MENÚ
domingo 19 mayo 2019
03:28
Actualizado

La letra pequeña de Madrid Central

La ordenanza aún sumaba ayer novedades de última hora. Mientras, vecinos y autónomos esperan cita para poder solucionar trámites de acceso al área restringida.

  • Los agentes de Movilidad todavía orientaban ayer a los conductores en las áreas limítrofes, como es la zona de Cibeles
    Los agentes de Movilidad todavía orientaban ayer a los conductores en las áreas limítrofes, como es la zona de Cibeles

Tiempo de lectura 4 min.

18 de marzo de 2019. 12:24h

Comentada

ETIQUETAS

Ya no hay vuelta atrás. Madrid Central empieza en serio. A partir de hoy, entrar sin permiso en ese perímetro de 472 hectáreas del distrito Centro será castigado con 90 euros de multa. Mientras buena parte de los conductores –los madrileños y aún más los de fuera de la capital– siguen teniendo dudas, el Ayuntamiento publicó ayer las excepciones de última hora. Algunas eran conocidas; otras matizan las que ya habían sido anunciadas. Así, los conductores, más que nunca, estarán obligados a leer la letra pequeña de la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible, a la que hay que sumar algunas cuestiones que parecen haberse quedado en el aire.

Trabajadores nocturnos

Recientemente, la Plataforma de Afectados por Madrid Central anunció que el Consistorio había cedido a una de sus reivindicaciones: la de que los trabajadores en horario nocturno que tengan que acudir a establecimientos dentro del perímetro pudieran acceder sin restricciones con sus vehículos. Efectivamente, el Ayuntamiento publicó ayer un «permiso extraordinario» para los empleados. Sin embargo, no será aplicable a todos. Sólo podrán acceder «siempre que residan en un municipio distinto al de Madrid». ¿Qué ocurre entonces con los trabajadores residentes en la capital? Este permiso les habilita sólo cuando «la distancia desde la parada del bus nocturno más próxima a su centro de trabajo o a su domicilio sea superior a un kilómetro». La ordenanza, por otro lado, no especifica la franja considerada como horario nocturno.

Además, la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) reincidió ayer en «aspectos fundamentales que siguen sin clarificarse», incluso después de haberse reunido esta misma semana con el Ayuntamiento. ¿El reparto nocturno también está incluido en este apartado? ¿Los trabajadores que tengan que realizar servicios puntuales en el perímetro también están exentos? Aún siguen esperando respuesta.

Madrid Central

Padres de alumnos

Era una de las novedades anunciadas, pero, oficialmente, no fue hasta ayer cuando se oficializó en el Boletín del Ayuntamiento de Madrid (BOAM). Los padres de alumnos que estudien en colegios de Madrid Central han quedado habilitados para poder recoger a sus hijos en estos centros escolares. Según reza en el texto, los permisos pueden ser solicitados directamente por los progenitores o por los propios centros educativos. ¿Las condiciones? Sólo podrán ejercer ese derecho en horario lectivo y siempre dentro de un calendario que abarca desde el 1 de septiembre hasta el 30 de junio. Los interesados podrán formular sus solicitudes para un máximo de dos vehículos por alumno.

Citas para las invitaciones

Se trata de uno de los puntos aún no aclarados por el Ayuntamiento. A pesar de que cuentan con 20 autorizaciones al mes, los residentes y los comerciantes de Madrid Central se exponen a partir de hoy a multas debido a que aún no les han dado cita para tramitar dichos pases. «Me acabo de mudar al barrio y hace un mes que solicité cita para poder entrar con mi coche, pero no me la han dado hasta el 19 de marzo, días después de que entren en vigor las multas», explica Sonia, vecina que se verá obligada a aparcar su vehículo fuera del perímetro hasta que no se aclare su situación. «Me han dicho que me multarán sí o sí y que, aunque haya solicitado cita, no me las quitarán», añade.

No es un caso aislado. La Plataforma de Afectados por Madrid Central señala que «hay varias asociaciones que forman parte de nuestra agrupación a las que no han dado cita hasta abril». Afortunadamente para ellos, en estos casos «sí que les han transmitido que podrían recurrirlas posteriormente, con todos los inconvenientes que eso conlleva», explican. Son asociaciones que necesitan solicitar más autorizaciones para otros vehículos y que, hasta que no les den permisos, no van a poder entrar con sus coches. De hecho, el BOAM extendió ayer de 10 a 20 las invitaciones para los comercios, destinadas a vehículos «cuyo acceso a Madrid Central resulte imprescindible».

Renovación de flotas

Es otra de las cuestiones que el Ayuntamiento ha dejado en el aire. Según la Plataforma de Afectados, las posiciones sobre la renovación de las flotas de transporte siguen «enfrentadas», ya que el colectivo había solicitado una ampliación del calendario a cinco años. Aunque el Consistorio les ha emplazado a «seguir trabajando estos temas en los grupos de trabajo de la Mesa de Seguimiento», en opinión de los comerciantes se ha producido un «grave incumplimiento» de los compromisos adquiridos en la constitución de esta Mesa. Y ése no era otro que el de aplazar el sistema de multas hasta que no se completara la negociación. Así, no se puede descartar que transportistas que sean multados a partir de hoy, acaben constituyendo en el futuro otras de las excepciones contempladas en Madrid Central.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas