Así será el nuevo curso universitario: horarios deslizantes y profesores que compartirán materias

Habrá clases con doble presencialidad y se crearán equipos de docencia para asegurar la enseñanza

Más de 40.000 alumnos se han presentado este año a las pruebas de la EVAU en Madrid, un 22% más que el año anterior
Más de 40.000 alumnos se han presentado este año a las pruebas de la EVAU en Madrid, un 22% más que el año anterior"Jesús Hellín "Europa Press

Las universidades madrileñas se preparan ya para el nuevo curso universitario con una única exigencia de obligado cumplimiento: mantener la distancia social de 1,5 metros entre los estudiantes. La recomendación que ha hecho el Ministerio de Universidades de manera general es que si la capacidad de la instalación que garantiza la separación de 1,5 metros es inferior al número de matriculados, la actividad se hará on line, mientras que si el aforo es superior a los matriculados, la actividad podrá ser presencial. A partir de aquí, cada universidad tiene autonomía como para organizar cómo se imparte la enseñanza respetando las medidas de seguridad e higiene frente a la covid-19. Sin embargo, las seis universidades públicas madrileñas ya han acordado una serie de medidas para facilitar que se siga impartiendo la enseñanza tratando de evitar grandes concentraciones y con las máximas garantías sanitarias, según explicó a LA RAZÓN, el consejero de Universidades, Eduardo Sicilia.

Entre estas medidas que ya se han acordado aplicar figura la existencia de lo que se llaman «horarios deslizantes» que permitan la incorporación progresiva de los estudiantes a las aulas evitando concentraciones a las horas de entrada y salida de las clases. Además, las universidades ya están dispuestas a extender las zonas wifi en sus campos para que puedan seguir online las clases si se mezclan con otras presenciales, y puedan trabajar en los campus.

Es lo que se llaman aulas con doble presencialidad que permite tener a una parte de los estudiantes de manera presencial y a otros al otro lado de la pantalla. De esta manera, el estudiante que sigue la clase on line puede sentirse presente junto a sus compañeros y profesor.

A través de diversas cámaras y pantallas los estudiantes online pueden tener la visión de sus compañeros y profesores y pueden interactuar con ellos. Esta modalidad de aprendizaje se trata de una de las apuestas de transformación digital que están haciendo ya algunas universidades privadas, como las del Grupo CEU. No obstante, en todas las aulas estará señalizado el número máximo de estudiantes que puedan ocuparlas.

Aunque se optará por una enseñanza mixta que combine las clases presenciales y las online, los profesores son partidarios de la presencialidad, sobre todo en el caso de los exámenes y, en concreto de las evaluaciones finales, que ya se ha previsto que sean presenciales esencialmente. Ahora bien, las universidades madrileñas cuentan ya con la flexibilidad suficiente como para pasar en un plazo de 72 horas a un aprendizaje 100% online, si así lo exigen las circunstancias sanitarias.

Un alumno en la prueba de la EVAU que ha durado, por primera vez, cuatro días a causa de la pandemia. Hoy es el día para incidencias
Un alumno en la prueba de la EVAU que ha durado, por primera vez, cuatro días a causa de la pandemia. Hoy es el día para incidenciasJesus G. FeriaLa razon

No obstante, aquellos profesores que no puedan desarrollar su actividad presencial, de acuerdo con criterios médicos, realizarán su actividad a distancia y los departamentos promoverán medidas que flexibilicen la asignación de las actividades docentes, creando equipos de docencia y asignaturas compartidas que permitan asegurar a los estudiantes la enseñanza si un docente cae enfermo y a la vez proteger a aquellos profesores que sean más vulnerables. Y es que el 50% de los catedráticos universitarios tienen 60 años o más, lo que les convierte en población más vulnerable, mientras que apenas el 2,3% de los titulares es menor de 40 años.

Las universidades contemplan, además, medidas de reacción automática y aislamiento de los espacios en los que hayan podido acudir personas que den positivo y se cuenta con sistemas de detección de comunicación temprana con aquellos miembros de la comunidad universitaria que presenten síntomas de Covid. Además, todos los espacios exteriores e interiores estarán señalizados indicando caminos de entrada y de salida. Por último, se fortalecerán los sistemas de prevención de riesgo y relación permanente con los sindicatos y asociaciones de estudiantes. Mientras, el consejero de Universidades de la Comunidad de Madrid, Eduardo Sicilia, aseguró recientemente en una entrevista a LA RAZÓN, que los campus universitarios van a tener ayudas importantes para abordar una transformación que supondrá un cambio en los modelos pedagógicos a través de la tecnología.

EVAU única

Al margen ya de estas cuestiones, Madrid viene exigiendo desde hace tiempo una selectividad única para toda España al constatarse diferencias de nivel entre alumnos de distintas comunidades autónomas. Por eso las presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ayer exigió en la Asamblea una prueba de acceso a la universidad única para toda España. «La selectividad no es igual de exigente en todas las comunidades autónomas y eso es un agravio para los estudiantes madrileños. Lo que quiero es una selectividad única en toda España del mismo modo que todos los estudiantes pueden estudiar en la comunidad que quieran», dijo. «Quiero que se corrija esta desigualdad porque hay que equiparar la educación en España».

Las claves

En 72 horas. Las universidades están preparadas para pasar de la educación presencial a la online 100% en caso de que fuera preciso un confinamiento.
Sistemas de comunicación temprana. Se van a habilitar con aquellos miembros de la comunidad universitaria que presentan síntomas de covid.
Zonas wifi. Se van a extender en los campus para seguir las clases online.