Solo dos mayores de residencias de Madrid se contagiaron cuando salieron por Navidad

A los residentes que han vuelto a los centros se les ha hecho una prueba del Covid y a las 48 horas otra para detectar falsos negativos

Vacunación en una residencia de ancianos de Alcalá de Henares
Vacunación en una residencia de ancianos de Alcalá de Henares FOTO: Ruben Móndelo La Razón

Actualmente hay 250 casos activos de Covid-19 en 32 residencias de la región, pero solo dos usuarios se contagiaron cuando salieron de visita a familiares estas navidades, según datos aportados por el consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid, Javier Luengo.

Luengo ha indicado que la incidencia del virus en los geriátricos está controlada y detectan casos esporádicos, teniendo en cuenta que hay 500 residencias en la región. Además, ha indicado que las derivaciones a hospitales, a través de Coordinación Sociosanitaria, están funcionando bien.

El titular regional de Políticas Sociales, que lleva solo tres meses en el cargo tras la dimisión de su antecesor Alberto Reyero tras los numerosos problemas con la Consejería de Sanidad, ha señalado que la situación vivida de marzo y abril “fue de tremendo estrés, dolor y angustia para todos”.

SALIDA VACACIONAL DE RESIDENTES

Tras todo aquello, en estas fechas de Navidad donde es habitual reunirse con familiares, el proceso de salida de residentes se ha producido “con normalidad” y un total de 750 personas que no habían pasado la enfermedad pidieron a la Comunidad poder salir, porque el resto podía marchar sin permiso, según ha explicado el consejero.

Además, para garantizar la seguridad, a los mayores que han vuelto a los centros se les ha hecho una prueba del Covid y a las 48 horas otra para detectar falsos negativos, estando durante ese tiempo aislados. “El procedimiento ha funcionado muy bien y se ha llevado a cabo con absoluta normalidad. Hemos garantizado su salud física y también emocional para que pudieran pasar unos días con familiares después de todo lo que han pasado”, ha explicado el consejero.

Desde el 23 de diciembre de 2020 al 6 de enero de 2021 la Comunidad autorizó de manera temporal las salidas de los centros de forma más prolongada con motivo de las celebraciones navideñas.

Estas salidas se han diferenciado en función de la inmunidad de cada residente. Residentes con IgG + en los seis meses previos, es decir, con anticuerpos de Covid-19 tras haber pasado la enfermedad, se les ha permitido las salidas por vacaciones y para eventos familiares (cenas, comidas) sin más limitaciones que las dispuestas para la población general y las que cada centro disponga a efectos organizativos.

Por su parte, a los residentes con IgG- se les ha permitido salidas, pero con un mínimo de tres días, restringidas a un único domicilio y manteniendo una burbuja de convivencia estable. Para facilitar la logística, la vuelta al centro debe realizarse en día laborable.

Estos usuarios sin anticuerpos deben realizarse una prueba diagnóstica de infección activa a la vuelta al centro. Si el geriátrico cuenta con personal de enfermería y por tanto dispone de test antigénicos, se plantea realizar dos determinaciones de antígenos (con un intervalo de 48 horas entre una y otra), no pudiendo participar en actividades grupales mientras tanto.