Pelosi pone fin a su reinado en la Cámara de Representantes

Renuncia al liderazgo de los demócratas después de que se certificara la victoria de los republicanos

House Speaker Nancy Pelosi of Calif., speaks on the House floor at the Capitol in Washington Thursday, Nov. 17, 2022. (AP Photo/Carolyn Kaster)
House Speaker Nancy Pelosi of Calif., speaks on the House floor at the Capitol in Washington Thursday, Nov. 17, 2022. (AP Photo/Carolyn Kaster) FOTO: Carolyn Kaster AP

La especulación de semanas en torno a la continuidad de Nancy Pelosi culminaba este jueves, empañando la celebrada victoria por la mínima del Partido Republicano en el Congreso de EE UU. La todavía presidenta de la Cámara de Representantes no renovará su liderazgo demócrata tras los ajustados resultados en las elecciones de mitad de mandato, que otorgaban de nuevo el control a los conservadores.

«No buscaré la reelección al liderazgo demócrata en el próximo Congreso», confirmó Pelosi en el atril principal de la Cámara. Pero perder la mayoría de votos no ha sido la razón principal de su retirada, sino el reciente ataque de violencia política que sufrió su marido, Paul Pelosi, a martillazos en su residencia de San Francisco, en California. «Ha llegado la hora de que una nueva generación dirija el ‘caucus’ demócrata que tanto respeto», explicó ante un aforo completo de legisladores demócratas, añadiendo estar agradecida «de que tantos estéis listos y dispuestos a asumir esta increíble responsabilidad».

En sus palabras de despedida, la veterana demócrata describió el Capitolio como «un impresionante edificio blanco con una cúpula magnífica que creía entonces (a la edad de 6 años) como creo hoy (82): este es el edificio más hermoso del mundo por lo que representa», resaltando también la actual fragilidad de la democracia estadounidense. «Para mi querido esposo Paul, quien ha sido mi amado compañero en la vida y mi pilar de apoyo: gracias. Todos estamos agradecidos por todas las oraciones y buenos deseos mientras continúa su recuperación. Muchas gracias», recalcó Pelosi, emocionada ante los aplausos de sus compañeros en pie.

La presidenta de la Cámara de Representantes pone fin así a dos décadas de liderazgo demócrata, dejando atrás uno de los mayores legados políticos del país. Pelosi pasará a la historia como la primera y única mujer en ocupar el cargo y una de las figuras más poderosas de la escena política, siendo la segunda en la línea de sucesión a la presidencia de EE UU, por detrás de la vicepresidenta Kamala Harris.

Cámara de Representantes y Senado EE UU
Cámara de Representantes y Senado EE UU FOTO: T. Nieto

El presidente Joe Biden reconoció el «histórico mandato» de la que considera como «la presidenta de la Cámara de Representantes más importante de la historia».

Para el presidente Biden, aunque Pelosi renuncie al liderazgo demócrata en la Cámara Baja, nunca dejará de proteger la «sagrada democracia» de un país que, dice, tiene «una profunda deuda de gratitud» con ella por «su servicio, su patriotismo y, sobre todo, su dignidad absoluta».

Horas antes, el recuento de votos de las elecciones de mitad de mandato definían al fin la claridad del horizonte político en Washington, reordenando su equilibrio de poder para los próximos dos años. Los republicanos conseguían por la mínima hacerse con el control de la Cámara de Representantes al alcanzar la mayoría de 218 escaños del total de 435 asientos del Congreso. Ex piloto de la Marina y combatiente de la guerra de Irak, el congresista Mike García lograba vencer a su rival demócrata en una ajustada contienda electoral por el distrito 25 de California y llevarse así el mérito de alcanzar en la sede del Poder Legislativo la ansiada victoria republicana.

Biden, al felicitar a través de un comunicado a los republicanos por su victoria en la Cámara de Representantes, reafirmó sus intenciones de trabajar con los congresistas conservadores «para lograr resultados para las familias trabajadoras» durante los próximos 48 meses. «El futuro es demasiado prometedor para quedar atrapado en la guerra política», agregó Biden, extendiendo una mano negociadora a la oposición. El presidente demócrata sabe que su agenda corre el gran riesgo de quedar totalmente bloqueada en la Cámara Baja, al menos de todo lo que dependa del apoyo bipartidista, precisamente una de sus metas principales a la hora de impulsar reformas y leyes desde la Casa Blanca.

«La era del Gobierno demócrata de un solo partido en Washington ha terminado», anunció Kevin McCarthy, que ha pasado de ser el líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes a candidato por su partido para presidirla. Cargo que hasta ahora ha ostentado Nancy Pelosi.