Trump: “Si se cuentan los votos legales, puedo ganar fácilmente”

El presidente de Estados Unidos insiste desde la Casa Blanca en que los demócratas les pueden robar las elecciones

Han pasado 48 horas desde que se cerraron los colegios electorales en Estados Unidos, y los estadounidenses siguen sin conocer quién será su presidente oficialmente los próximos cuatro años.

El mandatario actual, Donald Trump, ha impugnado el recuento en varios Estados del país y se ha pasado las últimas horas tuiteando sobre supuestos fraudes y poniendo en mayúsculas que “¡paren de contar los votos!". Desde la sala de prensa de la Casa Blanca, el presidente de EE UU aseveró que “si se cuentan los votos legales, puedo ganar fácilmente”, indicó Trump, con la voz algo ronca.

“Pero si cuentan los votos ilegales pueden intentar robarnos las elecciones", insistió el presidente.

Asimismo, Trump aseveró que ha sido una gran ola roja la que ha inundado el mapa de Estados Unidos. “Ha aumentado cuatro millones el número de votantes republicanos y ha habido más votos entre comunidades como la hispana, la asiática y al afroamericana”, explicó el presidente. Para Trump, el Partido Demócrata es el partido “de los grandes donantes y medios”.

El mandatario avisa de que habrá muchos litigios y que no tendrá reparos en llevarlo hasta el Tribunal Supremo. Según Trump, debe "defender la integridad de las elecciones” y criticó una supuesta “corrupta máquina demócrata” en Michigan y Pensilvania. Sin presentar ninguna prueba, el presidente continuó cargando contra el Partido Demócrata. Toda una declaración de intenciones que apunta a que no va a reconocer su derrota.

Varias cadenas de televisión estadounidenses, incluida la Fox, dejaron de emitir su conferencia de prensa, y pusieron anuncios o el parte metereológico.

“Los funcionarios demócratas nunca creyeron que podrían ganar estas elecciones, honestamente realmente es por eso por lo que hicieron votos por correo con esta tremenda corrupción", acusó Trump.

La rueda de prensa se retrasó varios minutos. El ex vicepresidente Joe Biden y candidato demócrata tuiteó antes de que Trump se dirigiera a la prensa. “La gente no será silenciada, intimidada ni se rendirá. Cada voto debe ser contado".