El volcán Semeru de Indonesia entra en erupción y mata a una persona y deja 35 heridos

Hay varios mineros y residentes atrapados. Las evacuaciones están en marcha, aunque se ven obstaculizadas por el espeso humo

Imagen de la imponente erupción en Lumajang, Indonesia,
Imagen de la imponente erupción en Lumajang, Indonesia, FOTO: Indonesian National Board for Di EFE

El volcán más alto de la isla de Java, la más densamente poblada de Indonesia, arrojó gruesas columnas de ceniza, gas abrasador y lava por sus laderas en una repentina erupción provocada por las fuertes lluvias del sábado. Al menos un aldeano murió por quemaduras y decenas fueron hospitalizados.

La erupción del monte Semeru en el distrito de Lumajang, en la provincia de Java Oriental, dejó varios pueblos cubiertos por la caída de ceniza.

Una calle llena de cenizas por la erupción del volcán Semeru en Java, Indonesia
Una calle llena de cenizas por la erupción del volcán Semeru en Java, Indonesia FOTO: ANTARA FOTO via REUTERS

Una tormenta eléctrica y días de lluvia, que habían erosionado y finalmente derrumbado la cúpula de lava en la cima del Semeru, de 3.676 metros, desencadenaron la erupción, indicó Eko Budi Lelono, que dirige el centro de estudios geológicos.

Aseveró que los flujos de gas abrasador y lava viajaron hasta 800 metros a un río cercano al menos dos veces el sábado. Se aconsejó a la gente que se mantuviera a 5 kilómetros de la boca del cráter, informó la agencia.

“Gruesas columnas de ceniza han convertido a varias aldeas en oscuridad”, explicó el jefe del distrito de Lumajang, Thoriqul Haq. Varios centenares de personas fueron trasladadas a refugios temporales o salieron hacia otras zonas seguras, dijo, añadiendo que el corte de energía eléctrica dificultó la evacuación.

Los escombros y la lava mezclados con las lluvias formaron un lodo espeso que destruyó el puente principal que conecta Lumajang y el distrito vecino de Malang, así como un puente más pequeño, aseguró Haq.

A pesar de un aumento de la actividad desde el miércoles, el estado de alerta de Semeru se ha mantenido en el tercer nivel más alto de los cuatro que existen desde que comenzó a entrar en erupción el año pasado, y el Centro de Vulcanología para la Mitigación de Riesgos Geológicos de Indonesia no lo elevó esta semana, dijo Lelono.

Un hombre murió a causa de las graves quemaduras, y otros 41 fueron hospitalizados con lesiones por quemaduras, indicó Indah Masdar, el subdirector del distrito. Dijo que se informó de la desaparición de dos aldeanos y de que varios mineros de arena estaban atrapados en zonas aisladas a lo largo del río del pueblo.

Casas enteras de la aldea de Curah Kobokan resultaron dañadas por los escombros volcánicos, añadió Masdar.

Los reportajes de televisión mostraron a personas gritando y corriendo bajo una enorme nube de ceniza, con la cara mojada por la lluvia mezclada con el polvo volcánico. La última vez que el Semeru entró en erupción, en enero, no hubo víctimas.

Indonesia, un archipiélago de más de 270 millones de habitantes, es propensa a los terremotos y a la actividad volcánica porque se encuentra a lo largo del “Anillo de Fuego” del Pacífico, una serie de fallas en forma de herradura.