Fernando Hierro: “Con talento sólo no vale hoy en día”

Fernando Hierro, acompañado de Nasrin Zhiyan y Massumeh Abdi.Nasrin Zhiyan

Fernando Hierro es la representación perfecta de lo que un niño sueña con llegar a ser como futbolista, cuando corretea con el balón por el patio del colegio. Inexpugnable en defensa, ordenando a sus compañeros, luciendo el brazalete de capitán, marcando goles y levantando los trofeos. Es un líder. Sencillamente uno de los mejores futbolistas de la historia del Real Madrid y del fútbol español, codo con codo con los más grandes.

Gracias a las hermanas Yolanda y Nuria Gonzalez conocimos a Fernando Hierro. Sus palabras y elogios hacia Fernando nunca se equivocaron porque con el tiempo y tras conocerlo hemos comprobado que es así. Es un hombre con una amabilidad sin límites y muy detallista que no tiene reparo en atender siempre con una sonrisa a cualquiera de sus innumerables fans y seguidores que tanto le admiran.

Hoy tengo el gran honor de entrevistar a la leyenda del fútbol que yo conozco.

Enhorabuena Fernando por tu magnifica trayectoria profesional. Naciste en Vélez-Málaga. Tus primeros pasos en el mundo del fútbol tuvieron lugar en el Vélez CF de tu ciudad natal y más tarde en el Málaga CF. Debutaste en la Primera División con el Valladolid en 1987 y apenas un mes después disputaste la final de la Copa del Rey contra el Real Madrid. La entidad blanca te fichó dos años más tarde. Tu carrera ha ido en constante ascenso gracias a tu entrega y pasión por el fútbol. Todo niño sueña con ser futbolista. ¿Honestamente, imaginabas que tu sueño se haría realidad?

“..si yo me imaginaba que mi sueño se iba a hacer realidad…Honestamente te digo que para mí era muy difícil entender que yo podía llegar a tener la carrera que he tenido. Cuando un niño empieza a jugar, lo hace por pasión, empieza a jugar con sus amigos, pero nunca piensa que va a llegar a cumplir sus sueños. Es verdad que yo lo tuve más fácil porque mis hermanos eran profesionales. Jugaban en el Málaga, el equipo de mi tierra, y eso me hacía llegar a la conclusión de que trabajando y teniendo pasión y condiciones podía llegar a hacer lo que hacían ellos. Pero la verdad es que ni en mis mejores sueños podía llegar a pensar que llegaría a jugar en el Real Madrid 14 años, jugar en la Selección, jugar 4 Mundiales, seiscientos y pico partidos…Era imposible pensarlo, la verdad.”

¿Cuántos años tenías cuando te descubrieron y cómo fue?

“Mi vida ha sido muy compleja porque yo nunca he llevado un orden natural de las cosas. Yo he salido de un equipo pequeñito de mi pueblo, pasé por varias categorías hasta que llegué al Málaga donde estuve de los 17 a los 18. Ahí no jugué nada, apenas tres partidos; tenía unos entrenadores que no confiaban en mí, me rompí el escafoides, un hueso pequeñito de la muñeca, y al año siguiente, de los 18 a los 19 volví a jugar en el equipo de mi pueblo. Ya a esa edad era muy difícil irte a otro club. Y sí que es verdad que tuve suerte que uno de mis hermanos que jugaba en el Valladolid, convenció a su entrenador para que yo fuese en un periodo de pruebas al filial del Real Valladolid y ahí tuve la suerte de que gracias a mi hermano Manolo y a Vicente Cantatore, un entrenador maravilloso que entrenaba al primer equipo, a las dos semanas ya estaba yo jugando con profesionales en el día a día, y eso era muy difícil de entender para mí. Yo había pasado de entrenar todos los días en un campo de tierra a entrenar en un campo grande con hierba natural. Por lo tanto para mí fue un gran cambio.”

¿Qué futbolista era tu ídolo o a quién te querías parecer de niño cuando jugabas al fútbol?

Yo creo que a Maradona, y yo creo que también para una gran parte de mi generación. Y como yo sabía que no tenía las mismas características físicas ni técnicas, yo a quién realmente quería parecerme era a mis hermanos. Yo a mis hermanos los tenía en casa, los tocaba, jugaba con ellos. Después iba a ver sus partidos profesionales y yo sólo anhelaba eso, el jugar de manera profesional como mis hermanos.

