Las ventas de lejía, amoniaco y legumbres se disparan a niveles de marzo en las zonas con restricciones

Otros productos que empiezan a disparar su consumo en los barrios afectados son la leche en polvo (18%), el alcohol y los geles hidro alcohólicos (17%)

Las ventas de productos de limpieza como lejía y amoniaco y alimentos no perecederos como legumbres se han disparado a niveles de marzo y abril en las zonas madrileñas con restricciones para contener la pandemia, donde los vecinos han vuelto a realizar compras “búnker”.

Así lo pone de manifiesto un estudio de la plataforma de datos de compra del consumidor Gelt, que ha comparado el promedio de ventas de los principales productos de la cesta de la compra, tanto por fechas como por código postal de las operaciones.

Los productos que están adquiriendo más los ciudadanos son lejía (45%), otros productos para la limpieza del hogar (44%) y amoniaco (36%) así como alimentos no perecederos, entre los que destacan las legumbres (35%), pastas (32%) y el arroz y las conservas, que han aumentado sus ventas en un 28% en ambos casos.

Otros productos que empiezan a disparar su consumo en los barrios afectados son la leche en polvo (18%), el alcohol y los geles hidroalcohólicos (17%), el aceite y el papel higiénico (15% cada uno), las conservas (12%), la cerveza (6%) y los platos preparados (2%) si bien experimentan caídas “importantes” el ron (-26%), ginebra (-26%), whisky (-17%) y dulces (-15%).

Durante el confinamiento, el alcohol y los geles hidroalcohólicos tuvieron el pico de ventas en marzo, con un 126%, seguidos de la lejía, con un 119% también en marzo y se trata de productos que, según el estudio, han mantenido un ritmo creciente desde entonces con picos menores pero cercanos al 40% de aumento sostenido.

A la luz de estos datos, el CEO y cofundador de Gelt, Carlos Prieto, puntualizó que es “de esperar” que se pueda volver a producir una ‘compra búnker’ que, “previsiblemente puede extenderse hacia otras ciudades afectadas por el aumento de propagación de la Covid-19”.

Por esta razón juzgó importante que las marcas trabajen para no quedar desabastecidas y contribuyan a “superar esta nueva ola de contagios con la mayor normalidad, apoyando la tranquilidad de las familias”.