MENÚ
lunes 22 octubre 2018
17:02
Actualizado
  • 1

El entusiasmo de actores y público avivan la gran fiesta del teatro de Valladolid

La teniente de alcalde, Ana Redondo, califica de «fantástica» la 19 edición del TAC en la entrega de premios

  • Foto de familia de la concejal de Cultura, Ana Redondo, con el jurado y los galardonados en la 19ª edición del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid
    Foto de familia de la concejal de Cultura, Ana Redondo, con el jurado y los galardonados en la 19ª edición del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid / Rubén Cacho/Ical
Valladolid.

Tiempo de lectura 2 min.

27 de mayo de 2018. 20:40h

Comentada
I. de F..  Valladolid. 28/5/2018

El Festival de Teatro y Artes de Calle de Valladolid (TAC) bajó ayer el telón a ocho días intensos de representaciones en salas y en las plazas y calles de la ciudad.

Jornadas en las que el Festival ha hecho frente a las abundantes lluvias caídas durante estos días en la capital vallisoletana gracias al entusiasmo de las compañías teatrales participantes pero también a la fidelidad de un público entregado a la causa, que ha disfrutado de la calidad de las representaciones.

Lo destacaba ayer la concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid y teniente de alcalde, Ana Redondo, tras entregar los premios de esta 19 edición: «Ha sido un festival fantástico, con una predisposición de las compañías ante las adversidades climatológicas digna de elogio, lo que pone de manifiesto que el teatro es una de las señas de identidad de Valladolid, además de una manifestación cultural viva y necesaria». Los belgas de Peeping Tom, con su espectáculo «Moeder», en la categoría de espectáculo de sala, y The Primitives, con su trabajo «Three of a kind», en la sección de calle, han logrado los premios gordos del Festival de Teatro y Artes de Calle de Valladolid, que ha valorado así la calidad de sus propuestas. Los primeros, «por su puesta en escena multidisciplinar y lo impactante de la interpretación» y, los segundos, por haber ejecutado un espectáculo de calle» en estado puro, que consigue convertir al público en protagonista». Igualmente, el TAC ha entregado el Premio de Circo Emilio Zapatero a la compañía francesa Rasposo, «por concentrar la tradición del circo, el riesgo, la magia y la poética», mientras que el artista libanés Wajdi Mouawad se hizo merecedor del premio a la Mejor Interpretación «por su derroche de matices expresivos y dominio de la escena» en «Seuls».

El jurado de la sección oficial premió también el último montaje de Kukai Dantza y Sharon Fridman, «Erritu», como el Espectáculo más Original e Innovador «por su capacidad de convertir la tradición y el rito en un lenguaje contemporáneo».

Además, el artista vallisoletano Eduardo Cuadrado recibió una mención especial por parte del jurado por su instalación «Sombras de ilusión», situada en la plaza de San Pablo, que ha cautivado a los que la han visto. Mientras que la compañía vallisoletana Teatro Corsario se hizo con el premio Estación Norte, por su espectáculo «El patio».

Denuncian la situación de las artes escénicas

El director de la compañía burgalesa Kicirke, Kike Sebastián, recogió el premio en la Sección OFF por su representación del payaso clásico en «El Comediante». Si bien, sus palabras al recibir el galardón fueron para denunciar el mal momento que atraviesan las artes escénicas de la Región. «Soy un afortunado al formar parte del ocho por ciento de los actores de Castilla y León que pueden vivir gracias a su profesión», señaló.

Últimas noticias