Cómo quitar la manicura permanente en casa sin dañar tus uñas siguiendo estos 5 sencillos pasos

¿Quién necesita un salón de belleza?

designecologist para Unsplash
designecologist para Unsplashdesignecologist para Unsplash (nombre del dueño)

Puede que esta cuarentena te haya pillado en el momento justo en el que debías acudir a tu centro de belleza de confianza para retirar ese esmalte permanente de uñas que ya veía dañado. Un aspecto que puede que hasta ahora, cuando ya han pasado varios días desde que diera comienzo el aislamiento, no le habías dado ninguna importancia pero que, por fortuna, tiene una solución muy sencilla. Pese a lo que podrías imaginar en un primer momento.

Solo necesitas un poco de tiempo, algo que durante este aislamiento no es problema, acetona, algodones, una lima, papel de aluminio, aceite y crema hidratante. ¿Lo tienes? Pues toma nota de los 5 sencillos pasos que harán que no solo pases un momento beauty perfecto sino que tus uñas se vean como recién salidas del salón.

1. El primer paso consiste en retirar la capa de brillo del esmalte con una lima. De esta manera lo debilitamos y hacemos más sencillos los pasos posteriores.

2. Impregnamos algodones en acetona pura (a poder ser) y colocamos en cada una de las uñas. Este producto es perfecto para retirar el esmalte, aunque no podemos negar que dejará las uñas secas y débiles. Tras esto, cubrir con una capa de papel de aluminio en cada uña y esperar entre 15 y 20 minutos.

3. Retirar todo y volver a utilizar la lima para acabar con cualquier resto que pueda quedar, si es una acolchada mejor para así evitar dañar más las uñas. (Opcional: si tenemos endurecedor de uñas es el momento de aplicarlo)

4. Aplicar un producto nutritivo oleoso, existen aceites específicos para las cutículas pero si no cuentas en casa con ninguno de ellos, un aceite normal corporal o uno de coco pueden hacer la misma función.

5. Como paso final: hidratación. Una buena crema de manos, y más teniendo en cuenta lo resecas que las tenemos durante estos días, es necesaria.