MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
14:05
Actualizado
  • 1

El español

Tiempo de lectura 2 min.

14 de febrero de 2017. 22:03h

Comentada
Castor Díaz Barrado 14/2/2017

El idioma español tiene una relevante proyección internacional. Supone un aporte cultural de gran calado y se constituye, además, en una de las principales lenguas de la comunidad internacional. Más allá de lo cultural, la defensa de la lengua española debe plasmarse en lo político y en lo económico. El Proyecto de la Fundación Telefónica sobre «El valor económico del español» pone de relieve la importancia de esta lengua en sectores que, de manera cotidiana, interesan a la sociedad. Pero se le debe otorgar, además, la proyección internacional que le corresponde. Por de pronto, hay que empezar por el propio territorio de España e incorporar en el lenguaje político en lugar de la expresión «el castellano», a pesar de que así lo denomine nuestra Constitución, la referencia constante «al español». Esta lengua es universal y supone la expresión de fundamentos culturales de diversa índole. El español debe ganar buena imagen en todo el territorio de España. Pero, también, hay que reivindicar el papel del español ante instancias internacionales. No se puede sostener más que el Tribunal Internacional de Justicia no tenga el español como lengua oficial, a pesar del significativo número de asuntos entre estados que hablan esta lengua que se suscitan en La Haya. Que el español sea lengua oficial de este Tribunal es una decisión que debe adoptarse de manera urgente. Asimismo, se debe potenciar el empleo del español en las instituciones, órganos e instancias de la Unión Europea. El hecho de que España sea el único país con esta lengua en la Unión no impide que se proyecte su uso y que se constituya en una de las lenguas básicas en este esquema de integración. Las políticas de los estados que hablan español deben proteger nuestra lengua y reivindicar no sólo su uso sino, también, exigir su oficialidad en aquellos países, como Estados Unidos, en los que está muy extendida. El español es un valor seguro y sólo falta la convicción de que es preciso proyectarlo con más fuerza en la sociedad internacional.

Últimas noticias