Eres conocido por tu gran competitividad ¿Siempre fuiste el mejor de tu clase? ¿Cuáles eran tus asignaturas preferidas?

En clase, no, no era el mejor. Yo tenía suerte porque tenía el colegio muy cerca de mi casa, y los profesores veían a mi padre y a mi madre todos los días, y siempre les decían lo mismo. Que yo era imposible, que no me concentraba en los estudios porque mi cabeza solo pensaba en el fútbol. Se le nota que la mente la tiene en otro sitio, y por mucho que le exigimos, su hijo no va a salir estudiante. La verdad es que me costó más de un disgusto con mis profesores y con mis padres. Y los profesores tenían razón.

¿Y cuáles eran mis asignaturas preferidas? Ya te he dicho que no fui un gran estudiante, pero yo diría que Geografía. Todo lo que eran los ríos, los afluentes, los sistemas montañosos. Es la que más me gustaba.

¿Quién te ayudo a conseguir tu golpe de suerte?

Yo creo que ya te lo he dicho, mi hermano Manolo y Vicente Cantatore yo creo que fueron cruciales, que aún habiendo tenido esa experiencia fallida en el Málaga y estando jugando en el equipo de mi pueblo, fue valiente. Y además muy buen entrenador. Sobre todo me dieron el respaldo absoluto y la confianza en mis posibilidades A los 10 días yo ya estaba entrenando con el primer equipo, y ya tenía un plan de entrenamiento. Entrenaba con ellos, luego entrenaba yo solo con el preparador físico y luego tenía más trabajo en el gimnasio para el fortalecimiento de la musculatura. Yo tenía todos los días tres horas de entrenamiento y ese año gané unos siete u ocho kilos de músculo. Y también el preparador físico, Lucho Saavedra, que era un fenómeno y me hizo una tabla de entrenamiento, que me hizo conseguir una fortaleza física fundamental para el futuro de mi carrera.

Todo sucedió muy rapido en tu vida. Una carrera vertiginosa. Antes de los 23 años ya habias ganado un titulo de Liga, una Supercopa, fuiste internacional y marcaste un record de goles en la Liga. ¿Cómo recuerdas tu primera sesión de entrenamiento con el Real Madrid?

Pues yo tuve la suerte de haberlos conocido ya de coincidir con ellos en la Selección. A la Quinta del Buitre, a Michel, Manolo Sanchís, Martín Vázquez y Chendo. La primera sesión fue cuando se hizo la presentación del primer equipo en el Bernabéu. Recuerdo que eran unas ochenta mil personas en un partido entre nosotros antes de viajar a Galicia para hacer la pretemporada. Tú imagínate, te pones por primera vez la camiseta del Real Madrid y sales a un estadio que te pones a mirarlo. Recuerdo que yo llegué con otro compañero, Óscar Ruggeri; éramos los dos nuevos, y ver el Bernabéu llenos era increíble. Y yo diciendo, pues “Madre Mía”, si esto es en un entrenamiento, imagínate el día de los partidos. Fue una experiencia maravillosa y algo inolvidable.

¿Cómo recuerdas la primera vez que jugaste con el Real Madrid? ¿Cómo fue y contra qué equipo?

Yo creo que el primer partido con el Real Madrid fue en pretemporada y creo que con el Santander. Luego creo que el que más recuerdo es el del Liverpool por el trofeo del Bernabéu. Era la primera vez que jugaba con la camiseta del Real Madrid en nuestro campo y fue una maravilla y una preciosidad. Y después, como primer partido oficial fue con el Castellón., y creo que empatamos 0-0.

Durante tus 14 años y 601 partidos en el Real Madrid, te convertiste en uno de los mejores defensas de la historia del Real Madrid y del fútbol español, marcando 127 goles en el club y logrando entre otros títulos, cinco Ligas, tres Liga de Campeones y dos Intercontinentales. ¿Cómo ha cambiado el Real Madrid desde entonces?

El Real Madrid ha cambiado mucho. Es verdad que era un Club grandísimo con unas exigencias muy grandes. Yo llegué en la temporada 89-90. Era un equipo muy seguido, muy admirado en España. Yo creo que lo que ha cambiado de ese tiempo a ahora es la imagen internacional, una proyección mundial que ha llegado a todo los rincones del mundo. También han cambiado mucho las instalaciones, con su nueva Ciudad Deportiva, con la Reforma del estadio. Pero sobre todo, la mayor diferencia es su expansión, que ya se estaba produciendo cuando yo me fui en el 2003. Con una gira por China, por Japón, Indonesia, Estados Unidos, Australia también en los últimos años.

