La izquierda peruana se une para enfrentarse a Keiko Fujimori

La izquierda moderada, liderada por Verónika Mendoza, suscribió un pacto para apoyar al candidato ultraizquierdista Pedro Castillo

Pedro Castillo, junto a Veronika Mendoza, en Lima, Perú, el 5 de mayo
Pedro Castillo, junto a Veronika Mendoza, en Lima, Perú, el 5 de mayoALESSANDRO CINQUEREUTERS

La izquierda moderada de Perú, liderada por Verónika Mendoza, suscribió este miércoles un pacto para apoyar al candidato ultraizquierdista Pedro Castillo en su disputa de la segunda vuelta presidencial peruana contra la derechista autoritaria Keiko Fujimori. Castillo y Mendoza, quien ocupó la sexta posición en las elecciones generales del pasado 11 de abril como candidata de la coalición izquierdista Juntos por el Perú, suscribieron un acuerdo de “puntos comunes” que plantea “refundar” el Perú, con “soberanía, justicia e igualdad”. Este fue el primer apoyo concreto de fuerzas ajenas que recibió la candidatura de Castillo, en contraposición a la de Fujimori, que ya ha obtenido el respaldo de agrupaciones políticas de centro y de derecha, que la consideran la alternativa ante un rival al que acusan de pretender instaurar un régimen “comunista” en su país.

Un nuevo pacto social

En medio de gran expectativa de los medios, Castillo y Mendoza afirmaron que Perú “atraviesa una profunda y grave crisis que agobia” a su pueblo y por ello se proponen “trabajar en forma conjunta para construir un acuerdo político, social y ciudadano”. Su intención, aseguraron, es “construir un nuevo pacto social mediante una Asamblea Constituyente” que permita elaborar una nueva Constitución que reemplace a la que se promulgó en 1993, durante el régimen de Alberto Fujimori (1990-2000), el padre de Keiko. En el documento se remarcó que en Perú se debe garantizar “la vacunación universal y gratuita” contra la covid-19, la distribución de oxígeno medicinal y mejorar las condiciones del sistema de salud.

Además, se debe “dejar atrás el modelo económico de la dictadura fujimorista que solo ha beneficiado a unos cuantos privilegiados” y aplicar “una segunda reforma agraria con diversificación productiva”, tras la que implementó el régimen del militar nacionalista Juan Velasco Alvarado (1968-1975).

Los políticos se comprometieron también a "impulsar una firme lucha contra la corrupción" y a "refundar el Estado, profundizando la democracia, garantizando el ejercicio de derechos para todos (...) con soberanía, justicia e igualdad".

El apoyo de Mendoza

Mendoza, quien reside en la ciudad sureña del Cusco, viajó hasta Lima para suscribir la declaración conjunta, hasta donde también llegó Castillo desde la ciudad selvática de Moyobamba, donde realizaba actividades proselitistas. Medios locales señalaron que personajes del entorno de ambos políticos sostuvieron conversaciones durante los últimos días y hasta este martes tenían un gran avance en los acuerdos, por lo que se decidió el encuentro entre los líderes políticos. Precisamente, antes de esta firma, Juntos por el Perú emitió un pronunciamiento en el que afirmó que su país “requiere un serio y responsable proyecto de gobierno que inicie los cambios estructurales”. Así, exhortó a Castillo a asegurar la “vacunación universal”, reactivar la economía, convocar un referéndum sobre una nueva Constitución, respaldar “la lucha frontal” contra la corrupción y “fortalecer a los órganos constitucionales”. ”Ponemos a disposición toda nuestra voluntad y nuestras fuerzas, todo lo que tenemos con la mano en el corazón”, agregó Mendoza, antes de añadir que se afronta “la oportunidad histórica de construir un Perú diferente, donde nadie se quede atrás”.

Mensaje a las “familias más olvidadas”

Castillo, por su parte, se dirigió “a las familias más olvidadas y a las fuerzas vivas comprometidas con este país” para señalarles que su propuesta es en defensa de “los derechos del pueblo”. En esa línea, se refirió a Mendoza “por ser parte de esta trayectoria, de este camino”, y saludó que en su país se “entienda que es necesario revertir lo que se dice en el papel” porque muchos ciudadanos “han sido olvidados” por el actual sistema. ”Por eso estamos acá”, enfatizó antes de decir que Mendoza no se ha
puesto “a disposición de Pedro Castillo”, ni de su partido, Perú Libre, “sino a disposición del Perú”. Castillo, quien mantiene una ventaja de 9 puntos sobre Fujimori en los últimos sondeos de opinión, suscribió luego un compromiso individual en el que prometió respetar la democracia, los derechos humanos, la propiedad privada y los compromisos internacionales si gana la Presidencia de su país en la segunda vuelta electoral. EFE