Ayuso no replicará en la dirección del PP de Madrid la estructura de su Gobierno

Una vez se convierta en presidenta de la formación en Madrid el 21 de mayo, sus consejeros no ocuparán los puestos más relevantes de la nueva estructura orgánica

La presidenta Ayuso, en el Congreso del PP en Sevilla
La presidenta Ayuso, en el Congreso del PP en Sevilla FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

El culebrón en el que se había convertido el, en principio, lógico proceso de renovación en la dirección del PP de Madrid parece estar viviendo sus últimos capítulos. Desvelada la fecha del Congreso regional –fijado por el equipo de Alberto Núñez Feijóo para los próximos 20 y 21 de mayo– el horizonte se aclara para la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Tal y como ella venía demandando desde hace meses –fue precisamente este deseo uno de los elementos de fricción con Pablo Casado– la convocatoria del cónclave madrileño se ha visto acelerada al máximo. Será la primera de las citas regionales pendientes.

Hasta ese 20 de mayo, no obstante, se deben concretar varias etapas previas. La primera no tardará en llegar: Ayuso protagonizará un acto en el que presentará formalmente su candidatura a liderar el partido. Será en ese momento cuando detalle y explique a la militancia cuál es su proyecto para el PP de Madrid. Dará prioridad al contenido sobre los nombres. Lo que va a hacer antes de quiénes lo van a llevar a la práctica. O en palabras de la propia Ayuso: «Para que esto funcione hay que hacerlo de la siguiente manera: qué hay que trabajar, qué políticas quiero, qué estructura es la mejor y luego ya encajas las piezas».

Tras el lanzamiento oficial de la candidatura llegará la clásica recogida de avales y apoyos de cara a una cita en la que no se espera a ningún candidato alternativo. Respecto al equipo que acompañará a Ayuso en la tarea de dirigir el partido, su intención pasa por dar forma a una estructura más reducida que la existente en la actualidad. Y en lo que concierne a los nombres concretos, la presidenta madrileña ha dado en las últimas semanas algunas pistas de lo que hará. Siempre se ha mostrado partidaria de que los miembros de su Gobierno se dediquen en exclusiva a esa labor. Una máxima que también aplicará a la futura dirección del PP de Madrid. Al preguntar al equipo de la presidenta madrileña por ello, confirman este escenario. De manera que no es previsible que los actuales consejeros del Gobierno regional ocupen alguna de las principales responsabilidades en la dirección y coordinación del partido. Lo hará desde la convicción de que el proceso de renovación que ha de afrontar el PP de Madrid necesita de la máxima dedicación, especialmente en cargos cruciales como, por ejemplo, la Secretaría General y algunos otros.

Con motivo de la reciente elección de Feijóo como presidente del PP, Ayuso ya tuvo oportunidad de poner en práctica esta estrategia. La presidenta madrileña reconoció haber trasladado al nuevo presidente popular varias «propuestas para mejorar su equipo» y que todas ellas habían sido tenidas en cuentas por el político gallego. Ninguna de esas incorporaciones del equipo de Feijóo sugeridas por Ayuso llevó el nombre de alguno de los consejeros del Gobierno autonómico.

La decisión de no replicar en la dirección del PP de Madrid la estructura de la Puerta del Sol contrasta con el modelo aplicado por las dos personas que, antes que Ayuso, fueron a la vez presidentas regionales y líderes de la formación en Madrid: Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes.

Aguirre situó como número dos del partido en Madrid a Francisco Granados e Ignacio González. Y ambos compatibilizaron esta responsabilidad orgánica con carteras de peso en el Ejecutivo autonómico: consejero de Presidencia, Justicia e Interior en el caso de Granados, y vicepresidente autonómico, en el de González. Cuando en 2017, Cifuentes asumió la Presidencia del PP de Madrid, se reeditó el mismo esquema, con Ángel Garrido como secretario general y número dos tanto en Sol como en Génova. No en vano, el hombre que terminaría convirtiéndose en presidente madrileño tras la dimisión de Cifuentes, compatibilizó la Secretaría General con los cargos de consejero de Presidencia, Justicia y de portavoz de la Comunidad de Madrid.

«Elegiré a los mejores»

Recientemente, la presidenta Ayuso ha hablado de qué elementos tendrá en cuenta a la hora de elegir a las personas que integrarán la dirección del partido en Madrid: «Elegiré a los mejores y no buscaré cuotas territoriales, quiero hacer el mejor equipo para renovar la casa y para ofrecer un proyecto de amplias mayorías. No se trata tanto de buscar devolver favores como de tener a un gran equipo». Nombres que se integrarán en una estructura «ágil, cercana, moderna, nueva, ilusionante, que conecte con la sociedad civil». Y en la que, como avanzó hace diez días, tendrá cabida un nuevo órgano cuyo cometido será conectar a la formación con la calle. Y es que una de las novedades que pretende impulsar Ayuso pasa por crear una oficina de Atención al Ciudadano: «Sí que quiero darle una amplia representación a los ciudadanos en el equipo, me gustaría que hubiera una oficina que tuviera mucho que ver con la participación, me gustaría que la atención al ciudadano sea una pata fundamental».

Estos serán los pasos a seguir por Ayuso en los próximas días y semanas. Primero el contenido, más tarde los nombres. Algo que ya avanzó el pasado mes de enero durante una entrevista con LA RAZÓN: «Llevo 17 años en el Partido Popular, dando absolutamente todo lo mejor de mí misma. No he hecho otra cosa más que trabajar por el PP de Madrid durante este tiempo. Trabajar, precisamente, por la unidad durante los años más complicados. Cuando llegue el momento, presentaré un proyecto y una lista. Buscaré el mayor apoyo posible entre las filas del partido. Será un proyecto hecho por gente del PP para gente del PP».