Música

Las dos pasiones madrileñas de Raffaella Carrà

La estrella italiana se enamoró de la capital de España, en la que sentía libre. Además, era el hogar del equipo de fútbol del que era aficionada y de la alcaldesa a la que admiró por “estar cerca de los ciudadanos”

Raffaela Carrá y Manuela Carmena
Raffaela Carrá y Manuela Carmena FOTO: La Razón LR

Nunca llegó a fijar su residencia en Madrid, pero Raffaella Carrà, fallecida este lunes, amaba Madrid. En más de una ocasión reconoció que frente al agobio que le invadía al caminar por las calles de Roma, en la capital de España se sentía libre. Viajaba a menudo a Madrid, especialmente durante los años en los que se convirtió en un rostro habitual de la televisión de nuestro país. Siempre vio en España y en Madrid su segundo hogar. Dos “países amigos” que, a juicio de Carrà, deben permanecer “unidos” porque mantienen “puntos en común” como la historia, la lengua y la “alegría de vivir”. La artista italiana siempre vio la capital de España como una ciudad de “puertas abiertas” y de la que empaparse de la “vida de sus calles y sus plazas”.

Y es que, al margen de su amor por la ciudad, en Madrid tenía Carrà la casa de una de sus pasiones: el fútbol. Aficionada a la Juventus, la artista italiana también tenía una gran simpatía por el Real Madrid. Hasta el punto de que, según se publicó en su momento, su papel resultó crucial para que el club blanco fichara en 2008 a una de las estrellas italianas del momento: Antonio Cassano. Florentino Pérez se encontraba reunido en un hotel madrileño con un intermediario italiano y, en mitad de esa escena, apareció la Carrà: “Cassano es bravo, no se va a equivocar presidente”. Pocos meses después, Cassano se vistió de blanco por primera vez.

Más recientemente, Carrà volvió a vivir un “flechazo” en Madrid. En este caso, un “flechazo” político. Corría el año 2017 cuando conoció a la por entonces alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Coincidieron ambas en Passione Italia, una fiesta con la que el centro cultural Conde Duque celebró el día nacional de Italia. Y surgió la chispa entre ambas. A partir de entonces, Carrà destacó siempre que pudo la capacidad de Carmena de estar “cerca de los ciudadanos porque así tienen que ser los políticos”.

Precisamente ese mismo año, tal y como ha recordado en Twitter Rita Maestre, Carrà participó en la elaboración de la bandera arcoíris elaborada por voluntarios que el Gobierno de Carmena colgó de la fachada de Cibeles. “Una triste pérdida para quienes amamos la música, la fantástica fiesta y la libertad”, ha destacado la portavoz de Más Madrid..

Paradojas de la vida, Madrid ha sido el escenario de dos de los últimos homenajes que Raffaella Carrà recibió en vida. Fue Madrid el lugar elegido para el rodaje de la película “Explota, explota”, con un elenco encabezado por Ingrid García-Jonsson, Natalia Millán, Fran Morcillo y Fernando Tejero. Además, en octubre de 2020, el Teatro La Latina estrenó el musical “Para hacer bien el amor hay que venir al sur”, que constituyó todo un repaso a través de las 19 canciones más conocidas de la estrella italiana, entre ellas, “Caliente, caliente”, “Fiesta”, “Lola”, “En el amor todo es empezar” o “¡Qué dolor!”.

EXPLOTA EXPLOTA - En el amor todo es empezar