MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
03:43
Actualizado

Gabilondo se ofrece a dialogar: vence, pero no suma con la izquierda

Victoria 32 años después. Los socialistas son el partido más votado, pero se quedan sin la posibilidad de impulsar su cambio

  • Cuatro años después, el ex rector revalida el número de escaños, pero no consigue auparse con la presidencia de la Comunidad
    Cuatro años después, el ex rector revalida el número de escaños, pero no consigue auparse con la presidencia de la Comunidad /

    Luis Díaz

Tiempo de lectura 4 min.

27 de mayo de 2019. 07:48h

Comentada
Belén V. Conquero 27/5/2019

La filosofía ha vuelto a quedarse fuera de la Puerta del Sol. El líder de los socialistas a la Comunidad de Madrid ha protagonizado una campaña enfocada en una única palabra: el cambio, «Madrid lo necesita», dijo en casi todos su actos. Del mismo modo, en el acto de cierre de campaña, insistió en la necesidad de ganar: «No nos conformamos con menos que lograr ser la primera fuerza en Madrid, aglutinar en torno a nuestra voluntad una mayoría efectiva para transformar, reformar la sociedad y para afrontar y resolver los problemas de la ciudadanía. Este es nuestro programa electoral». Pero, a pesar de todo el esfuerzo que han puesto tanto él como su equipo –especialmente su número dos, Pilar Llop– no han conseguido mejorar los resultados que obtuvieron en 2015.

Si en los anteriores comicios recibieron el apoyo del 25,43 por ciento de los madrileños, en estas elecciones han crecido algo más de dos puntos hasta el 27,36 por ciento. Así, de los 807.385 votos que recibieron en 2015, ayer consiguieron 65.000 más, un crecimiento al que no le ha acompañado ningún escaño extra. Eso sí, en esta ocasión han logrado ser la fuerza más votada, un éxito que no obtenían desde hace 32 años cuando presidía el Gobierno de la Comunidad Joaquín Leguina.

Aunque no suma con el resto de partidos de la izquierda, el candidato del PSOE a la presidencia de la Comunidad sostuvo ayer, con gesto serio, que tratará de buscar una mayoría para formar gobierno como ganador de las elecciones autonómicas, pese a que el bloque PP, Ciudadanos y Vox habría obtenido mayoría absoluta en las elecciones. «No renunciamos a esa posibilidad», afirmó el ex rector, junto al resto de su candidatura autonómica y al aspirante al Ayuntamiento, Pepu Hernández, en la Sala de Columnas del Círculo de Bellas Artes, la sede de los socialistas durante la noche electoral. Y es que la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, podría gobernar la Comunidad de Madrid con el apoyo de Ciudadanos y Vox, que lograron 26 y 12 escaños, respectivamente. Ante un centenar de militantes, Gabilondo asumió que estas tres formaciones se unirán para gobernar la Comunidad de Madrid, pero no cejará en su empeño de «aglutinar y aunar fuerzas» para luchar «por una sociedad vertebrada en los valores de equidad e igualdad, y de un bienestar sin exclusiones». «Eso no ha sido derrotado, eso ha ganado», sostuvo Gabilondo ante los socialistas congregados, visiblemente emocionados.

Como primera fuerza política reconoció que los socialistas no sienten «gran comodidad» por lo ocurrido la pasada noche electoral, por lo que planteó hablar con el resto de los candidatos para ver «qué planes tienen» y «cuáles son sus percepciones». En esta línea, criticó que el bloque de la derecha se declarara vencedor de estos comicios y se autoproclamasen «presidente» –en referencia a Díaz Ayuso– cuando no se ha celebrado el pleno de investidura. A su juicio, PP y Ciudadanos parece que «ya han pactado la entrada en el Gobierno» y dan «como natural» la entrada de la ultraderecha en el Parlamento madrileño. La llegada de Vox a la Asamblea, con 12 diputados, es para Gabilondo «un problema añadido», además de tratar de afrontar y resolver los problemas de la ciudadanía. El candidato socialista lamentó los resultados obtenidos estas elecciones por aquellos madrileños que necesitan un cambio en las políticas públicas, por lo que lucharán, dijo, desde donde les han puesto los ciudadanos, que ha sido la primera posición en la Comunidad de Madrid.

Campaña contra la ultraderecha

Como ha ocurrido a lo largo de toda la campaña, el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, insistió en la «responsabilidad» de no gobernar con la ultraderecha, en referencia a Vox. Aunque el bloque de la derecha ha obtenido la mayoría, Franco destacó que los socialistas consiguieron unos «muy buenos resultados» en la inmensa mayoría de los municipios.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs