Pelea de padres y hermanos en la Asamblea de Madrid

Ayuso a Lobato: “Yo no tengo responsabilidad sobre mis familiares, pero si entramos en ese juego sucio, hablemos de los suyos”. La presidenta de la Cámara reprende a los grupos: “Dejen de utilizar a los familiares de los adversarios como argumento político”

El contrato de la venta de mascarillas compradas en China por el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, es ya un clásico que enfanga el debate parlamentario en la Asamblea de Madrid. No hay sesión de control al Gobierno en la que el portavoz socialista, Juan Lobato, le recuerde la lista de diez preguntas “sin contestar” de los negocios de Tomás Díaz Ayuso con la Comunidad de Madrid. Así, sesión plenaria tras sesión plenaria, han ido saliendo a relucir familiares de los portavoces de los grupos políticos de la izquierda supuestamente implicados en asuntos dudosos, en ese afán férreo de la presidenta regional por defender el honor de su hermano frente a los ataques y reproches que recibe en la Cámara.

En sus rifirrafes semanales ya hubo “pelea de hermanos” al Comparar con el suyo Ayuso al hermano de la portavoz de Más Madrid, Mónica García, “apartado por no hacer nada ”como vocal del distrito Moncloa-Aravaca tras dos años en el puesto. Y hoy ha sido el turno del padre del portavoz socialista, Juan Lobato, cuando sus primeras palabras en el Pleno de la Asamblea fueron para reclamar a Ayuso la lista de las diez preguntas sin contestar al relacionarle la presidenta regional con el «caso mascarillas», a la vez que ponía la mano en el fuego por el alcalde José Luis Martínez Almeida.

Yo tengo la misma responsabilidad sobre mi hermano, es decir, ninguna, la misma que tiene usted sobre su padre que ha salido hoy en los medios como el abogado de la empresa que ha adjudicado las mascarillas en el Ayuntamiento; la misma que tiene la portavoz de Más Madrid, que su hermano tuvo que ser destituido como vocal vecino por no hacer nada, como la misma diputada que ha tenido entre sus filas (dijo refiriéndose a la socialista Carmen López) y que su hija ha montado el mayor escándalo de corrupción en la UGT. ¿Tienen responsabilidad sobre sus familiares? Yo creo que no, pero si vamos a entrar en este juego tan sucio hablemos de sus familiares”, dijo Ayuso desafiando a Lobato.

El asunto llegó hasta tal punto que la presidenta de la Asamblea, Eugenia Carballedo, denegó la réplica a Juan Lobato cuando intento contestar a las acusaciones sobre su padre. Lo hizo en su intento de poner freno a la pelea: “Dejen de utilizar a los familiares de los adversarios como argumento político”, sentenció. Es más, les conminó a llegar a un acuerdo en la Junta de Portavoces para poner fin al cruce de acusaciones.

Declaraciones de Lobato sobre la supuesta autorización de su padre de las mascarillas gestionadas por Medina y Luceño
Declaraciones de Lobato sobre la supuesta autorización de su padre de las mascarillas gestionadas por Medina y Luceño FOTO: Marta Fernández Jara Europa Press

Pero Lobato no se sintió conforme con que la presidenta de la Cámara no le permitiera replicar a Ayuso sobre su padre y lo hizo poco después ante los medios de comunicación para expresar su malestar acusando a la presidenta regional de mentir. “Quiero que rectifique y pida disculpas por haber mentido en sede parlamentaria”, sentenció. Para después explicar que el Ayuntamiento “tomó la decisión de que la empresa funeraria pagara los importes de esos contratos de emergencia, pero que fuera el ayuntamiento quien tramitara esos contratos y, de esa forma, evitaba que esos contratos pasaran por los servicios jurídicos de la empresa funeraria, donde trabaja mi padre, y emitieran ningún informe”, aclaró. Pero por si aún queda alguna duda, Lobato convocó por la tarde una rueda de prensa en la Asamblea de Madrid en la que intervino su padre para abundar en las explicaciones.

Pero esta vez fue el padre del portavoz socialista, asesor jurídico de los servicios funerarios de Madrid, quien exigió disculpas públicas a la presidenta madrileña «sin llamadas telefónicas por detrás», por vincularle al proceso de la compra del material sanitario y fue rotundo al afirmar que: «desconozco el contenido del convenio porque no tuvieron a bien que fueran los servicios jurídicos de la empresa los que informaran del mismo», pero cree que no se hizo por agilizar el trámite.