MENÚ
sábado 17 agosto 2019
11:20
Actualizado

La Cumbre Iberoamericana se vacuna contra el populismo

  • El Rey Felipe VI posa en la «foto de familia» de la Cumbre Iberoamericana, ayer en Antigua (Guatemala)
    El Rey Felipe VI posa en la «foto de familia» de la Cumbre Iberoamericana, ayer en Antigua (Guatemala)
Antigua (Guatemala).

Tiempo de lectura 2 min.

16 de noviembre de 2018. 10:45h

Comentada
E. M. M..  Antigua (Guatemala). 16/11/2018

La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, abrió ayer la XXVI Cumbre Iberoamericana an Antigua (Guatemala) con un alegato en contra de los populismos y a favor de la integración regional. En la cita, que reúne a 17 jefes de Estado y de Gobierno (una cifra superior a la de pasadas ediciones), Grynspan advirtió de que si las instituciones no recuperan la confianza ciudadana en Latinoamérica, se creará «un caldo de cultivo» para los nacionalismos y populismos «que amenazan la estabilidad de nuestra región y sus empresas». En el foro empresarial previo a la cumbre de los mandatarios políticos, Grynspan citó entre los riesgos que afronta el desarrollo económico iberoamericano la «amenaza del proteccionismo y la guerra comercial» entre Estados Unidos y China, «que nos podría pillar en medio». «Tenemos que evitarlo a toda costa», conminó la titular de la Segib, quien instó a la patronal a acelerar el crecimiento intensificando la integración y el «diminuto» e insuficiente comercio intra-regional, que solo representa el 16,8%.

En el foro, algunos de empresarios iberoamericanos defendieron la integración económica para frenar las políticas proteccionistas impulsadas por países como EE UU o Brasil. El presidente de la patronal guatemalteca, Marco Augusto García Noriega, pidió a los empresarios tomar la iniciativa, mientras que el vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, instó a fortalecer bloques comerciales como la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile) o Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay). Además de los populismos, los empresarios señalaron una serie de problemas que afectan a los países de la región y que impiden un desarrollo más sostenible e inclusivo, como la corrupción, la falta de seguridad jurídica, la falta de infraestructuras, el exceso de trámites y las barreras arancelarias. Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, pidió a sus homólogos apoyar el multilateralismo y evitar la polarización política.

En esta cita han faltado los presidentes de Venezuela y Cuba, entre otros. Aunque no está en el programa oficial, se espera que la crisis venezolana y la caravana de migrantes centroamericanos sean asuntos que se traten en los márgenes de la cumbre. Efe

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs