El PP se moviliza para dar un apoyo rotundo a Ayuso en el 17 Congreso del partido

Alfonso Serrano valora dejar la portavocía en la Asamblea para dedicarse «en cuerpo y alma» a la secretaría general. Tras cuatro años con una cúpula interina, el partido emprende una «renovación total»

El portavoz parlamentario del PP, Alfonso Carlos Serrano Sánchez-Capuchino; y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a su llegada al pleno de ayer
El portavoz parlamentario del PP, Alfonso Carlos Serrano Sánchez-Capuchino; y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a su llegada al pleno de ayer FOTO: Alberto Ortega Europa Press

En la política, como en la música, el ritmo, la velocidad y las pausas tienen su importancia. Hace siete meses que la presidenta regional hizo pública la intención de presentar su candidatura para presidir el PP de Madrid y ha tenido que pasar una de las mayores crisis del partido para que Isabel Díaz Ayuso recorra la alfombra que la lleva a coronarse como presidenta del partido en Madrid en el 17º Congreso Autonómico Extraordinario que arranca hoy sin contrincante alguno y con una ambición clara en su horizonte político: «ganar, ganar y ganar».

Con Ayuso al frente del PP madrileño, el partido remonta una situación de interinidad que comenzó en 2018, después de que Cristina Cifuentes dimitiera por el «Caso Máster» (del que fue absuelta), en el que las riendas han estado en manos del presidente interino Pío García-Escudero, ex presidente del Senado, y Ana Camins como secretaria general. Ambos serán borrados de la cúpula del partido a la vista de que Isabel Díaz Ayuso pretende llevar a cabo una «renovación total» de la estructura. Su idea es sentar las bases de un partido con una ejecutiva reducida y renovada (en la época de Cifuentes llegó a estar compuesta por hasta 90 personas), sin que haya duplicidades, de tal manera que los consejeros quedan fuera de las labores de partido. Se trata de marcar una línea divisoria clara entre las labores de gobierno y de partido «para que todo el mundo esté centrado en su responsabilidad». Pero también ha dejado claro estos días atrás que elegirá «a los mejores», a miembros del partido con posibilidades reales de ganar en sus distritos o municipios teniendo en cuenta lo que se juega el partido en las próximas elecciones.

El nuevo PP madrileño será una combinación de personas experimentadas y otras que no llevan tanto tiempo en labores de partido y que pasarán a primera línea de la política madrileña. Ayer se hizo oficial el nombramiento de Alfonso Serrano como el próximo secretario general del partido. El también director de campaña de Ayuso en las dos últimas convocatorias electorales ayer valoraba dejar su puesto como portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, lo que resultó una sorpresa en el Grupo Parlamentario, que suponía que Serrano iba a compatibilizando los dos puestos. No obstante, esta circunstancia aún se está valorando. «Este nombramiento es un orgullo y una responsabilidad, supone una oportunidad y un reconocimiento», dijo ayer durante un encuentro con los periodistas en la Asamblea de Madrid. Un puesto al que «me pienso dedicar en cuerpo y alma y eso exige dedicación».

Serrano dejó claro que, aunque el PP madrileño tiene personalidad propia y comparte sede con el PP nacional, «estaremos al servicio de éste y va a tener todo nuestro apoyo». Su idea es que de este congreso el partido salga más cohesionado y «todo el mundo se sienta representado». Por eso, mientras en la izquierda el verbo de moda sea el de «sumar», en la formación conservadora es el de «hablar». «Tenemos que hablar mucho y con mucha gente. Tenemos que saber cómo ayudar a los presidentes de los distritos o a nuestros alcaldes porque el PP es un instrumento al servicio de la gente y de nuestros afiliados», añadió. Y es que la idea de Díaz Ayuso es la de hacer un partido más conectado a la gente y a los afiliados en general.

Ayer, Ayuso se reunió con su grupo parlamentario antes del Pleno y animó a sus diputados «a defender lo nuestro frente a los que quieren construir un país por la puerta de atrás». Es más, vaticinó que a medida que pasan los días, se irán encontrando «una oposición más nerviosa». Por eso destacó la importancia de estar alineados en un momento clave donde «no sobra nadie».

Lo que no ha trascendido es quién formará parte de esa ejecutiva reducida en la que se ha pensado, pero ayer se hablaba de ciertos nombres de personas muy cercanas a la presidenta regional que podrían formar parte de ese grupo es «escogidos». Entre ellos figuran Ana Millán, alcaldesa de Arroyomolinos, que ha sido nombrada vicepresidenta de la Comisión Organizadora del cónclave; José Antonio Sánchez, viceconsejero de Administración Local y Digitalización; o Carlos Díaz-Pache, viceconsejero de Transportes e Infraestructuras en el Ejecutivo madrileño. De ahí que cobre sentido ahora el mensaje que trasladó Díaz Ayuso hace algunos días cuando la preguntaron sobre una posible renovación del gobierno regional.

La presidenta regional descartó un cambio de consejeros cuando falta un año para que acabe la legislatura, pero sí aludió a la posibilidad de que hubiera reestructuraciones en otros puestos intermedios.

Quienes también estarán incluidos en el equipo de Díaz Ayuso serán las personas propuestas por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. En una entrevista reciente, la presidenta madrileña recalcó que Almeida y ella «vienen del mismo lugar y la única diferencia entre ambos es que ella fue en una lista electoral a la Comunidad y Martínez Almeida a la del Ayuntamiento.

Mientras, las distintas sedes del partido se han movilizado para que los compromisarios acudan al congreso a mostrar su apoyo a Díaz Ayuso. Y es que desde el partido subrayan que cuando hay un único candidato ganador es más complicado movilizar el voto porque se da por sentado el resultado ganador. No obstante, Ayuso consiguió 6.039 avales para su candidatura sin hacer ningún tipo de campaña. Además, está previsto que acudan al evento integrantes del PP de otras sedes.

Hoy, en concreto, está previsto que la presidenta de la Comunidad defina su proyecto para presidir el PP de Madrid durante una comparecencia ante los medios de comunicación tendrá lugar a las 11:00 horas en el Pabellón 6 de IFEMA Madrid, el lugar elegido por la versatilidad que ofrece. Después comenzará la cita congresual, en la que no se esperan sorpresas de ningún tipo.