MENÚ
jueves 22 agosto 2019
23:59
Actualizado

El futuro de Assange: ¿extradición a Suecia o Estados Unidos?

El Gobierno británico tendrá que decidir si da prioridad a la orden de arresto de un país europeo o a la petición de extradición de Estados Unidos, donde también es reclamado por filtraciones de documentos confidenciales

  • Julian Assange, durante su cautiverio en la embajada de Ecuador en Londres/Reuters
    Julian Assange, durante su cautiverio en la embajada de Ecuador en Londres/Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

13 de mayo de 2019. 20:38h

Comentada
Goyo G. Maestro 13/5/2019

¿Que posibilidad tiene Julian Assange de ser extraditado a Suecia? ¿Tendrá prioridad la orden de detención que lanzará Suecia sobre la petición de extradición formulada por Estados Unidos? ¿Qué decisión va a tomar el Gobierno de Reino Unido al respecto? El fundador de Wikileaks se encuentra ahora en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, al sur de Londres, calificado como el Guantánamo británico, a la espera de que su futuro a medio plazo quede despejado.

Hace unos días, fue condenado por una jueza británica a 50 semanas de cárcel por violar la libertad condicional cuando pidió asilo en la embajada ecuatoriana en Londres el 19 de junio del 2012. ¿Qué pasará a partir de ahora? ¿Qué futuro le espera después de haber sido detenido el pasado 11 de abril tras varios años refugiado en la embajada?

La justicia de Suecia ha reabierto hoy una causa contra Assange por un caso de violación y abusos sexuales en 2010. Los fiscales decidieron cerrar el caso en 2017 al considerar que era imposible seguir con la investigación mientras Assange siguiera refugiado en al embajada de Ecuador en Londres.

Las opciones de que el fundador de Wikileaks sea extraditado al país nórdico son ahora mayores. De hecho, los fiscales suecos han decidido reabrir la investigación antes de que la denuncia expire en agosto de 2020. La fiscal superior adjunta, Eva-Marie Persson, recordó hoy que los tribunales suecos han concluido en varias ocasiones que las sospechas contra él tienen el mayor grado de verosimilitud.

Persson dijo que “no es posible predecir el resultado del proceso, pero consideró que una investigación preliminar puede realizarse en paralelo al caso en el Reino Unido”. De cualquier forma, la fiscal sueca consideró necesario un nuevo interrogatorio, aunque no descartó que se puede hacer por videoconferencia. Se estima que un proceso de extradición puede prolongarse varios meses y incluso hasta dos años. La siguiente vista oral será el próximo día 30 de mayo.

El ministro del Interior británico, Sajid Javid, tendrá que tomar una decisión teniendo en cuenta la seriedad de las denuncias, el lugar donde fue cometido cada presunto delito, la fecha en que se emitió o se recibió cada solicitud de extradición y si la persona está acusada o condenada por cada presunta infracción.

Existe presión para que sea extraditado a Suecia. Hace unas semanas, más de 70 diputados de distintos partidos británicos enviaron una carta al ministro del Interior para que priorice cualquier proceso de extradición a Suecia.

Como recuerda el diario “The Guardian”, el caso de la posible extradición se podría ver influido por el Brexit. Si la salida de Reino Unido de la UE se consuma sin un acuerdo entre ambas partes, la orden europea de detención podría quedar modificada.

Por su parte, las autoridades norteamericanas quieren que el periodista australiano comparezca ante la justicia de EE UU por su supuesto trabajo en la difusión de miles de documentos confidenciales sobre temas militares y diplomáticos en 2010.

En este país le reclaman por cometer, entre otros, un delito de conspiración y de realizar la filtración de documentos secretos más grande de la historia, lo que podría acarrear una pena de prisión de hasta cinco años.

Nick Vamos, abogado de la firma con sede en Londres Peters & Peters y ex jefe de extradición del Servicio de Procesamiento de la Corona de Gran Bretaña, dijo a Reuters que esperaba que una solicitud sueca tuviera mayor validez que la de Estados Unidos. "En el caso de un conflicto entre una orden de detención europea y una solicitud de extradición de los EE UU, las autoridades del Reino Unido decidirán sobre el orden de prioridad", dijo la Fiscalía sueca en un comunicado.

Un juez británico le dio al Gobierno de los Estados Unidos hasta el 12 de junio para fijar su posición contra Assange. Mientras tanto, el plazo de prescripción por la presunta violación en Suecia es de 10 años, un plazo que se alcanzaría a mediados de agosto del próximo año.

Si es declarado culpable en Suecia, Assange podría enfrentar una pena de cárcel de hasta cuatro años en el país nórdico. Per Samuelson, un abogado sueco de Assange, dijo a la agencia Reuters dijo que la decisión de reabrir el caso era "embarazosa para Suecia".

Elisabeth Massi Fritz, abogada que representa a la víctima en la investigación de violación, instó a los fiscales suecos a actuar rápidamente. “No vamos a rendirnos hasta que se presente un cargo y el caso vaya al juzgado".

Los tribunales británicos deberán pronunciarse sobre cualquier solicitud de extradición y el ministro de Interior, Sajid Javid, decidirá cuál tiene prioridad una vez que los fiscales suecos presenten la suya. En un comunicado, Wikileaks dijo que la reapertura del caso "le daría a [Assange] la oportunidad de limpiar su nombre".

Per E. Samuelsson, el abogado de Assange, reaccionó sorprendido: “Pienso que es una vergüenza para Suecia reabrir la investigación de esta forma tan sencilla. Me parece una conclusión disparatada: hablamos de unos hechos que ocurrieron hace casi diez años y de una persona que probablemente sea extraditada a Estados Unidos”, declaró en cambio el abogado de Assange.

Últimas noticias