Guerra

¿Ofensiva rusa por el norte?: Bielorrusia despliega un regimiento antiáereo cerca de la frontera ucraniana

El ministro de Defensa bielorruso asegura que es una respuesta al envío de armas occidentales a Ucrania

Los vehículos de combate de infantería asisten a un curso intensivo de capacitación en Bielorrusia
Los vehículos de combate de infantería asisten a un curso intensivo de capacitación en Bielorrusia La Razón

Bielorrusia anunció este jueves el despliegue de un regimiento antiaéreo en la región de Brest, cerca de la frontera con Ucrania, debido al aumento de la tensión militar en la región.

"La situación en torno a nuestro país no mejora. Tiene lugar una activa militarización de Occidente, aumenta el potencial militar alrededor de nuestras fronteras. Se suministra armamento a Ucrania, cuyos dirigentes actúan de manera imprevisible", afirmó Víctor Jrenin, ministro de Defensa bielorruso, según informa la agencia BELTA.

Jrenin subrayó que Minsk no tenía más remedio que "reaccionar adecuadamente ante los desafíos y amenazas que pueden surgir en el marco de la seguridad del país".

Explicó que ese regimiento se emplazó en una guarnición militar en la localidad de Luninets, que se encuentra a menos de 50 kilómetros de la frontera ucraniana.

El ministro, que visitó las instalaciones, precisó que al regimiento han sido asignados "los mejores especialistas", que disponen del armamento más moderno.

El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, aseguró en febrero que Rusia había suministrado a Minsk sistemas de misiles tácticos Iskander y cerca de un millón proyectiles de diversos calibres.

Lukashenko, el principal aliado del presidente ruso, Vladímir Putin, en su campaña militar contra Ucrania, destacó que Moscú le envió también "sistemas de defensa antiaérea de largo alcance S-400", a lo que hay que sumar una batería antiaérea Tor.

"Los militares recibieron lo que querían. Es una arma temible", aseveró y agregó que Minsk también recibirá aviones rusos Su-30M y helicópteros Mi-35M.

La víspera Lukashenko instó a Occidente a avanzar hacia una solución pacífica del conflicto en Ucrania y a no provocar una escalada, tras criticar el posible envío de proyectiles con uranio empobrecido por parte del Reino Unido a ese país.