Aterriza de emergencia un Boeing 777 en Moscú con destino a Madrid por fallos en el motor

Se trata de un aparato de carga con motores diferentes a los que se incendiaron en una aeronave de United Airlines

El avión de Boeing de United Airlines cuyos motores se quemaron el 20 de febrero
El avión de Boeing de United Airlines cuyos motores se quemaron el 20 de febreroHAYDEN SMITH/@speedbird5280via REUTERS

Un avión Boeing 777 de Rossiya Airlines, que operaba un vuelo de carga y volaba desde Hong Kong a Madrid, realizó un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú este viernes debido a un problema con un sensor de control del motor, dijo la aerolínea. El avión era un 777-300ER de 15 años, según el sitio web de seguimiento de vuelos FlightRadar24, lo que significa que tiene motores General Electric.

Esos son diferentes de los motores Pratt & Whitney PW4000 bajo escrutinio después de un incendio de motor a bordo de un 777 de United Airlines el sábado, que provocó la suspensión de las operaciones que involucran aviones que usan esos motores.

“El piloto del Boeing 777, que operaba un vuelo en la ruta Hong Kong-Madrid informó de un fallo en uno de los canales de control del motor izquierdo y solicitó un aterrizaje de emergencia en Sheremétievo”, señaló una fuente a la agencia Interfax.

General Electric no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de la agencia Reuters. Las aerolíneas rusas operan aviones Boeing 777-300ER equipados con motores General Electric GE90-115B, dijo el miércoles la agencia federal de aviación Rosaviatsiya, agregando que no estaba considerando suspender la operación de esos aviones.

Tras lo ocurrido, Boeing recomendó suspender las operaciones de los 69 aviones del modelo 777 que se encuentran en servicio y de los 59 en almacenamiento, todos ellos con motores de Pratt & Whitney, que es una unidad de la empresa Raytheon.

Las autoridades aéreas de varios países también decidieron por su cuenta suspender las operaciones de este modelo. Según informó el jueves The Wall Street Journal, Boeing estaba preparando un rediseño de las cubiertas de los motores Pratt & Whitney de sus aviones 777.