Las cuatro propuestas estrella de Compasión, la primera carnicería 100% vegetal de Madrid

Los productos a la venta en este obrador de Malasaña están hechos a mano a base de legumbres, cereales y verduras

Solomillo a base de seitán y costillas de proteína de trigo de Compasión.
Solomillo a base de seitán y costillas de proteína de trigo de Compasión. FOTO: ©Gonzalo Pérez Mata La Razón

El 1 de noviembre es el Día Mundial del Veganismo y estas son las cuatro propuestas de Compasión, la primera carnicería 100% vegetal de la capital:

  • Bistec de seitán: a base de proteína de trigo, harina de arroz, champiñón, shitake, coliflor, cebolla, ajo, sal, pimienta negra, salsa de soja y aove. Es una de las primeras propuestas de «carnes rojas» de Compasión y sigue entre los productos más vendidos. (2 x 120 g a 4,90 €)
  • Brochetas de yuba: también conocida como piel de soja, la yuba es el ingrediente principal de este producto incluido entre las «carnes blancas» de Compasión. Además, lleva col, zanahoria, margarina y aove. (6 a 5,90 €)
  • Morcilla de alubias negras: con arroz, harina de maíz, harina de algarroba, pan rallado sin gluten, cebolla, salsa de soja, comino, pimienta negra, canela, anís, pimentón dulce, pimentón picante, sal y aove, este es el «embutido» más popular de Compasión. (2 x 200 g a 4,50 €)
  • Albóndigas con salsa de calabaza: las lentejas son la clave de estas «delicias» de Compasión, platos ya preparos para quienes no tienen tiempo de cocinar o no saben cómo incluir las carnes vegetales en su menú. (300 g a 5,50 €)

¿Cuál es el origen de Compasión?

El 1 de noviembre de 2020, coincidiendo con el Día Mundial del Veganismo, una cola interminable de clientes acabó con toda la mercancía de Rudy’s Vegan Butcher en apenas cinco horas. El mismo día de su inauguración, la página web de la tienda registró más de 100 pedidos en cuestión de diez minutos. Los medios de comunicación se hicieron eco: la primera carnicería sin producto animal de Europa arrasaba en Londres con cifras récord. «La noticia nos llamó tanto la atención que nos pusimos de inmediato a investigar y trabajar en las recetas de carne vegetal, en las que mi madre, que ha sido cocinera profesional, tiene un papel fundamental», explica Elena, una de las fundadoras de esta carnicería vegetal de la capital, en torno a la influencia del caso de Reino Unido en el nacimiento de su pequeño negocio familiar dentro de un mercado global que alcanza ya los 5.000 millones de euros.

Así, el 9 de abril de 2021, la carnicería vegana Compasión abrió sus puertas al público en el número 4 de la calle del Espíritu Santo, un local en pleno barrio de Malasaña tradicionalmente ocupado por carnicerías, claro que, quién les iba a decir a los vecinos y vecinas de mediados del siglo pasado que, en un futuro no muy lejano, la carne a la venta tras el mostrador de esta tienda se cultivaría. Como espejo de la transformación de la propia sociedad, este enclave en el centro de la capital ha evolucionado para sucumbir al «veggie boom», un fenómeno en el que España juega en una posición destacada, situándose entre los diez países con más personas siguiendo una alimentación vegetal del mundo.