Primeras palabras del príncipe Enrique sobre su abuelo, el “maestro de las barbacoas y la leyenda de las bromas”

Westminster rinde tributo al duque de Edimburgo por sus servicios a la nación

El príncipe Harry habla con su abuelo el Duque de Edimburgo en una foto de archivo en 2014
El príncipe Harry habla con su abuelo el Duque de Edimburgo en una foto de archivo en 2014Lefteris Pitarakis

El “premier” Boris Johnson encomió este lunes la labor del duque de Edimburgo, resaltando su “espíritu de innovación”. “Dio forma y protegió a la monarquía a lo largo de todas las vicisitudes de las últimas siete décadas, y ayudó a modernizar y adaptar constantemente una institución que está por encima de la política”, señaló en la sesión especial celebrada en Westminster dedicada a la memoria del príncipe Felipe, marido de Isabel II, fallecido el pasado viernes a los 99 años. Durante toda esta semana, Reino Unido estará de luto. Aunque al ser consorte real tendría derecho a un funeral de Estado, siguiendo sus deseos, el príncipe Felipe tendrá una ceremonia familiar íntima el próximo sábado en capilla de San Jorge, adyacente al castillo de Windsor.

Durante su intervención en la Cámara de los Comunes, el “premier” recalcó que la Corona “encarna nuestra historia y es indiscutiblemente vital para el equilibrio y la felicidad en nuestra vida nacional”. Hay “un servicio en particular” que el príncipe prestó en vida que fue “el mayor de todos”, afirmó el primer ministro: “El constante amor que ofreció a su Majestad la reina”. “Su incansable y entregado servicio a la reina, la Mancomunidad de Naciones, las Fuerzas Armadas, el medioambiente, y a millones de personas jóvenes y no tan jóvenes en todo el mundo, así como a otras incontables causas, es un modelo de generosidad para todos nosotros”, agregó.

Por su parte, el líder de la oposición laborista, Keir Starmer, alabó “una vida que dio forma al Reino Unido moderno y ofreció una muy necesaria estabilidad a nuestra historia nacional”. “El príncipe Felipe era un hombre con muchos títulos. Duque de Edimburgo, lord gran almirante, comandante real, barón de Greenwich. Pero, por encima de todo, era un adorado padre, abuelo y bisabuelo”, subrayó el líder laborista.

Durante la sesión parlamentaria de homenaje al duque, también ensalzó su figura el presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, quien subrayó que para la mayoría de los diputados “Felipe siempre ha estado ahí, brindando a la nación su tranquilizadora presencia”. “Él era, sin duda alguna, el padre de la nación. Será hondamente añorado e imposible de reemplazar”, resumió.

A lo largo de estos días, los miembros de la Familia Real también han rendido su tributo al marido de la soberana. “Echaré de menos a mi abuelo, pero sé que lo que él quería es que siguiéramos adelante con nuestro trabajo”, afirmó el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión, en un comunicado, acompañado con una tierna imagen del duque con su bisnieto, el príncipe Jorge, tercero en la línea de sucesión.

“Nunca apreciaré lo suficiente los recuerdos que tendrán mis hijos de su bisabuelo viniendo a recogerles en su carruaje y que pudieran comprobar por sí mismos su contagioso sentido de la aventura y su descarado sentido del humor”, agregó. “Mi abuelo fue un hombre extraordinario, parte de una extraordinaria generación. Catalina y yo continuaremos haciendo lo que él habría querido, y apoyando a la reina en los años venideros”, concluye.

Por su parte, el príncipe Enrique, en un comunicado separado, recalcó que el duque “era auténticamente él mismo, con un ingenio muy agudo, y podía llamar la atención de cualquier audiencia debido a su encanto, y también porque nunca se sabía lo que diría a continuación”. “Será recordado como el consorte más longevo, un militar condecorado, un príncipe y un duque. Pero para mí, como muchos de ustedes que han perdido a un ser querido o abuelo por el dolor del año pasado, él era mi abuelo: maestro de la barbacoa, leyenda de las bromas y descarado hasta el final”, señaló.

El hijo menor de Lady Di llegó el domingo por la noche a Reino Unido. Es la primera vez que regresa al país tras su salida de la familia real. En el funeral del sábado se reencontrará con los suyos tras la controvertida entrevista concedida en Estados Unidos -donde ahora vive junto con su mujer Meghan- donde les acusaba, entre otros, de racistas.