MENÚ
martes 15 octubre 2019
04:11
Actualizado

García Fuster habla de un recaudador anónimo que le daba dinero para el PP

María José Alcón se acogió a su derecho a no declarar y García Fuster no quiso contestar con claridad a todas las preguntas

  • García Fuster no quiso hacer declaraciones a su salida de los tribunales, pese a la insistencia de los periodistas que a punto estuvo de provocar un altercado con su letrado.
    García Fuster no quiso hacer declaraciones a su salida de los tribunales, pese a la insistencia de los periodistas que a punto estuvo de provocar un altercado con su letrado.
Valencia.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de abril de 2016. 14:48h

Comentada
Valencia. 9/4/2016

La que fuera secretaria del grupo municipal «popular» en el Ayuntamiento de Valencia, Carmen García Fuster, apuntó ayer la existencia de un «recaudador anónimo» que le daba dinero para el partido.

García Fuster no quiso desvelar su identidad, ni siquiera aclaró si lo conocía, y cuando se veía acorralada por las preguntas de su señoría o del ministerio fiscal, se acogía a su derecho a no declarar. Según la declaración de Fuster, este recaudador recogía dinero por las agrupaciones del partido y de vez en cuando le entregaba cantidades.

García Fuster sí que reconoció que «pude ser yo quien dijo que hacía falta dinero para la campaña» y que a partir de ahí, el Comité de Campaña decidió hacer la aportación de mil euros, pero dijo desconocer quién dio la orden, e incluso quién formaba parte del comité de campaña en las pasadas elecciones municipales.

Fuster dijo que la aportación de los mil euros fue voluntaria y que no se le devolvió a nadie.

Pintó una contabilidad caótica del PP de Valencia y reflejó una total falta de control financiero sobre la cuenta que el partido tenía en el Banco de Sabadell. También negó que nadie del partido supervisara las cuentas del PP en la ciudad de Valencia y dio una imagen de la formación en la ciudad como un reino de taifas, muy ajustada a la realidad, por otra parte.

También se refirió a la exconcejal María José Alcón, citada a primera hora de la mañana en la misma vista, y que se acogió a su derecho a no declarar. Fuster dijo de Alcón que «es una mentirosa» y añadió que hacía más de dos años que no se hablaban.

Respecto del resto de asesores que afirmaron que devolvían el dinero, la exsecretaria del grupo señaló que «era todo mentira» y especialmente la conversación con una de las asesoras de Grau, testigo en la causa quien dijo que Fuster la echó de su despacho a chillidos.

También negó la discusión con otra imputada que presuntamente le devolvió los mil euros al día siguiente de recibirlos. La exsecretaria del grupo negó todas estas circunstancias.

Respecto a los pagos a la empresa Trasgos, García Fuster dijo que los hacía por orden del vicealcalde Alfonso Grau.

Respecto al dinero que la Guardia Civil encontró en el registro de su casa, Fuster señaló que provenía de una herencia y de un reparto que hizo su tía entre las sobrinas.

Por su parte, el exportavoz del PP en el grupo municipal, Alfonso Novo, dijo que las aportaciones de los mil euros eran voluntarias y que en ningún caso se devolvieron, y negó que controlara las cuentas del partido hasta final de 2015.

Respecto de las acusaciones de María José Alcón, no fue tan contundente como Fuster, pero también apuntó a que fueran falsas.

Alfonso Novo también explicó la procedencia de los 785 euros que ingresó en su cuenta bancaria poco después del pago de los mil euros, y explicó, ante la sorpresa del tribunal, que en su casa tienen un bote donde dejan las monedas y que de ahí provenía.

La tercera citada, María José Alcón, se negó a declarar y fue recogida en la puerta de la Ciudad de la Justicia por su marido Alfonso Grau. Es de todo punto previsible que Grau sea citado a declarar en breve.

Últimas noticias