¿Aún no has visto “Soy Georgina”? Alucinarás con sus bolsos y prendas de lujo

La novia de Cristiano Ronaldo ha estrenado un documental en Netflix que no deja indiferente a nadie.

Georgina Rodríguez luciendo un vestido de Jean Paul Gaultier en el Festival de Cannes
Georgina Rodríguez luciendo un vestido de Jean Paul Gaultier en el Festival de Cannes FOTO: GTRES

A Georgina Rodríguez le cambió la vida una tarde de verano. Mientras trabajaba como dependienta en Gucci, Cristiano Ronaldo acudió a la tienda de la calle madrileña de Serrano junto a su hijo y unos amigos y se enamoró instantáneamente de ella. “Antes vendía bolsos en Serrano, ahora los colecciona” es uno de los lemas del documental Soy Georgina que se estrenó la semana pasada en Netflix. Y qué bolsos.

La novia del portugués nos ha abierto las puertas de su vida y todo lo que nos imaginábamos se queda corto. El lujo que rodea el día a día de la modelo y empresaria es inmenso. Más allá del simple hecho de ser la pareja de Cristiano Ronaldo, su fuerte personalidad y la influencia que ejerce a su alrededor le permite codearse con la crème de la crème.

Soy Georgina | Tráiler oficial | Netflix

No queremos destriparos la producción, pero veréis cómo se relaciona con los mejores modistos y conoceréis, por ejemplo, la intrahistoria del espectacular vestido de alta costura de Jean Paul Gaultier que llevó al Festival de Cannes del verano pasado. Y es que si hay algo que destaca en Georgina es la indiscreción. En la moda y también en la vida, en la que se caracteriza por una sinvergonzonería graciosa.

Parte de la colección de bolsos de Georgina Rodríguez
Parte de la colección de bolsos de Georgina Rodríguez FOTO: Netflix

La joven de 28 años es una apasionada de la industria textil en general, aunque siente predilección por los bolsos y las sneakers. En el documental vemos varios modelos de Hermès. Tiene bastantes unidades de los famosos Birkin de la marca. En todos los tamaños y colores. Por ejemplo, el de cocodrilo verde esmeralda, que cuesta más de 60.000 euros, o el queridísimo y codiciado Birkin Himalaya, que con un precio de 165.000 euros se alza como el bolso más caro del mundo.

Georgina Rodríguez con sus Air Dior Jordan
Georgina Rodríguez con sus Air Dior Jordan FOTO: Netflix

Además, también colecciona algunos Kelly y Mini Kelly, que, recordemos, debe su nombre a la “obsesión” que la princesa monegasca Grace Kelly tenía con ellos. Y sus sneakers más queridas y que apenas quiere ponerse para que no se estropeen: las fabulosas Air Dior Jordan que revolucionaron el mercado de las zapatillas en 2020.

Esto es tan solo una pequeña parte de lo que se puede ver en el documental, que no deja indiferente a nadie.