La chaqueta que todo lo hace elegante (y pijo) existe y VICTORIA FEDERICA ya se ha enamorado de ella para llevarla con vaqueros como María Pombo

Y es de la marca de sus amigos influencers.

Victoria Federica como toda una influencer en su cuenta de Instagram.
Victoria Federica como toda una influencer en su cuenta de Instagram. FOTO: @vicmabor

¿Os acordáis de la chaqueta con la que nos enamoró María Pombo? Pues ahora también ha enamorado a Victoria Federica que ya se ha convertido en toda una influencer. Y no solo por el número de seguidores en su cuenta de Instagram que ya suma más de 115K, si no porque también es parte ya de la ‘chupi pandi’ de influencers en España. Además, ya posa como toda una creadora de contenido con sus mejores looks. Así que ya no hay dudas, estamos ante la primera influencer en la Casa Real española.

¿Una chaqueta para toda la vida? Es esta que ha estrenado Victoria Federica para para empezar febrero y es de la nueva marca de sus queridos amigos María García de Jaime y Tomás Páramo. Hablamos de Himba, la nueva marca de ropa creada por este joven matrimonio y que, desde ya, necesitamos en nuestro armario. Una marca que tiene los mejores básicos para toda la vida y además, están diseñadas y fabricadas en España y con tejidos de la mejor calidad. Son colecciones súper exclusivas y te va a enamorar como a María Pombo y a Victoria Federica.

De silueta oversize, estructurada y con unas hombreras de escándalo, la chaqueta Agustina potenciará cualquier look como ha dejado claro Victoria Federica en su cuenta de Instagram. Tiene un cuello caja redondeado y botones joya de diseño floral, que le dan un poco de colora la prenda. Una chaqueta en un elegante crepé de lana en color navy, que combinan con un forro interior de rayas metalizadas. ¡Elegancia máxima!

Chaqueta Agustina (180€)

Chaqueta Agustina.
Chaqueta Agustina. FOTO: Himba
Chaqueta Agustina.
Chaqueta Agustina. FOTO: Himba

Corte oversize, estructurado y con hombreras que potencia cualquier look y además nos recuerda a las chaquetas de nuestras madres en su juventud. Seguro que hasta la Reina Sofía se la pide.