MENÚ
domingo 18 agosto 2019
16:16
Actualizado

Rommy Arce irá a juicio por injurias graves a la Policía por sus tuits tras la muerte de un mantero

La juez censura "el grave" contenido ofensivo de las mensajes hacia dicho cuerpo policila

  • Rommy Arce acudió a los juzgados de Plaza de Castilla el 4 de mayo del año pasadp
    Rommy Arce acudió a los juzgados de Plaza de Castilla el 4 de mayo del año pasadp /

    C. Pasrtrano

Tiempo de lectura 4 min.

13 de febrero de 2019. 00:37h

Comentada
Laura L. Álvarez Madrid. 12/2/2019

El entorno de Romy Arce siempre ha criticado que su principal defecto al llegar a una institución como el Ayuntamiento de Madrid es que no ha «filtrado» sus pensamientos y que «se olvida» de la cantidad de vecinos a los que representa y que no comparten sus posiciones más radicales. Sin ir más lejos, ayer por la mañana se significó con la causa del «procés» y acudió a apoyar a los «presos políticos» que estaban siendo enjuiciados en el Tribunal Supremo. Pero su «guerra» en Madrid siempre ha estado con la Policía Municipal, una institución a la que ha criticado abiertamente y sobre la que ha vertido fuertes acusaciones. Hace casi un año, con la muerte del mantero Mame Mbaye en Lavapiés, aprovechó la oportunidad para cargar contra los agentes que actuaron, pero no le ha salido gratis. Gracias a la denuncia presentada por la Asociación de Policía Municipal (APMU), Romy Arce y otras cinco personas han sido procesadas por un delito de injurias graves, según un auto fechado a 11 de febrero, al que ha tenido acceso este diario. En aquella ocasión, la concejala presidenta de los distritos de Usera y Arganzuela aprovechó los primeros rumores que corrieron como la pólvora en Twitter.

En esos primeros momentos de confusión tras la muerte de Mbaye acusaban a la Policía Municipal de haber cargado contra él y de haberle perseguido desde la Plaza Mayor mientras ejercía de vendedor ambulante de forma ilegal. Pero la magistrada del Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid, María Dolores Baeza, recuerda en su auto que «sobre las 16:50 horas del día 15 de marzo, el ciudadano senegalés Mame Mbaye, junto con su amigo Mame Tierno Seye, se encontraban en la calle del Oso, comunicándole a su amigo que se encontraba mal, cayendo a continuación al suelo, siendo atendido por su amigo y por otras personas, las cuales requirieron ayuda a dos agentes de la Policía Municipal (...), los cuales procedieron a prestar de inmediato auxilio a la persona desvanecida al tiempo que solicitaron una ambulancia del Samur (...). A pesar de tales intentos de reanimación Mbaye falleció, por lo que se dio aviso a la comisión judicial (...). El médico forense emitió un informe de autopsia en el cual se afirma que se trataba de una muerte natural (...) debido a una arritmia cardíaca». Pero tras la muerte de Mbaye, recuerda la jueza, comenzaron «casi de forma inmediata numerosos disturbios» en el barrio de Lavapiés. Éstos fueron alentados por el rumor extendido de que la Policía era culpable de la muerte del mantero. Y lo cierto es que Rommy Arce firmó alguno de estos tuits que sólo sembraron odio y ganas de venganza. «Lucrecia Pérez, Samba Martine... hoy Mmame Mbage. Los “nadie” víctimas de la xenofobia institucional y de un sistema capitalista que levanta fronteras inferiores y exteriores. El pecado de Mmame es ser negro, pobre y sin papeles. Hermano, siempre estarás en nuestro recuerdo». La «confusión inicial» no puede ser ahora el argumento de la concejal porque dos días después, cuando ya se había producido un fin de semana de disturbios –lanzamiento de adoquines y sillas contra agentes, cargas y disturbios callejeros– Arce publicó el 17 de marzo: «Ayer Lavapiés dio una lección de democracia clamando justicia. Una concentración pacífica rindió homenaje a Mmame y exigió el fin de las políticas migratorias racistas y xenófobas que priva de derechos a las migrantes. No más persecuciones policiales en nuestros barrios!». Poco después decía, desde la misma plataforma, que «la Ley de Extranjería persigue, acorrala, discrimina y estigmatiza a los manteros. Es la causa de la muerte de Mame. Exigen el fin del hostigamiento policial». La jueza considera ahora que esos tuits pueden ser constitutivos de un delito de injurias graves establecido en el artículo 208 del Código Penal –penado con entre seis y catorce meses de multa si son graves, con publicidad– o del 504.2 –que supone una multa de doce a 18 meses de multa por injuriar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado–. Para la magistrada «no supone una limitación del derecho a la libertad de expresión» y entiende que su contenido es ofensivo y grave. La querella se extendía al presidente del sindicato de manteros, Malick G., también por supuestas injurias y calumnias a los agentes que actuaron en los sucesos de Lavapiés, en los que murió el senegalés Mame Mbaye, y a otras tres personas más. Uno de ellos, sin embargo, está en busca (Iván Cortes). El responsable de APMU, Carlos Bahón, explicó ayer a este diario que desde la asociación estaban «muy contentos de sentar en el banquillo a Arce y al resto de personas que esa noche injuriaron gravemente a nuestros compañeros».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs