Las cuentas de Madrid: ejecutó el 86% de su presupuesto, más que en 2019 pese a la pandemia

El Ayuntamiento ingresó 418 millones menos como resultado de la crisis sanitaria

La delegada del Área de Gobierno de Hacienda y Personal, Engracia Hidalgo, durante el pleno del Ayuntamiento
La delegada del Área de Gobierno de Hacienda y Personal, Engracia Hidalgo, durante el pleno del Ayuntamiento FOTO: BALLESTEROS EFE

A pesar de la paralización de determinadas actuaciones derivadas de la pandemia de la Covid-19, el Ayuntamiento de Madrid ejecutó un 86% de su presupuesto previsto en 2020, cuatro puntos porcentuales más que en 2019. En total, 4.619 millones, de los cuales 835 fueron para gasto social

La delegada de Hacienda y Personal del Ayuntamiento de Madrid, Engracia Hidalgo, ha dado a conocer las cifras definitivas durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. En su comparecencia, también reconoció que, en el apartado de la ejecución del presupuesto de ingresos, el Consistorio ejerció derechos por una cuantía de 4.777 millones, 418 millones menos que la previsión definitiva como consecuencia del impacto de la Covid-19 en la actividad económica y un 6,6 % menos, 341 millones, de lo presupuestado en 2019. Un descenso, dijo Hidalgo, que “no ha impedido asumir la rebaja fiscal comprometida por el Gobierno municipal para 2020, así como las nuevas bonificaciones aprobadas como alivio fiscal de empresarios, comerciantes y hosteleros”, destacó Hidalgo.

De los 418 millones menos en derechos reconocidos, 44 corresponden a bonificaciones de las medidas anti-Covid aprobadas por el Gobierno municipal para paliar los efectos de la pandemia en el tejido económico y empresarial de la ciudad, mientras que los 374 millones restantes están estrechamente relacionados con el descenso en la actividad económica y la merma en la recaudación de servicios municipales durante la etapa de confinamiento: 72,3 millones en el impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana; 56,11 millones en el IBI por la bonificación del 25% de la cuota para los inmuebles destinados a los usos catastrales de ocio y hostelería, comercial, espectáculos y cultural; y reducción en el tipo general del 0,483% al 0,479%. 24,3 millones del Fondo Complementario de Compensación; 23,2 millones del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras; 22,1 millones en la recaudación del Servicio de Estacionamiento; 13,84 millones por la supresión de la tasa de terrazas y el descenso de la actividad hotelera; 8,6 millones de las licencias urbanísticas; 5,4 millones en el IAE por la bonificación del 25% para determinadas actividades económicas.

En cuanto a la deuda, se han amortizado 256 millones de euros. “Por primera vez desde hace más de una década”, subrayó Hidalgo, el nivel de deuda a final de año se sitúa por debajo de los 2.000 millones de euros, 1.923 millones de euros. A su vez, el superávit alcanzó los 224,9 millones de euros, reduciéndose más de la mitad respecto a 2019, cuando alcanzó 549,48 millones. Un descenso que tiene su explicación en la merma de ingresos derivados del impacto de la Covid-19 en la actividad económica y empresarial.

El remanente de tesorería alcanzó los 877,3 millones de euros, 285 millones menos que en 2019, que se situó en 1.162 millones. Este remanente permitirá hacer frente a los 223 millones de euros comprometidos en el presupuesto de 2021 para distintos proyectos de inversión, así como a los 56 millones de los contratos de emergencia derivados del temporal Filomena, 20 millones más para la Tarjeta Familias y 115 millones ya comprometidos en otros gastos.

Hidalgo explicó que, durante 2021, el Gobierno municipal no contempla la posibilidad de llevar a cabo una amortización anticipada de deuda al estar suspendidas las reglas fiscales para los ejercicios 2020 y 2021, lo que permitirá destinar este dinero a atender las necesidades de los madrileños que surjan durante el ejercicio.