Ángeles Parra, directora de BioCultura: «El consumo de alimentos eco ha crecido un 17%»

Ángeles Parra: "La pandemia ha multiplicado la demanda de alimentos ecológicos en España. Cada vez son más «mainstream»"
Ángeles Parra: "La pandemia ha multiplicado la demanda de alimentos ecológicos en España. Cada vez son más «mainstream»"Gisela JaneLa Razón

Ángeles Parra (Sant Feliu de Guíxols, 1960) tenía «25 añitos» cuando ella y un pequeño grupo de activistas catalanes se plantaron en Madrid para proponerle al alcalde Enrique Tierno la revolucionaria idea de una Feria de Productos Ecológicos. Con el tiempo, la idea se materializó en BioCultura. Su éxito la consumó y, 36 años después, el despegue de la alimentación ecológica en España es imparable.

–¿Cómo ha afectado la Covid al sector bio?

–Ha despertado conciencias, no solo de tipo sanitario (tener hábitos de vida sanos), sino también en cuanto a la forma en la que debemos alimentarnos para tener un sistema inmunitario resistente ante cualquier enfermedad. Se calcula que, en el primer semestre de la pandemia, la facturación de productos ecológicos creció un 35% y el valor de mercado alcanza, según los últimos datos, los 2.300 millones de euros. El consumo de productos ecológicos ha traspasado el nicho de mercado para avanzar muy rápidamente hacia el mundo «mainstream». La proyección a futuro es que aumente en más de un 20%.

–¿Por qué los productos «verdes» son más caros?

–¿Caros? Pero, ¡si estamos hablando de salud y de frenar el cambio climático! El sistema alimentario es responsable de entre el 21 y el 37% de las emisiones globales. Es cierto que, en el momento de la compra, los alimentos ecológicos pueden tener un sobreprecio si los comparamos con productos convencionales, pero nunca si los comparamos con productos de calidad y nutritivos, y no son más caros desde un punto de vista de salud, ambiental y social.

–¿Y qué debería hacerse para fomentar su consumo?

–Ahora mismo la producción convencional está «superbonificada» por las legislaciones nacionales e internacionales. Debería haber leyes que penalizaran los productos nocivos para la naturaleza y para la humanidad; se debería de obligar a las industrias a internalizar el coste de lo que contaminan. Uf, ¡si todo esto se hiciera, los productos convencionales serían carísimos!

–A propósito del chuletón de Sánchez: ¿donde esté un buen filete que se quite lo demás?

–A estas alturas, y fuera de riñas políticas, es evidente que el consumo consumo de carne debe reducirse por razones obvias, tanto de salud, como medioambientales. No hay dudas científico-técnicas de que la carne es uno de los alimentos más impactantes para el planeta. Su producción a gran escala genera una gran cantidad de emisiones de CO2.

–España ya está en el top ten en consumo ecológico. ¿Nos volvemos más europeos?

–El consumo de alimentos eco ha crecido un 17% en España. Somos el principal productor ecológico europeo y el cuarto mundial, en términos de superficie agraria. Crecen los puestos de empleo en el sector y se sitúan en 94.500. Los productos «bio» están ya en muchos supermercados convencionales, y eso ha disparado el consumo. Ha empezado ya la lucha de los «grandes» en un nuevo campo de batalla: lo bio. Por ejemplo, Lidl ha logrado durante el último lustro una penetración en los hogares españoles del 40% y ocupa ya el segundo puesto en la cuota de mercado bio. Sin embargo, el puesto más alto en el podio es para Carrefour. Llevan 30 años apostando por el producto bio en Francia; tienen en sus lineales más de 2.000 productos.

–¿Recuerda la primera edición de Biocultura?

–Estaba loca por cambiar las cosas y por crear un mundo más bonito. Fue la primera semilla que se plantó en España para cambiar de paradigma y, a día de hoy, todavía seguimos fraguando. Está organizada por una ONG sin ánimo de lucro, que es la asociación Vida Sana. No buscamos beneficio económico, somos libres de decir y de convocar a quien nos parezca para que denuncie lo que se esté haciendo mal. No nos casamos con nadie... Bueno, sí, con la belleza del mundo que tenemos y que no queremos destruir. Cada día somos más los «biocultureros».

–Y ahora, BioCultura volverá a Ifema. ¿Qué podemos esperar de la feria?

–Que será, por fin, presencial. La feria del consumo responsable y los productos ecológicos volverá del 11 al 14 de noviembre a Ifema (Madrid) y se espera que unos 35.000 visitantes acudan a la cita con aires renovados.