Fuiste internacional absoluto con la selección española durante 13 años y su capitán desde 1998, totalizando 89 internacionalidades y 29 goles. Participaste en cuatro Mundiales y dos Eurocopas. ¿Cómo fue tu primer partido como capitán de la selección?

El último partido de Zubizarreta fue en el Mundial del 98, en Francia. Quedamos eliminados en primera ronda, y recuerdo que yo me fui a despedir con él en el campo, fui a darle un abrazo porque él ya había anunciado su retirada, y él me dijo “Lo siento” . Y luego un día, al cabo del tiempo, le pregunté que por qué me había dicho eso, y me dijo que él ya no iba a seguir como capitán, y que los capitanes son los que están para los momentos malos. El ser capitán es un orgullo, una satisfacción, pero que al llevar el brazalete de la Selección, y a partir de ese momento todas las culpas iban a ser mías, aunque la culpa no sea mía y yo no tenga nada que ver, porque para eso eres el capitán. El hecho de la capitanía muchas veces significa responsabilidad con tus compañeros, con tu club, con tu selección, con los trabajadores, con tus entrenadores, con toda la imagen que hay que representar dentro y fuera del campo y es verdad que fue un momento muy emotivo cuando nos dimos ese abrazo. Bendita responsabilidad ser capitán de la selección de tu país.

¿Tienes un gol favorito?

¿Mi gol favorito? Pues fue en Octubre del 93. El gol a Dinamarca en Sevilla, que nos clasificó para el Mundial del 94 en Estados Unidos. Primero por el momento porque teníamos que ganar ese partido y por la épica de jugar con un jugador menos durante mucho tiempo.

¿Cuál es tu mayor fortaleza? El talento no es suficiente. ¿Es tu mente? ¿Cómo te preparas mentalmente para un partido?

¿Cuál es mi fortaleza? Yo creo que la constancia, el querer mejorar día a día, el trabajar la profesionalidad; yo creo que todo eso. Yo respetaba mucho mi profesión por encima de todo. Durante toda mi vida he cedido mucho por mi profesión y además era mi forma de ser.

Es verdad, el talento no es suficiente. Con talento sólo no vale hoy en día. Partidos muy exigentes, un partido cada tres días, todo el mundo está bien preparado, la mayor capacidad de los jugadores para pensar rápido… Hay gente que sin tanto talento ha conseguido hacer una buena carrera. Cuando conjugas el talento con esfuerzo, trabajo y profesionalidad, pues ya hablamos de los grandes genios de nuestro deporte.

La mente es muy importante. Muchas veces o casi siempre, todo se debe a lo que pasa en nuestra cabeza. Cómo lo afrontamos y dónde ponemos el foco. Nuestra profesión es muy exigente a nivel mental. Ir a jugar a un estadio con setenta u ochenta mil personas; mentalmente te tienes que adaptar a que te estén viendo quinientos millones de personas en el mundo. La mente es fundamental para afrontar los partidos. Yo creo que una persona con una buena mentalidad ganadora, yo creo que es gente con mucho ganado. Y actualmente hay muchos profesionales que te ayudan a trabajarlo, mientras que en mi época no había.

¿Y cómo me preparaba mentalmente? Yo era de los que me gustaba aislarme un poco. Estar tranquilo en el hotel, que en aquella época nos concentrábamos mucho más tiempo. Intentaba focalizarme mucho en el partido cuando llegaba al estadio.

A lo largo de toda tu trayectoria profesional como jugador, has tenido diferentes presidentes y entrenadores. ¿Qué destacarías de cada uno de ellos, y cuál de ellos destacarías por tu buena relación con él?

En cuanto a mis entrenadores y presidentes, yo siempre digo lo mismo. Yo aprendí de todos los entrenadores que tuve. Yo les estoy agradecido a todos. Y a partir de ahí, hay entrenadores con los que tienes más química, pero es imposible que haya dos entrenadores iguales, igual que no hay dos jugadores iguales. Y en cuanto a los presidentes, lo mismo. Siempre he tenido con todos ellos una relación fantástica. Ya en Madrid con Mendoza, con Lorenzo Sanz, y los últimos años con Florentino, respeto máximo por todos ellos. Son personas que desarrollan una gran labor y mi relación con ellos siempre ha sido cordial. En el Valladolid la relación era más cercana porque era un club más pequeño. Con Mendoza yo era muy joven. Con Lorenzo Sanz tuve una relación maravillosa y siento mucho su pérdida; tengo mucha pena por no haberlo disfrutado durante mucho más tiempo. Y con Florentino siempre tuve una buena relación hasta el final.

¿En qué competición es en la que más te ha gustado jugar?

La que más me ha gustado evidentemente ha sido la Champions o la Copa de Europa por ese prestigio internacional que daba a la competición, y el poder jugar con la Selección Española era una barbaridad, una satisfacción, un privilegio. Un honor el representar a tu país

Eres uno de los pocos futbolistas que ha disputado 4 Campeonatos del Mundo ¿Cuál es tu mayor logro hasta la fecha?

Pues yo creo que las tres Champions con el Madrid. Pero siempre me faltó haber conseguido algo con la Selección. Es verdad que en mi generación siempre estuvimos cerca pero no lo pudimos conseguir. Nos clasificábamos bien para los mundiales y para los europeos, pero siempre nos faltó algo en las fases finales.

Fuiste director deportivo de la selección española durante la Eurocopa de 2008 y el Mundial de 2010. ¿Cómo recuerdas estas dos victorias y si crees que se puede repetir?

Aquello fue inolvidable. Todo lo que no había conseguido con la Selección como jugador, lo viví como director deportivo tanto el europeo en el 2008 en Austria como en el 2010. Son momentos irrepetibles. Ninguna selección había conseguido lo que España. Aquellas tres victorias fue lo que cambió el fútbol español. Yo creo que es difícil que un hito como ese se vuelva a repetir.

Como entrenador, tras tu paso por la dirección deportiva de la federación española, comenzaste tu trayectoria como técnico en el Real Madrid, al ser nombrado entrenador adjunto de Carlo Ancelotti en la temporada 2014/15. ¿Como fue esta experiencia?

Con Carlo Ancelotti maravilloso. Es una persona muy cercana. Es un entrenador muy tranquilo, que transmitía muy bien su experiencia. Gracias a él y al Club pude estar más cerca del campo, que era lo que yo quería. Porque yo como director deportivo nunca había estado en ninguna charla entre jugadores y entrenadores. Fue una experiencia muy especial y tuve la suerte de conocer a Carlo Ancelotti y a todo su equipo de trabajo de una manera muy cercana.

3 Copas de Europa, 2 Copas Intercontinentales,1 Supercopa de Europa, 5 Ligas,1 Copa del Rey, 4 Supercopas de España, Director Deportivo de Real Federación Española de Fútbol, entrenador del Real Oviedo CF, Director General del Málaga CF y Seleccionador Nacional de España en la Copa Mundial de Rusia 2018.¿Hay algo que te gustaría lograr y que aún no hayas conseguido?

Pues yo creo que como todo en la vida… Yo he pasado por todos los prismas del mundo del fútbol. Tuve la suerte de ser jugador y ganar muchos títulos, de ser jugador internacional, después me saqué la titulación de entrenador, luego fui director deportivo de la Federación, que era un cargo maravilloso y que era la primera vez que existía como tal, Tras esto fui segundo entrenador, después entrenador del Oviedo, y luego, lo de Seleccionador Nacional fue de alguna manera fue una circunstancia muy especial. Era una decisión que te viene en la vida muchas veces que no la esperas, y yo entendí que tenía que afrontarla de la mejor manera, por todo el respeto y agradecimiento que yo le tenía al fútbol español y pensé que en ese momento había que hacerlo, y la verdad es que si volviera a ocurrir, haría lo mismo. La conciencia la tengo tranquila.

¿Qué fue lo que te impulsó y te motivó a ser constantemente el mejor?

Yo creo que en la vida, y en este caso como jugar, si crees que lo sabes todo, no puedes mejorar. Yo creo que con el paso del tiempo yo fui mejorando por todas mis deficiencias. Salí del equipo de mi pueblo sin una buena preparación física ni técnica, y me empujaba mi afán por evolucionar y constantemente ser mejor. Y si había algo en lo que tenía que mejorar, entrenaba, entrenaba y entrenaba, y es que tenía mucho margen de mejora. Y el hecho de ver que el trabajo daba buenos resultados, me motivaba mucho más y me hacía ser constante.

¿A quién le darías el Balón de Oro?

