Centro, Tetuán y los otros 14 barrios de Madrid que ya alcanzan niveles de confinamiento

Municipios como Alcorcón, Móstoles y Torrejón podrían ver cómo se imponen limitaciones a parte de su territorio. La Comunidad activará nuevas medidas esta semana

Los altos niveles de transmisión comunitaria del coronavirus saltan la M-30 y ya alcanzan distritos el interior de la almendra central. Circunstancia ésta que alimenta aún más las posibilidades de que las restricciones a la movilidad decretadas el viernes para 37 zonas básicas de salud de la región puedan ampliarse al conjunto o, al menos, a buena parte del territorio madrileño. Como cada martes, la Comunidad de Madrid actualizó en el día de ayer el mapa epidemiológico de la región. No fue la de este martes una actualización más ya que los datos incluidos en ella podrían servir al Gobierno regional para ampliar las restricciones a las zonas con un mayor incremento de contagios. De hecho, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, volvió ayer a abrir la puerta a extender las restricciones «a otras muchas zonas» de la comunidad.

Los datos conocidos ayer de la tasa de incidencia acumulada (IA) –el número de casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días– señala a otras 16 zonas básicas de salud como posibles emplazamientos a confinar por haber superado los 1.000 casos de IA. Y esa extensión implicaría un salto a la almendra central de la capital, el situado en el interior del perímetro que conforma la M-30: serían las zonas de Lavapiés, en el distrito Centro (1.037 casos por cada 100.000 personas en las últimas dos semanas), y Villaamil (1.095) en Tetuán.

También en el distrito de San Blas-Canillejas las zonas de salud de García Noblejas y Canillejas se han situado ya entre 1.000 y 1.100 de IA, mientras que en el de Vicálvaro, la de Vicálvaro-Artilleros se sitúa, con los datos de ayer, en 1.036. Otras zonas que cuentan con cifras de contagio por coronavirus similares a las de las 37 que sufren restricciones y que, se incorporan a la lista de enclaves con una alta transmisión comunitaria del virus, son Campo de la Paloma y Rafael Alberti (Puente de Vallecas), San Isidro (Carabanchel), Orcasitas (Usera). Estos tres últimos distritos ya cuentan con una parte de sus barrios afectados por las limitaciones a la movilidad decretadas el viernes por el Ejecutivo autonómico.

Fuera de la capital, también hay nuevas zonas que, con los niveles de contagios sobre la mesa, estaría en disposición de cumplir los criterios fijados por la Consejería de Sanidad para establecer limitaciones. Se trata de las zonas básicas de salud de Alcalde Bartolomé González (Móstoles), Panaderas (Fuenlabrada), Las Fronteras (Torrejón de Ardoz), Villa del Prado (Villa del Prado), Sierra de Guadarrama (Collado Villalba) y Miguel Servet y Doctor Trueta (Alcorcón).

En el día de ayer, la Comunidad de Madrid notificó 757 casos nuevos de las ultimas 24 horas e incorporó un total 3.682 positivos, lo que eleva la cifra en la región hasta los 208.412 desde que empezó la pandemia. Dentro de los datos publicados este martes por el departamento de Sanidad del Gobierno de Díaz Ayuso también destaca el hecho de que perdieran la vida en las últimas 24 horas un total de 39 horas por coronavirus. Esta cifra eleva el total de fallecidos en Madrid por la pandemia hasta los 10.054 ciudadanos. Las personas ingresadas en las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales de Madrid son 417, ocho más que el lunes. La buena noticia de la actualización de ayer es que hay menos pacientes hospitalizados que ayer. Este martes permanecían ingresadas con coronavirus 3.111 personas, lo que representa una caída de 69 pacientes respecto a los datos del lunes de esta semana. En la actualización por barrios y zonas sanitarias hecha pública ayer también hay algún elemento positivo en las zonas que durante las últimas semanas han sufrido el mayor impacto del virus. No en vano, en la zona cero del covid de Europa, el barrio de San Diego en Puente de Vallecas –que ha sido en este arranque de septiembre el área del continente con una mayor tasa de incidencia acumulada–, el nivel de contagios se ha reducido en esta última semana. El récord de incidencia acumulada lo ostentaba una de sus zonas básicas de salud, la de Martínez de la Riva, con 1.903 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Pues bien, una semana después, esa tasa, aunque todavía alta, ha caído ligeramente hasta los 1.736 positivos. En la zona vecina, la bautizada como el barrio –San Diego– la tasa de incidencia acumulada era de 1.444 hace siete días. Y aquí, sin embargo, sí ha aumentado el ritmo de contagios que está ahora en una tasa de incidencia acumulada de 1.526.

Hay otras zonas básicas de salud confinadas desde el lunes que también han experimentado un tímido descenso en el ritmo de propagación de la enfermedad. Se trata, por ejemplo, de las áreas de Federica Montseny, Alcalá de Guadaíra y Ángela Uriarte en Puente de Vallecas. También en Villa de Vallecas y en cuatro de las cinco zonas con limitaciones de Usera: Zofío, Las Calesas, Almendrales y San Fermín. Y ha bajado también la tasa de incidencia acumulada en tres de las cuatro áreas confinadas de Villaverde: San Cristóbal, San Andrés y El Espinillo.

Por su parte, el alcalde de Parla, Ramón Jurado, solicitó ayer al Gobierno de la Comunidad de Madrid que unifique los criterios de restricción de movilidad en toda la ciudad por igual: «No entendemos que unos vecinos no puedan acceder a servicios o comercios de otra zona que no sea la suya». Plantea el regidor que se impongan las mismas restricciones a todo el municipio.