Biden se queda sin su “día de la independencia del virus”

El presidente de Estados Unidos había prometido inmunidad de rebaño para el 4 de julio. Sólo el 47,3% de la población está completamente vacunada

El presidente Joe Biden se propuso el ambicioso de vacunar al 70 por ciento de la población estadounidense y poder anunciar esa meta de sus primeros meses de mandato durante la emblemática fecha del Día de la Independencia, el 4 de julio.

Un festivo nacional, el segundo más concurrido del año en Estados Unidos después del Día de Acción de Gracias, que acerca a la normalidad a su población con más de 48 millones de desplazamientos por tierra, mar y aire este fin de semana, una cifra récord casi al mismo nivel previo a la pandemia.

Una imagen de los fuegos artificiales sobre el puente de Brooklyn del 4 de julio antes de la pandemia, en 2019
Una imagen de los fuegos artificiales sobre el puente de Brooklyn del 4 de julio antes de la pandemia, en 2019 FOTO: EDUARDO MUNOZ REUTERS

Pero ese deseo político del presidente de EE UU no ha podido hacerse realidad. Al menos no todavía.

Y es que, según los estudios más recientes, tan sólo el 60 por ciento de los adultos están completamente vacunados y menos del 67% ha recibido la primera dosis de la vacuna. Es decir, más de 150 millones de estadounidenses han completado el proceso de vacunación, pero no son suficientes para alcanzar la conocida como “inmunidad de rebaño”.

La Casa Blanca adelanta que se necesitarán “unas pocas semanas más” para conseguir ese objetivo del presidente Biden, según confirmaba el coordinador de la respuesta del Gobierno ante la pandemia, Jeff Zients.

De hecho, desde que se alcanzó al pico más alto de dosis inyectadas en un sólo día el pasado mes de abril, con más de cuatro millones, el drástico descenso desde entonces las sitúa ahora en un millón diario.

Ritmo de vacunación
Ritmo de vacunación FOTO: José Luis Montoro

Una de las razones principales por las que la Administración Biden no ha podido cumplir su promesa ha sido la falta de compromiso de la gente más joven ante la campaña de vacunación.

A pesar de los esfuerzos de la cara más visible de la gestión del COVID-19 en EE UU, Anthony Fauci, por convencer a los más jóvenes con mensajes en redes sociales como “vacúnate y ve a una fiesta en la piscina”, los resultados en esa dirección no han sido tan alentadores.

De hecho, datos del Centro de Prevención y Control de Enfermedades muestran que los jóvenes entre 12 y 17 años no llegan al 30% de vacunación y menos de la mitad de los que tienen entre 18 y 39 años han recibido las dosis completas de la vacuna.

Entre las posibles causas se destaca el reciente acceso a los fármacos para estas franjas de edad, así como la desconfianza de los efectos que pueda tener en ellos la administración de la dosis. Algunos jóvenes, hasta ahora sin un alto riesgo de sufrir graves consecuencias de la enfermedad, prefieren esperar a que sus conocidos se vacunen primero y comprobar su resultado.

Pero la variante Delta, procedente de India, se extiende rápidamente en EE UU y está poniendo en alerta a las autoridades y personal sanitario en primera línea del virus. “Se transmite hasta un 60% más que las otras variantes y está atacando a un grupo poblacional mucho más joven”, asegura Dadilia Garcés, epidemióloga del Miami Day College.

Estas últimas semanas se está experimentando “una alta incidencia de casos en menores de 35 años que están siendo hospitalizadas con síntomas muy severos”, añade Garcés.

El ciclo completo de la vacuna de Pfizer ha demostrado ser eficaz en un 88 por ciento ante la variante india y las pruebas confirman que protege hasta un 96% contra la hospitalización. Los resultados en laboratorios también confirman que Moderna es efectiva ante las nuevas cepas, incluyendo la Delta.

Derrumbe en Miami Beach

Precisamente el estado más visitado durante este fin de semana por el puente del 4 de julio ha sido Florida, el epicentro de la tragedia estos días tras el derrumbe del edificio de viviendas situado al norte de Miami Beach.

La catástrofe del colapso de este complejo de apartamentos ha dejado, por ahora, un balance de 24 víctimas mortales confirmadas a las que se une el total de 121 desparecidos que todavía continuan bajo los escombros.

El derrumbe de las Torres Champlain Sur se ha convertido en la peor tragedia de la presidencia de Biden, a pesar del dramático aumento de tiroteos masivos y altos índices de criminalidad de este año, desde que comenzó la pandemia. Unas alarmantes cifras que ponen de manifiesto el malestar y la división social acrecentada en los últimos tiempos en EE UU.

Ahora también bajo la amenaza de la tormenta Elsa, procedente del Caribe, la ciudad de Miami se enfrenta con discreción y contenidas ganas de celebrar uno de los festivos de mayor atracción nacional, cancelando la mayoría de los espectáculos de atracciones y fuegos artificiales en conmemoración del 4 de julio por respeto a las víctimas de Surfside y viéndose obligados a acelerar las maniobras de derribo de la parte del edificio que se mantuvo en pie en tras el trágico derrumbe.