Aguado y Ayuso se dan una tregua

Hoy se reúnen con los grupos de la oposición empezando por Vox. Aguado renuncia a su plan y abraza la fórmula impuesta por Ayuso

Minuto de silencio en memoria de los fallecidos por el COVID-19
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el vicepresidente, Ignacio Aguado, aplauden, tras guardar, junto al resto de miembros del Gobierno regional, un minuto de silencio en memoria de los fallecidos por el COVID-19 ante la sede del Gobierno regionalMariscalEFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tenía su hoja de ruta sobre cómo abordar la reconstrucción de la Comunidad de Madrid y, finalmente, es el modelo que va a aplicar, pese al pulso de hace unos días del vicepresidente Ignacio Aguado. Éste, aparca su “fórmula unilateral” de reunirse “sin consultar y al margen del Gobierno” con los grupos de la oposición, según le acusaron desde el entorno de la presidenta, y se aviene al “modelo Ayuso” en favor del consenso.

La decisión de seguir la “fórmula Ayuso” se ha adoptado en la reunión del Consejo de Gobierno celebrada ayer después de que la propia presidenta admitiera que no se podía pedir unidad a los grupos políticos si no la había entre los socios de gobierno.

En la reunión, “Ayuso expuso su propuesta de comenzar una ronda de consultas con los grupos políticos con el Plan de Reactivación y todo ha salido bien. No ha hecho otra cosa que lo que dijo en su día: verlo internamente con su gobierno y luego anunciarlo”, dijeron fuentes de su entorno. Nada más salir de la reunión del Consejo de Gobierno, ya lo anunciaba a través de su cuenta personal de Twitter.

El plan es comenzar hoy la ronda de contactos con los grupos parlamentarios de la oposición y de presentar las 30 medidas de reactivación que fueron aprobadas el miércoles de la semana pasada. Y estará acompañada por el vicepresidente, Ignacio Aguado, como Ayuso pretendía. Y también Vox será el primer grupo parlamentario con el que se van a reunir, como también Ayuso quería, como deferencia por haber facilitado con sus votos el gobierno de coalición PP-Cs. Después, será el turno del Grupo Socialista. El encuentro será en la Real Casa de Correos.

El vicepresidente no puso reparos. “Buscamos entendernos (…) La voluntad es intercambiar opiniones, saber qué propuestas tienen los partidos políticos encima de la mesa, siempre que no contravengan la línea ideológica del gobierno de coalición”, puntualizó.

Aguado puso en valor la importancia de tener una relación fluida con la oposición. “Y en esa voluntad estamos todos los miembros del Consejo de Gobierno. Hemos derrumbado un dique que existía un tanto invisible pero que imposibilitaba una relación normalizada entre gobierno y oposición, es un día para estar contentos porque hemos sentado las bases de la relación entre gobierno y oposición”.

Aguado renuncia así a su fórmula de mantener reuniones periódicas con todos los grupos parlamentarios a las que esperaba que se incorporaran la presidenta y Vox, que declino la invitación al entender que el vicepresidente ejercía una función que "no le corresponde”. “Con estas reuniones bilaterales puede ser suficiente”, dijo.

Es más, le restó importancia a la vía para conseguir el acuerdo. “Lo importante no es quedarse en lo accesorio, sino con el fondo. Hemos superado reticencias recíprocas entre Gobierno y oposición que no beneficiaban a nadie y al final se ha articulado un protocolo para que el gobierno se pueda relacionar de forma fluida con la oposición”. Es más, se mostró “contento” de que estas reuniones se vayan a producir, aunque sea de forma bilateral, y no todos los grupos a la vez. “Me parecen también una buena alternativa”, acabó diciendo, porque “hemos sido capaces de poder consensuar algo, de que las cosas empiecen a fluir para poder entendernos y poder explicar el Plan de Reactivación, algo que parecía extraordinario. Y es que, lo importante es que se diluya esa sensación que trasladamos a la opinión pública de que no nos entendemos”.

Tampoco pareció importarle a Aguado que la primera reunión se mantenga con Vox, el partido que le dio plantón unos días antes. “El orden me importa bastante poco, importa el fondo. Encantado de que la primera reunión sea con Vox, como si hubiese sido con el PSOE o con Podemos, no me quiero quedar en el detalle o lo anecdótico sobre cual es el orden. No tenemos que perder el foco de lo que buscamos”, dijo un Aguado conciliador.

Madrid comienza a reactivarse

La Comunidad de Madrid empieza a reactivarse económicamente, según ha reconocido el vicepresidente Ignacio Aguado. De hecho, hemos pasado de contar con 550.000 personas en ERTE, a que en día de hoy haya 80.000 madrileños menos en esta situación, dijo Aguado. “La gran locomotora económica que es Madrid se está reactivando y poniendo en marcha”, añadió. De momento, informó de que ya se ha ralentizado el número de despidos con respecto a abril. “Se ha reducido en un porcentaje significativo y esperamos que a partir del mes que viene se reduzcan los Ertes”. Aguado cuenta con la baza de las 30 medidas del Plan de Reactivación que pretende paliar las secuelas de la crisis sanitaria.