MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
09:35
Actualizado
  • 1

El cardenal Cañizares asegura que la Humanae vitae es una «encíclica social, también para no creyentes»

  • Cañizares durante la presentación del libro «Regulación de la fertilidad humana a la luz de la Carta Encíclica Humanae vitae (Sekotia Editorial, 2018)»-AVAN
    Cañizares durante la presentación del libro «Regulación de la fertilidad humana a la luz de la Carta Encíclica Humanae vitae (Sekotia Editorial, 2018)»-AVAN
Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

09 de noviembre de 2018. 19:29h

Comentada
V. R..  Valencia. 9/11/2018

El cardenal arzobispo Antonio Cañizares, gran canciller de la Universidad Católica de Valencia (UCV), presidió ayer jueves la presentación del libro «Regulación de la fertilidad humana a la luz de la Carta Encíclica Humanae vitae (Sekotia Editorial, 2018)», donde remarcó que el documento eclesial de san Pablo VI «no es simplemente personalista o moralista, sino que es una encíclica social: afecta a la sociedad y denuncia con fundamento lo que algunos quieren denunciar sin fundamento: la persona y el bien común, la verdad, está por encima de cualquier otra concepción de la persona».

Igualmente, el cardenal Cañizares aseguró que «en el fondo de la Laudato Si de Francisco está la Humanae vitae, que es la ecología integral», así como reiteró la «defensa y elogio de la mujer» que encierra el documento. Por ello, invitó a releerla «más aún con todo lo que está en juego en esta sociedad, sobre todo en la europea».

«Cuánto bien ha hecho esta encíclica, cuántos bienes ha aportado a la Iglesia, al conjunto de los creyentes, al mundo entero en estos 50 años de su existencia: el mundo hubiese sido otro si no hubiese sido por la ella», subrayó.

Así, el gran canciller de UCV aseguró que la Humanae vitae fue un texto «verdaderamente profético» y «como todo lo profético, se atrevió a ir contracorriente. Eso ni se lo perdonaron ni se lo perdonan muchos aún a san Pablo V. Lo ‘apedrearon’, como a los profetas».

En el acto de presentación del libro -publicado con motivo de los 50 años de la encíclica Humanae vitae-, celebrado en la sede de San Juan y San Vicente, intervino también Justo Aznar, director del Observatorio de Bioética de la UCV y coordinador de la obra, quien expuso algunas claves del libro.

Así, señaló que la píldora contraceptiva «constituyó una de las más importantes revoluciones sociales del pasado siglo. Hay muchos problemas que pueden afectar a la moral del individuo y especialmente de la pareja, como el aborto, la eutanasia, la procreación asistida o la ideología de género; pero la mayoría de ellas, de forma indirecta. Sin embargo, todo lo relativo a la regulación de la fertilidad humana, afecta muy directamente a la gran mayoría de las personas que viven en pareja. Parece inevitable que la utilización o no de medios contraceptivos sea un problema que pasa directamente por la plaza mayor de sus conciencias, y que por tanto, de alguna forma, incida en las decisiones más trascendentes a tomar en relación con sus convicciones morales».

Últimas noticias