La marca que enloquece a los famosos: «Me encantaría que Ayuso y Rosalía llevaran nuestras gorras»

Pese a no tener tienda física, Oblack puede presumir de contar con clientes como Nil Moliner, Myke Towers y Fran Perea. El CEO de la marca nos explica sus orígenes y adelanta novedades

José Luis Sena, director creativo de Oblack
José Luis Sena, director creativo de Oblack FOTO: Cipriano Pastrano Delgado La Raz—n

¿Qué tienen en común el cantante Rauw Alejandro, la actriz Ester Expósito y el futbolista Ivan Rakitic? Además del éxito y de mover masas tanto en el plano profesional como en las redes sociales, todos ellos han llevado en alguna ocasión una firma española, Oblack. «La marca nace en 2012, cuando vivíamos en Ibiza mi socio, Nacho, y yo. Las primeras gorras se hicieron para representar el sello discográfico que teníamos; hacíamos gorras y se las dábamos a varios artistas internacionales que tenían residencia en la isla», nos cuenta el CEO y director creativo de la marca, José Luis Sena Miquel, en entrevista con LA RAZÓN. Sin embargo, poco después se empezaron a fabricar más ejemplares pues, según recuerda, se creó «mucho hype» y vieron que el proyecto podría dar mucho más de sí.

Entonces, crearon una pequeña colección de gorras del sello discográfico y su éxito volvió imperativo ponerse manos a la obra. Así, se creó la marca de moda, para lo que se requirió a un tercer socio, Rubén Conchillo, se registró la marca tanto en Europa como en Estados Unidos y se visitaron fábricas para otear el panorama. En 2019 fue cuando se lanzó la marca, después de ser seleccionada para formar parte de la iniciativa que apoya a emprendedores y startups Lanzadera, de Juan Roig, presidente ejecutivo de Mercadona.

Y, siguiendo con nombres propios, y aunque la marca tiene una gran influencia del mundo de la música por sus orígenes, el entrevistado no duda al decir que le encantaría que Isabel Díaz Ayuso engrosara la lista de celebridades que llevan la firma. A su juicio, enarbola los valores que definen Oblack (oveja negra, como la de su logo): «Le pondríamos la gorra negra, que significa rebeldía y lo opuesto a lo blanco, lo clásico. En un momento en el que todo el mundo pensaba de una manera, ella supo ponerle la guinda al pastel y pensar de manera disruptiva», comentó, en alusión a las restricciones por la COVID-19 en la Comunidad de Madrid.

Distintos mercados europeos

Entre sus peticiones, también se encuentran Cristiano Ronaldo, pues admira «su trayectoria personal y profesional», Nicky Jam, por haberse «hecho a sí mismo» y Rosalía, «porque es una buena embajadora de la marca España». Pero, como todo, conlleva un riesgo y no todos los embajadores son igual de bien recibidos por el público. Así, el CEO nos contó que la marca recibió un aluvión de críticas cuando estalló el caso Cantora y Kiko Rivera llevó en varias ocasiones gorras de la marca, aunque sentencia que se quedan en meros «comentarios de haters» y que esas críticas no se vieron reflejadas en las ventas.

Estas, por cierto, son desiguales en Europa: en contra de lo que se podría prever por ser una marca española, donde más éxito cosecha Oblack es en Alemania. Allí, triunfan los diseños básicos con los colores más oscuros. Al país liderado por Olaf Scholz lo siguen Francia e Italia, mientras que los países en los que menos vende son Reino Unido y España, donde se quiere todo «bueno, bonito y muy, muy barato», bromea el empresario. La marca de gorras no ha sido una de tantas empresas damnificadas por la pandemia, pues esta catalizó el comercio online y, hasta entonces, «mucha gente no se había planteado comprar una gorra por Internet en lugar de en tiendas físicas», explica Sena Miquel. Aún así, Oblack espera abrir una tienda en Madrid próximamente.

En Estados Unidos también se pueden adquirir los complementos, aunque, con largos períodos de envío, pues la firma no tiene almacenes allí. Esto no frena a muchos clientes, decididos a tener el complemento que le han visto a su ídolo. Aunque esto no siempre es posible: próximamente, Omar Montes llevará una colección Oblack, con distintos parches, de silicona y de tela. Eso sí, esta será edición limitada y no estará a la venta, aunque nos adelantan que llevará los colores preferidos del de Pan Bendito.

«Quería que llevara su logo, que es un Omar en pequeñito con la sudadera de Illuminati, y su color favorito, el rosa», adelanta. También harán una colaboración con el artista de música latina Dalex, que incluye su icónico ovni, aunque solo estará disponible en Europa. Además, la marca sigue colaborando con la ONG valenciana Asindown, que pone el foco en la defensa de los derechos fundamentales de las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual, y con Cruz Roja, a quien ayudó con la erupción La Palma.

«Somos ovejas negras, pero pacíficas»
«Tenemos una mentalidad diferente. Somos ovejas negras, pero sin la típica connotación de persona discriminada, rebelde, que va por el mal camino... puedes ser una oveja negra, tener una mentalidad diferente, ser un tío auténtico, divertido, amar lo que haces y encontrar tu propio camino en la vida siendo de esa forma».