Es una muy buena pregunta… Yo se lo hubiese dado a Raúl en su tiempo, sin duda alguna. También se lo hubiera dado a Maldini, el jugador del Milán, en nuestros tiempos pasados, por llamarlo de alguna forma, se lo hubiera dado a algún jugador español tipo Xavi, Iniesta. Los que fueron campeones del mundo porque ellos marcaron una forma de ser, un estilo, y también consiguieron cosas con sus clubes. Yo creo que el Balón de Oro de 2010 tendría que haber sido para un jugador español sí o sí. Y en la actualidad, yo creo que Sergio Ramos también se merece uno. Es mi opinión.

La Selección siempre ha tenido capitanes muy buenos. ¿A quién ves como el futuro capitán?

La selección siempre ha tenido capitanes de mucha calidad. Cuando yo me fui, Raúl, luego Iker, después Sergio Ramos. Son jugadores con experiencia y que llevan la capitanía muy bien y representan mucho para todos. Ser capitán de la Selección es un motivo de orgullo y satisfacción.

¿Qué futuro tiene la cantera en España?

Pues yo te diría que mucho. Después de la experiencia que estamos viviendo con la pandemia, vamos a ver cómo está la economía de los clubes. La cantera va a ser vital. Chavales que los hayas criado tú, que te hayan costado muy poco dinero, y que te dan mucha representación. Y además son chavales que quieren mucho su Club. Yo creo que la cantera española ha sido siempre extraordinaria, está muy bien preparada, y su labor en los próximos años va a ser muy importante.

¿Si pudieras retroceder en el tiempo, qué harías diferente?¿Qué cambiarías?

Todos con el tiempo, si miras atrás, te hubiera gustado mirar las cosas desde otra perspectiva. Pero cuando hicimos las cosas, las hicimos en un contexto y en unas circunstancias concretas. Yo creo que de verdad, de verdad, yo estoy satisfecho, con lo que hicimos, con los compañeros, con lo que el fútbol me hadado a conocer. Yo creo que cambiaría poco.

¿Qué echas de menos?

Yo creo que a todos. Una vez que dejas tu profesión, quieres descansar tu cuerpo, tu mente, las exigencias, pero al final todos echamos de menos el campo, el verde bien regado, tus botas, el poder jugar más tiempo… Que la época de jugador te durase mucho más tiempo.

En Febrero de 1996, recibiste la Medalla de Andalucía por “ser ejemplo de honradez, pundonor y entrega deportiva para numerosos jóvenes andaluces.” ¿Qué significa esta medalla para ti?

La medalla de Andalucía para mí ha significado mucho. Yo, aunque parezca que no, soy muy andaluz, me gusta mucho mi tierra, siento con mucho orgullo mi tierra. Cada Navidad hacía el esfuerzo de ir a jugar con la Selección andaluza, aunque eso me costara alguna que otra reprimenda de mi club, por la posibilidad de lesionarme. Pero también te digo que hubiera ido a la selección de Málaga o a la de mi pueblo. Todo eso a mí me tira mucho porque no quería perder mis principios, mi juventud, mi infancia. Y para mí aquello fue una satisfacción y lo recibí con mucho cariño.

¿Qué consejos darías a los jóvenes que quieren seguir tus pasos?

Pues mira, yo creo que siempre es difícil asesorar a los jóvenes. Mi opinión es que deben perseguir sus sueños, que en la vida hay cosas buenas, cosas importantes, y sobre todo, que elijan la profesión que elijan, que no dejen los estudios. Porque el fútbol es muy difícil, a lo mejor de diez mil niños solo llega uno, y nunca se sabe lo que puede pasar en el futuro. Pero no solo se lo daría a los niños, también a sus padres, a su entorno.

Málaga, una de las ciudades más antiguas de España, incluso de Europa, y los malageños estan de moda. Málaga es referente de personajes inernacionales como Picasso, Antonio Banderas y Fernando Hierro, además de una Semana Santa declarada de Interés Turístico Internacional, la Catedral de Málaga, el Teatro Romano, La Alcazaba, el Festival de Cine de Málaga, con cada vez más protagonismo, el Teatro del Soho Caixabank, 28 museos que van desde el Museo Picasso , el Museo Carmen Thyssen, Centre Pompidou, Centro de Arte Contemporáneo (CAC) hasta la Colección del Museo Ruso San Petersburgo. Háblame de Málaga y de tus recuerdos y de tus lugares favoritos de la provincia.

Málaga es un referente de mucha gente del deporte, de la cultura…Hace ya unos años salió un video en el que salían los referentes y se hablaba de lo que era Málaga y del futuro que queríamos para Malaga https://www.youtube.com/watch?v=FllLmMaD2ZQ , y cuando uno empieza a ver tanta gente importante de tantos y diferentes ámbitos, pues eso te llena de orgullo. Yo creo que hoy en día Málaga es una ciudad preciosa, que ha evolucionado muchísimo. Creo que tenemos un alcalde que está haciendo un trabajo extraordinario. Málaga se ha convertido en un referente a nivel mundial. Yo cuando viajo por Europa, muchos me dicen que tienen ilusión por conocer Málaga, o por volver si ya han estado, por su encanto

En Diciembre de 2002 ingresaste en la Real Orden del Mérito Deportivo con la categoría de “Medalla de Oro”, la máxima distinción deportiva en España. ¿Cómo recuerdas este dia?

Cuando me dieron La Real Orden al Mérito Deportivo, sentí una satisfacción muy grande. Es un orgullo por haber merecido la pena todo tu esfuerzo, tu forma de vivir en el deporte. Recuerdo ese día como uno de los más bonitos de mi vida, porque entendía que eso era un espaldarazo grande a todo lo que había hecho en mi deporte, y en el deporte en general.

¿Cómo fue la experincia de vivir y jugar en el Al Rayyan Sports Club de Qatar? ¿Qué recuerdos tienes del pais y de su cultura?

Mi experiencia en Qatar fue magnífica. Ellos ya empezaban a preparar su Mundial. Qatar era un país muy pequeñito y ya querían apostar por su imagen a nivel mundial. Yo viajaba cada poco tiempo allí y no paraban de decirme que querían que el mundo entero conociera Qatar. Los recuerdos son muy buenos, el trato fantástico, gente que agradecieron mucho el esfuerzo que hicimos en ir a jugar. Y poco a poco íbamos aprendiendo mucho de ellos, de su cultura. Y siempre había algo que me sorprendía. La verdad es que les tengo mucho cariño y les deseo todo lo mejor.

Eres Embajador Especial del Organismo Mundial del Turismo de Las Naciones Unidas.

Soy embajador de la Organización Mundial del Turismo, a través de Zurab, su Secretario General. Lo hablamos un día, que el turismo cada vez iba a estar más ligado al deporte, que cada vez iba a ser más saludable, y sí que es una gran satisfacción. Y con todo lo que está padeciendo ahora el mundo, este tipo de organizaciones son vitales a la hora de volver a conectar a la gente.

Según la resolución de la UEFA del Fútbol europeo Unido Contra el Racismo, “Los Estatutos de la UEFA establecen que uno de sus objetivos clave es promover el fútbol por toda Europa en un espíritu de paz, entendimiento y juego limpio, y sin discriminación de ningún tipo”. El fútbol debe unir a la gente y trascender las diferencias. Tal y como informa la prensa británica, estrellas de fútbol como Mohamed Salah, Raheem Sterling y Callum Hudson-Odoi vivieron el año pasado episodios de racismo. ¿Cómo se debe evitar y combatir los incidentes racistas y discriminatorios?

Yo te tengo que decir que en los sitios que yo he jugado nunca he visto discriminación. El deportista en general no hace diferencias y no discrimina a nadie. Yo, de verdad, nunca he tenido la sensación de vivirlo. Me preocupa, evidentemente, ciertos comentarios de la gente en los estadios, ciertos cánticos; no los entiendo y no entiendo que haya gente que vaya al campo para emitir esos gritos racistas. Y yo creo que todos tenemos una responsabilidad. Y todo jugador, independientemente de su cultura, su país, su color de piel, todos somos iguales. El mundo del deporte se debe unir para lanzar un mensaje. Tanto la UEFA como la FIFA llevan tiempo haciéndolo., para que el mensaje cale sobre todo en los más jóvenes.

¿Te preocupa el medioambiente?

Me preocupa el medioambiente como a todo el mundo. Me preocupan los plásticos en los mares. El hecho de todas estas cosas que están pasando, siempre me ha creado inquietud. Un mundo más natural, más saludable, más verde por llamarlo de alguna forma.

El 23 de Marzo cumpliste años. ¡¡Felicidades!! ¿Dónde y cómo lo celebraste? ¿Qué hiciste para que el confinamiento fuera más llevadero?

Pues lo celebré aquí en casa, tranquilo. Un cumpleaños diferente. Yo creo que hemos pasado experiencias que nunca creímos que fueran a suceder. Y todos seguro que hemos sacado conclusiones., y muchas de ellas positivas también. Esa empatía con la familia, con los amigos y con nosotros mismos, que nos hemos podido conocer mejor.

¿Cómo ha afectado el tema del confinamiento al mundo del deporte y al futbol en particular?

El confinamiento ha afectado mucho al fútbol como al resto de deportes. Lo ha trastocado. Se ha parado la Liga, ahora se va a reiniciar. El fútbol no está fuera de nuestras vidas, y con esta pandemia es algo que no podíamos prever nadie. Yo creo que va a tener un impacto en todas las profesiones, y no sé si esto seguirá igual durante mucho tiempo, pero está claro que el fútbol se va a resentir.

¿Cómo crees que va a ser el futbol a puerta cerrada? ¿Alguna vez has jugado un partido así?

Yo nunca he jugado a puerta cerrada. Yo creo que va a ser una situación muy especial, de ahí la incertidumbre. Pero yo creo que va a ser mucho más aburrido por todo lo que lo rodea. Por la que se está viendo ya en Alemania que ha vuelto a empezar de nuevo su Liga, parece ser que el factor campo va a ser menos relevante, y es algo que nos va a pasar a todos. Se va a perder un poco de efecto del público a tu favor. Y también tenemos que ver cómo se adapta el jugador a jugar sin su público. De lo que sí estoy seguro es que se va a escuchar mucho más lo que es el fútbol en la televisión. Ahora mucha gente se va a dar cuenta de la pila de comentarios que hay en el fútbol, y que normalmente se pierden en el entorno. Y puede sorprender.

¿Cuál es tu look/estilo en un día de descanso?

Mi look…Cuando voy a actos siempre llevo traje con camisa blanca y sin corbata. Y en un día cualquiera soy más de vaquero con zapatillas y una camisa o camiseta, con americana o cazadora; un estilo mucho más informal.

Las mujeres nos fijamos mucho en tu estilo. ¿Eres consciente de tu sex appeal?

¡Oye! Jajaja Pues no soy muy consciente, pero muchas gracias Yo trato de ser natural. Lo hago por mí mismo y me siento bien. Jajaja Intento ir cómodo, lo más normal posible, pero a la vez me gusta ir bien, porque también me hacer sentir bien. Jajajaja pero muchas gracias por decirme que las mujeres os fijáis en mi estilo.

Como futbolista pasas mucho tiempo al aire libre y la piel se castiga. ¿Cuéntanos cómo te cuidas?

Lo puedo decir, ¿no? Gracias a ti tengo muy bien la piel, la conservo mucho mejor. Es verdad que el hecho de estar tanto tiempo expuesto al sol, al aire libre, la piel se castiga, y gracias a tus consejos y a tu asesoramiento, lo llevo muchísimo mejor. Desde que te conocí tengo la piel mucho más hidratada. Pero yo siempre después de ducharme me he puesto mis cremas, pero nunca con la profesionalidad como lo hago con las vuestras. Muchas gracias por tus consejos y por lo que me ayudas con mi piel.

¿Cuidas tu alimentación?

Sí que cuido mucho mi alimentación. Normalmente soy muy estricto. Me gusta comer sano. Soy más de comer verduras, ensalada, pescado a la plancha, pero no me privo dde comer otras cosas, de comer paellas o carne en una comida con amigos, o un cordero, y disfruto del momento.

Estás muy en forma.¿Qué deportes practicas?

Ahora, además del gimnasio, me gusta jugar al tenis y últimamente la bicicleta de montaña también, que hace que las articulaciones me sufran menos.

La vida privada siempre esconde secretos. ¿Cuál es la afición que te ayuda a desconectar de tu día a día?

En mi vida privada me gusta juntarme con mis amigos, disfrutar con mis hijos. Yo creo que soy bastante transparente y no tengo un secreto especial que me haga desconectar. Soy de ducharme y ponerme música, o ver la televisión. Y para desconectar del día a día, lo hago con mis seres queridos, con mis hijos, con mis amigos, esos ratos de charla y relax.

Una escapada de fin de semana para cambiar el aires…

Me gusta hacer escapadas, pero no tanto de fin de semana si no de diario a Málaga, a ver a la familia, para estar allí tranquilo en mi pueblo con mis hermanos y mi madre. Y también me hago alguna que otra escapada por el Norte de España a ver amigos; esa zona me encanta. Todo lo que es la zona del País Vasco, Cantabria, Asturias, Galicia también. España es un país maravilloso y tenemos que disfrutarlo.

¿Qué música sueles escuchar?

La música que escucho suele ser flamenquito, a veces, por insistencia de mis hijos también escuchamos reggaetón, pero sobre todo música española. Soy muy, muy, muy tradicional y en eso, la verdad que invento poco.

¿Qué series estas viendo?

He aprovechado el confinamiento para ver Homeland, una serie que me ha encantado; muy llevadera y cada capítulo una sorpresa nueva. Y también he visto la de Michael Jordan, que ha sido mi ídolo y me apetecía mucho verla.

¿Qué libros tienes en tu mesilla de noche? ¿Que sueles leer?

Ahora estoy leyendo Sapiens, un libro que me regaló mi hija por mi cumpleaños y que habla de la historia de la humanidad, así que es muy llevadero y es un libro fantástico.

Tus restaurantes favoritos

En cuanto a mi restaurante preferido, pues tengo de todo. Me gustan mucho los de mis amigos. Yo llevo viviendo prácticamente treinta años en Madrid y me encanta el Txistu, por todo el cariño que nos tenemos, el Fiandón, El Cuenco de Pepa, El Tragu, todos los del grupo de Sandro, Amazónico. Y en Aravaca, donde vivo yo hay sitios como Barbillón, que es un sitio donde nos tratan muy bien, y tenemos allí muy buenos amigos.

Has viajado por todo el mundo. ¿Cuáles son tus ciudades favoritas?

Una de mis ciudades favoritas es Nueva York, que cuando la conocí es la que más me impresionó. Me encanta también París, Londres. Tuve la suerte de viajar con la familia a África, que fue una experiencia de vida maravillosa y que nos impresionó mucho. Pero como España y Madrid, es difícil de cambiar, y somos unos privilegiados.

¿Que objetos no faltan en tu maleta de viaje?

En mi maleta de viaje no puede faltar mi neceser, mis cremas, mi cepillo de dientes y una camiseta para dormir. Y también un Ipad para poder ver una película para ir entretenido en el viaje. Pero lo de la camiseta es algo que desde siempre la llevo como una costumbre.

Un vicio irreprimible

Un vicio…..pues no perder tus códigos, tus principios, los valores de la infancia. No perderte a ti mismo es algo muy importante. Y otro vicio, una comida con los amigos, o con los veteranos, y seguimos contándonos nuestras batallitas.

Un lujo

Un lujo….Yo creo que un lujo es vivir. La vida en sí es un lujo y tenemos que tratarla como tal. Y un lujo también es tener amigos y familia.

Un capricho inconfesable

Un capricho inconfesable…..jajaja Pues si te lo confieso…. No soy muy caprichoso, la verdad. Hubo una época en la que me dio por relojes, pero ya no tengo ningún capricho desmedido o inconfesable.

Un sueño por cumplir

Un sueño por cumplir….pues todo soñamos , y el día que dejemos de soñar, dejaremos de ser nosotros mismos, y de querer vivir la vida, y de querer vivir más feliz. Yo creo que todos tenemos un sueño por cumplir, ya sea nivel profesional o personal. Yo creo que lo importante es soñar, y no perder esa ilusión como la que tienen los niños.

Teneis dos maravillosos hijos, Claudia y Álvaro. Son unos influencers e instagramers muy guapos ¿Les sigues en Instagram?

Álvaro y Claudia, 25 y 27 años, son chicos extraordinarios, maravillosos…¡Qué te voy a decir yo! Los adoro, los quiero con todo mi corazón y ellos saben lo importantes que son para mí. No les sigo en Instagram porque no tengo; no tengo redes sociales. Tengo algún amigo que de vez en cuando me enseña lo que ha colgado Álvaro o Claudia, pero no les suelo decir nada de lo que cuelgan. No investigo mucho.

¿Cómo te gustaría ser recordado?

Me gustaría ser recordado como alguien que ejerció su trabajo con honestidad, alguien que a nivel personal fue un tipo normal, y a nivel familiar con mis hijos, alguien que tuvo siempre cercano a ellos, y me tendrán siempre. A nivel personal yo creo que he ido haciendo buenos amigos por donde he pasado.

Gracias Fernando por tu tiempo. Para mi es un verdadero privilegio conocerte y me ha encantado entrevistarte.

Que sigan los éxitos. Hasta pronto.