No hay verano sin vestido lencero, y estos son lo más bonitos ahora en las tiendas

Este sencillo diseño favorece siempre tengas el cuerpo que tengas.

La modelo Marta Ortiz con un vestido lencero de su tienda Matiz
La modelo Marta Ortiz con un vestido lencero de su tienda Matiz@martaortizp

También conocido como slip dress en su versión en inglés, esta prenda es una de las creaciones “recientes” más temporales que existen. Y es que aunque apareció en nuestras vidas en la década de los 90, desde entonces no hay temporada que no se cuele de un modo u otro en nuestros armarios. Pero si hay una estación especialmente pensada para brillar con él esa es sin duda el verano.

Como todo lo que estaba de moda en aquella época, las culpables de su auge fueron las conocidas como top models, esa nueva especie de mujeres que habían traspasado la pasarela convirtiéndose en auténticas figuras mediáticas tan famosas como Madonna. La moda minimalista que imperaba en los 90 era perfecta para la aparición de este tipo de vestidos, que además lucían especialmente sexys sobre los cuerpos esculturales de Cindy Crawford o Claudia Schiffer. Algunos diseñadores lo vieron muy claro, como fue el caso de John Galliano o Jean-Paul Gaultier. Los diseños de aquella época aún son cotizadas piezas de las tiendas de segunda mano más exclusivas.

De ahí, este vestido pasó a ser el favorito de otro tipo de mujeres, con siluetas menos exuberantes y una clara predilección por los diseños especialmente sencillos y cortes rectos. Kate Moss fue el mejor referente, y sus apariciones de aquella época siempre solían ir acompañada de un lencero (y de Johnny Depp) en alguna de sus versiones, corto, largo, midi, incluso transparente, demostrando a las mujeres que otro nuevo concepto de la palabra sexy había nacido. Otras famosas como Winona Ryder o Gwyneth Paltrow también hicieron del famoso slip dress su seña de identidad para pisar las alfombras rojas.

Y aunque en los 2000 perdió su corte fluido y ligero, lo cierto es que no desapareció del todo, solo se transformó en una versión algo menos discreta y más ajustada. Pero con el cambio de siglo volvió a su forma inicial, siendo especialmente valorado pasado el 2010, y desde ese momento no hay año que no nos haya acompañado. Ya sea con detalles de encaje (uno de los acompañantes más comunes), con bordados, estampados, o en su forma más sencilla, el vestido lencero es tan intrínseco al verano como las chanclas o el bikini. Por eso hemos querido hacer un rápido repaso a nuestras firmas de cabecera para traerte algunos modelos con los que triunfar.

Vestido lencero con detalles de aberturas laterales y encaje, de & Other Stories (27 euros)

Vestido lencero con detalles de aberturas laterales y encaje, de & Other Stories FOTO: & Other Stories Vestido lencero con detalles de aberturas laterales y encaje, de & Other Stories

Vestido lencero tie-dye, de Zara (35,95 euros)

Vestido lencero tie-dye, de Zara FOTO: zara Vestido lencero tie-dye, de Zara

Vestido con tiras cruzadas en la espalda, de Monki (30 euros)

Vestido con tiras cruzadas en la espalda, de Monki FOTO: Monki Vestido con tiras cruzadas en la espalda, de Monki

Vestido de satén con estampado de leopardo, de Mango (29,99 euros)

Vestido de satén con estampado de leopardo, de Mango FOTO: Mango Vestido de satén con estampado de leopardo, de Mango

Vestido midi satinado lencero, de Bershka (22,99 euros)

Vestido lencero blanco, de Bershka FOTO: Bershka Vestido lencero blanco, de Bershka