MENÚ
sábado 17 agosto 2019
23:52
Actualizado

Colau deja su futuro en manos de las bases

La líder de BComú consulta a la militancia si prefiere un pacto con el PSC con ella como alcaldesa o con ERC

  • Ada Colau, durante el último pleno de este mandato en el que se despidieron 30 de los 41 concejales que no repetirán en el próximo consistorio, en plena negociación por la alcaldía
    Ada Colau, durante el último pleno de este mandato en el que se despidieron 30 de los 41 concejales que no repetirán en el próximo consistorio, en plena negociación por la alcaldía /

    EFE/ Quique García

Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

13 de junio de 2019. 13:17h

Comentada
Javier Gallego Barcelona. 13/6/2019

Tras muchas reservas por los riesgos que el movimiento entraña, Ada Colau ha dado el paso y va a consultar a las bases qué hacer el sábado: pactar con el PSC con ella de alcaldesa o pactar con ERC con Ernest Maragall de alcalde. El resultado de la consulta, que es telemática, se conocerá mañana por la tarde. La intención inicial de la líder de BComú, que aspira a la reelección, era tratar de ser investida y fraguar un acuerdo posterior para evitar a la militancia -que ya votó a favor de echar al PSC del gobierno municipal tras la aplicación del 155-.

Pero los socialistas catalanes querían una entente previa al 15-J como garantía, lo que ha forzado a Colau a consultar a sus bases, ya que así lo marcan los estatutos del partido. Ahora bien, Colau ha querido desvincular un acuerdo de investidura de un acuerdo de gobierno, que habría que negociar posteriormente -aunque la investidura también incluye el compromiso de sellar ese acuerdo con el PSC-. De cara a la consulta que se celebra entre hoy y mañana, la líder de BComú ha marcado su posicionamiento y se muestra a favor de un pacto con el PSC, “no por las siglas de un partido u otro”, sino por retener la alcaldía: “Hemos aprendido muchas cosas estos años y hemos constatado la importancia de la alcaldía para liderar la política y marcar las prioridades de la ciudad”, ha esgrimido esta mañana en una rueda de prensa celebrada en la sede del partido. A su juicio, la vara de mando “no solo tiene un papel simbólico”, sino que es “clave para marcar las prioridades y por la capacidad ejecutiva” que otorga. “Queremos consolidar las políticas valientes del mandato anterior”, ha añadido.

En este sentido, bajo ese mismo prisma se ha referido a los necesarios votos de Manuel Valls para que su investidura fructifique. “No nos gusta esta situación y nos ha hecho dudar mucho, porque era una situación inesperada y no deseada. Pero después de mucho debate importante, hemos llegado a la conclusión de que queremos gobernar para marcar una agenda de cambio, y no debemos renunciar a gobernar por tres votos que no hemos ido a buscar y están sobre la mesa y que pueden hacer posible esta investidura”, ha afirmado. “Estos tres votos no modificarán ninguna de nuestras posiciones: seguiremos defendiendo intervenir el mercado de vivienda, regular el turismo o pedir la libertad de los presos”, ha precisado.

Colau ha lamentado que no haya sido posible el tripartito con PSC y ERC aunque ha celebrado que, gracias a las negociaciones que se han producido durante estas dos semanas, ha habido avances encaminados a resquebrajar la dinámica de bloques que ha generado el “procés”. “Estamos más cerca hoy de un acuerdo entre los tres partidos que hace dos semanas”, ha subrayado.

De esta manera, si las bases de BComú (10) optan por el PSC (8), entre ambas formaciones sumarían 18 concejales -la mayoría absoluta está situada en 21 ediles-. Por tanto, precisa, como mínimo, de tres concejales de Valls (6).

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs