Desde Cleopatra hasta nuestros días: ¿Cómo ha sido el ascenso del maquillaje a la categoría de lujo?

La reina de Egipto fue una de las primeras personas en involucrar al mundo del maquillaje en un concepto de lujo y belleza. Según registros encontrados en papiros, Cleopatra molía oro y lo combinaba con cremas para su piel y el rostro.

En «Cleopatra» (1963)
En «Cleopatra» (1963)

El maquillaje ha formado parte de la historia, como el Antiguo Egipto y la Antigua Roma. La legendaria Cleopatra lo tenía como un aliado importante, de hecho hoy en día los trucos de belleza de la exquisita reina se siguen usando.

Dicen los historiadores que ella se bañaba en leche y miel a la que agregaba agua de azahar y manzanilla, con lo que lograba una exfoliación y nutrición de su piel, así como un potente desinflamatorio. También usaba un ungüento especial anti-arrugas y protegía sus ojos con sales y plomo que la protegía de los rayos solares.

La reina de Egipto fue una de las primeras personas en involucrar al mundo del maquillaje en un concepto de lujo y belleza. Según registros encontrados en papiros, Cleopatra molía oro y lo combinaba con cremas para su piel y el rostro. Una fusión que usaba todos los días y que le daba a la piel un brillo y luminosidad impresionantes.

Pero hoy en día, aunque aplicar polvo de oro al maquillaje resultaría una inversión demasiado cara, hay artículos de maquillaje que por su alto precio se consideran paradójicamente de oro y que forman parte de firmas importantes del mundo de la moda y la belleza.

Desde el punto de vista psicológico, el maquillaje ayuda a que las personas se vean mejor, y aunque para muchos esto es un reflejo equivocado, es más que obvio que la apariencia personal ayuda significativamente en algunos estados de ánimo.

La industria de la cosmética y el maquillaje es una de las más rentables del mundo y aun en estos tiempos, los dividendos son muy altos.

Hoy en día 5 marcas de productos de la cosmética cuentan con enormes ganancias, y son según los expertos de economía, las firmas más lujosas y caras dentro de este glamuroso universo de la belleza.

Pat McGrath es considerada hasta mediados de 2020 la firma de maquillaje más cara del mundo. Esta firma que lleva el nombre de su creadora, ha sido clave en la fabricación de fórmulas exclusivas para la calidad de sus productos, donde ha sido estrella en marcas como Gucci, Cover Girl, Armani y la famosa Max Factor..

Otras firmas tradicionales, que han marcado tendencia en la cosmética siguen siendo las exclusivas L’Oréal, Clarins, Estée Lauder, Elizabeth Arden, Smashbox, Lancôme y Chanel, entre otras.

La firma francesa Guerlain, tiene a la venta un Lipstick cuyo contorno es de oro con incrustaciones de diamantes. Orogold por su parte ha fabricado un suero con oro 24k que ayuda a evitar los procesos del envejecimiento (tal vez demostrando que Cleopatra tenía razón en este sentido)

Guerlain tiene un producto que regenera las células de la piel. Esta firma ha creado Orchidée Impériale, un compuesto de cremas combinados con una Orquídea extraña que corrige las imperfecciones del rostro y las líneas de expresión. Forever Flawless tiene una crema para los ojos que lleva polvo de diamante y La Prairie otro, también con polvo de diamantes y oro agregado.

H.Couture ha fabricado tal vez el más caro. Se trata de una máscara para las pestañas cuyo envase está fabricado en oro 18k, diamantes azules y cristales de Swarovski cuyo precio está valorado en más de 11 millones de euros.

Las sociedades del mundo actual han heredado un legado de muchos siglos, donde la belleza es primordial e importante. No solo por el mejoramiento de la apariencia física, sino por el bienestar personal que causa en las personas una buena imagen.