Mente y dieta

Los champiñones y las setas contienen vitamina D.
Los champiñones y las setas contienen vitamina D. FOTO: Eising Studio - Food Photo & Video ©GTRESONLINE

Ejercicios de concentración

Sentados en postura confortable miramos fijamente un punto negro en la pared o una vela, a la altura de los ojos. Observamos la imagen con firmeza, sin pensar en otra cosa. Cerramos ahora los ojos. Cuando la imagen empieza a perder fuerza, los abrimos y miramos de nuevo el punto o la vela breves segundos. Repetimos el proceso varias veces. En días sucesivos, seguimos el entrenamiento visualizando interiormente un objeto grande, por ejemplo una montaña que nos es familiar, y segundos después visualizamos un objeto muy pequeño, un grano de mostaza. También se puede practicar visualizando la luna llena y seguidamente el reloj de muñeca. Y ahí nos detenemos, concentrándonos ahora en algo real, en el tic-tac del reloj. Para terminar, pasado un mes aproximadamente, intentaremos visualizar emociones, interiorizando virtudes como la paciencia, la compasión, el perdón…

Deficitarios en vitamina D

Los mayores de 50 años y los bebés tienen mayor déficit de vitamina D. Los alimentos que la contienen y que están disponibles en la cesta de la compra son escasos: setas, champiñones y hongos maitake. En cuanto a los complementos alimenticios, en los herbolarios hay distintas marcas de vitamina D2 y vitamina D3. Pero la principal fuente es el sol, y marzo es el primer mes hábil del año para tomarlo con garantías: 15 minutos, máximo, sin protección solar. Si queremos una exposición mayor, el protector solar será imprescindible.

Algas en la dieta española

Sus nombres son cada vez más reconocibles en las mesas de los españoles. Destacan el nori, que se puede usar en arroces, cremas, fritos y sopas; wakame: tanto cruda como cocinada, para acompañar legumbres. Espaguetti de mar: para empanadas y croquetas. Kombu: para preparar caldos e infusiones.