¿Por qué el homenaje en Francia al profesor decapitado será en la Sorbona y no en los Inválidos?

El presidente Emmanuel Macron pronunciará un discurso en la universidad, “templo del conocimiento”

Marcha silenciosa en recuerdo a Samuel Paty, ayer en Conflans-Sainte-HonorineLUCIEN LIBERTREUTERS

La ceremonia nacional con la que Francia homenajeará hoy al profesor Samuel Paty, decapitado el viernes tras haber mostrado caricaturas de Mahoma en una clase sobre libertad de expresión, tendrá lugar en la Sorbona, “templo del conocimiento”, indicó el Elíseo.

“La Sorbona siempre ha sabido ser a lo largo de los siglos una tribuna para la expresión de las libertades y de las ideas, un lugar que hoy se dota de una dimensión simbólica fuerte”, señaló la Presidencia gala.

La célebre universidad parisina sustituye así al Palacio de los Inválidos, enclave tradicional de los homenajes nacionales en Francia, para poner en valor también la labor de los profesores. “Templo del conocimiento, lugar histórico de la enseñanza universitaria francesa y hogar de la genialidad francesa, la Sorbona es el monumento simbólico del espíritu de las luces y del esplendor cultural, literario y educativo francés”, añadió el Elíseo, según el cual la decisión se ha tomado con el acuerdo de la familia del fallecido.

La Presidencia gala apuntó que la primera dama, Brigitte Macron, no acudirá al acto porque ha tenido contacto con un caso confirmado de coronavirus y debe guardar los siete días reglamentarios de cuarentena.

Además del Presidente de la República, muchas figuras políticas asistirán al homenaje. Se esperan alrededor de 100 profesores y estudiante. El Consejo Francés para el Culto Musulmán (CFCM) ha confirmado su presencia. Sin embargo, se ha establecido un número máximo de invitados en 400 personas. Para que el público en general pueda sumarse a este homenaje, se instalarán pantallas gigantes en la Place de La Sorbonne y en los alrededores del Panteón.

La ceremonia oficial comenzará a las 7:30 p.m. y se entregará la Legión de Honor póstumamente al profesor asesinado. El presidente Emmanuel Macron entregará la más alta distinción honoraria francesa a puerta cerrada en presencia de la familia. El jefe de estado pronunciará un discurso “íntimo y centrado en la persona” de 15 minutos.

Paty, profesor de Geografía e Historia de 47 años de edad, fue asesinado el pasado viernes en la localidad de Conflans-Sainte-Honorine, en la periferia parisina.

El autor del ataque, Abdullah Anzorov, que fue abatido ese mismo día por las fuerzas del orden, era un refugiado ruso de 18 años y origen checheno, que residía en Evreux, a unos 100 kilómetros al noroeste de París, y tenía antecedentes policiales por asuntos menores.

Siete personas comparecen ante el juez

Siete personas comparecen este miércoles ante un juez para su eventual imputación por estar supuestamente implicadas en el atentado. Fuentes judiciales precisaron a Efe que entre esas siete personas hay dos menores. Se trata de alumnos del colegio en el que trabajaba el profesor decapitado, Samuel Paty, de los que se sospecha que lo identificaron ante el asesino, Abdoullakh Anzorov, a cambio de dinero momentos antes de que cometiera el crimen. Otros estudiantes que también habían sido interrogados bajo arresto para aclarar si también habían participado quedaron la pasada noche en libertad.

También va a comparecer ante el juez un hombre identificado como Brahim C., el padre de una alumna que lanzó una campaña contra Paty por haber mostrado en una clase sobre libertad de expresión las controvertidas caricaturas del profeta Mahoma, las mismas que estuvieron en el origen del atentado contra “Charlie Hebdo” en enero de 2015.

Según varias filtraciones a los medios, los investigadores han descubierto conversaciones por WhatsApp entre Brahim C. y Anzarov días antes del ataque contra el enseñante en las proximidades de su colegio de la localidad de Conflans Sainte Honorine.

Igualmente será presentado ante el magistrado instructor para su eventual inculpación Abdelhakim Sefrioui, fichado por los servicios secretos por su activismo islámico.