MENÚ
domingo 15 septiembre 2019
13:01
Actualizado

La Policía califica de homicidio el empujón mortal

  • Agentes de todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad aplaudieron al cortejo fúnebre a su salida de Canillas
    Agentes de todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad aplaudieron al cortejo fúnebre a su salida de Canillas
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

04 de enero de 2015. 00:47h

Comentada
Madrid. 4/1/2015

Un vídeo que graba el momento de la caída a las vías del tren, el testimonio del compañero de la Brigada Móvil del agente Javier Ortega del Real y numerosos testigos intentarán esclarecer en los próximos días en qué circunstancias exactas se produjo la muerte del policía nacional en la estación de Embajadores.

Tal y como parece verse en el vídeo, grabado con un móvil a unos metros de distancia, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, aseguró ayer que el marfileño arrastró de forma intencionada al agente Ortega hasta tirarlo a las vías del tren justo cuando éste hacía entrada en la estación.

Cosidó no dudó en calificar la muerte de «homicidio» tras la ceremonia religiosa que se celebró en el complejo policial de Canillas para despedir los restos mortales del agente, a quien se le impuso la Medalla de Oro al Mérito Policial, tras morir en acto de servicio, mientras patrullaba por el andén de la estación madrileña cuando, al parecer su agresor, Yode Ali Raba, los increpó a gritos desde varios metros de distancia.

Según han explicado a este periódico fuentes policiales, el agente Ortega se adelantó a su compañero para identificar al individuo, de Costa de Marfil. Éste se negó y tras un pequeño forcejeo, que puede observarse en las imágenes a las que tuvo acceso LA RAZÓN, el marfileño le arrastra hasta tirarle junto a él a las vías del tren. Cosidó aseguró a los periodistas presentes en Canillas que el policía murió en un acto que puede calificarse «claramente, a falta de la resolución judicial, como un homicidio».

El director general de la Policía apuntó que en el vídeo «se ve claramente que hay una intencionalidad en llevarse al agente a la vía del tren y arrojarle cuando un tren estaba aproximándose».

Cosidó, que estuvo acompañado por la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, aprovechó además para expresar su reconocimiento a todos los policías «que diariamente están en la calle prestando el servicio de seguridad para garantizar la libertad de los ciudadanos» y en especial a la Brigada Móvil, a la que pertenecía el agente fallecido, «una de las unidades decana y más antiguas de la Policía cuya labor hace posible que cuando cualquier ciudadano coge un barco, tren o autobús lo pueda hacer en las mejores condiciones de seguridad».

Emoción y silencio de sus compañeros

Compañeros de Javier Ortega de la Policía Nacional, policías locales de distintos municipios de Madrid y guardias civiles se mezclaron ayer en el emocionado homenaje que recibió el policía fallecido en acto de servicio, que ayer recibió a título póstumo la Medalla de Oro al Mérito Policial en una ceremonia en la que se le entregó además a la familia la bandera y la gorra de Ortega del Real. Antes de partir el cortejo fúnebre a Ávila, sus compañeros le cantaron «La muerte no es el final» y le dedicaron un sentido aplauso.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs