Ya hay fecha para las elecciones en Hungría

Ese mismo día se celebrará el polémico referéndum sobre la comunidad LGTBQ húngara

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban
El primer ministro de Hungría, Viktor Orban FOTO: POOL New REUTERS

El presidente de Hungría, Janos Ader, ha fijado las elecciones parlamentarias para el 3 de abril, y ese mismo día se celebrará un referéndum sobre cuestiones relacionadas con el colectivo LGBTQ, según informó el martes la oficina del presidente.

Por primera vez desde que tomó el poder en 2010, el primer ministro nacionalista conservador Viktor Orban y su partido Fidesz se enfrentarán a un frente unido de partidos de la oposición que hará que la carrera electoral sea reñida.

Los votantes decidirán si debe continuar con sus políticas que priorizan la soberanía nacional, los valores cristianos tradicionales y las posturas en contra de la inmigración y los derechos LGBTQ, cuestiones que han agriado las relaciones del Gobierno de Orban con la sede de la Unión Europea en Bruselas.

La alianza de la oposición incluye a la Coalición Democrática, los socialistas, los liberales y el antiguo partido de extrema derecha, ahora de centro, Jobbik. Está liderada por Peter Marki-Zay, que en 2018 puso fin a muchos años de gobierno de Fidesz en la ciudad agrícola de Hodmezovasarhely, donde ahora es alcalde.

Marki-Zay asegura que tiene las habilidades para forjar un amplio espectro de votantes que están desesperados por el cambio, sin embargo se enfrenta al desafío de mantener unida su alianza de seis partidos, que ahora está a la par en las encuestas de opinión con Fidesz.

El día de las elecciones, los húngaros tendrán que votar sobre cuatro cuestiones de gobierno relacionadas con el colectivo LGBTQ, ya que Orban se presenta como defensor de los valores familiares tradicionales como parte fundamental de su campaña.

En el referéndum, se preguntará a los votantes si apoyan la celebración de talleres de orientación sexual en las escuelas sin el consentimiento de los padres, y si creen que los procedimientos de reasignación de género deben ser “promovidos” entre los niños. También se les preguntará si los contenidos de los medios de comunicación que puedan afectar a la orientación sexual deben mostrarse a los niños sin restricciones.