente intentó ser candidato a senador por el MAS, pero primero el órgano electoral y luego una corte constitucional le negaron esa posibilidad al incumplir un requisito de residencia permanente en Bolivia.

¿Y qué piensa Luis Arce? El candidato “evista” esgrimió desde la Declaración Universal de los Derechos Humanos a la Constitución boliviana para subrayar el derecho de Evo a volver. “Tiene todo el derecho de venir a defenderse de todas las acusaciones que le están haciendo”.