MENÚ
lunes 17 junio 2019
07:01
Actualizado

Además de contratar afines, también despidieron a simpatizantes del PP

Las irregularidades en la gestión de Divalterra eran tales que llegaban incluso a afrentar a algunos de los altos directivos, como es el caso de la cogerente, Agustina Brines

Valencia.

Tiempo de lectura 4 min.

16 de abril de 2019. 21:32h

Comentada
Toni Ramos .  Valencia. 17/4/2019

Las irregularidades en la gestión de Divalterra eran tales que llegaban incluso a afrentar a algunos de los altos directivos, como es el caso de la cogerente, Agustina Brines.

Según señala el sumario, «con fecha 17 de octubre de 2017, la directora gerente, señora Brines informa al señor Pellicer con lágrimas en los ojos que, con fecha 3 de octubre de 2017, el señor Cuerda le entregó una lista con treinta nombres de trabajadores brigadistas de Divalterra, con instrucciones de Ricard Gallego para ser despedidos por ser simpatizantes o afiliados al Partido Popular.

El sesgo partidista se evidencia en cada párrafo de los informes que obran en el sumario como cuando se indica que «con fecha 6 de febrero de 2018, piden al secretario de Divalterra que ayude a disfrazar la contratación de los altos cargos del PSOE Víctor Jiménez y Vicente Lucas porque es un compromiso del partido y del presidente (...)» El secretario advierte del delito y en ese momento se le muestra un 'whatsapp' del jefe de Gabinete de Rodríguez en el que presiona diciéndole «que haga algo por dos compañeros de partido que están en el paro».

Dentro mismo de los órganos de dirección de Divalterra las discrepancias eran enormes porque el director gerente de Divalterra considera que el jefe de gabinete de Rodríguez «es un hijo de puta que va a hundir al presidente y al PSOE».

Además, tras los informes en contra de las contrataciones, se sigue disponiendo de estas fórmula al menos en dos ocasiones más. Así «siguiendo con la misma idea de contratación de personal de alta dirección al margen de cualquier procedimiento de selección que implique publicidad, mérito y capacidad, por parte del gerente de Divalterra se informa el 18 de enero de 2018 que siguiendo instrucciones del presidente hay que contratar sí o sí a los dos nuevos altos cargos del PSOE y que nosotros tenemos que colaborar».

Y se añade en el sumario que «vista la intención de volver a realizar dos contrataciones bajo la modalidad de alta dirección por el presidente de la Diputación se vuelve a solicitar informe por parte de los gerentes de la empresa Divalterra a la asesoría Tomarial que con fecha 8 de febrero de 2018 emite informe, en el mismo sentido que los que ya tenían conocimiento, donde de forma clara indica que no se ajusta a la ley las dos nuevas contrataciones y que en ningún caso pese a los poderes que se les quiere conferir pueden ser considerados dichos contratos como de alta dirección, señalando que irían en contra de una buena administración la existencia de ocho personas con facultades para dirigir la empresa.

Además, se señala que «sería ingestionable cualquier sociedad si diversas personas pudieran obligarse por la misma con las mismas facultades amplias de disposición y de dirección íntegra de la sociedad, en todos los aspectos trascendentales. Conllevaría al absurdo de que una persona pudiera decidir una cosa y otra la contraria. Indicando que estas funcione se reservan al director general o gerente, y en este caso concreto ya hay dos».

El sumario evidencia así, el conocimiento de la ilegalidad.

Últimas noticias