Sociedad

El Estado Islámico publica la quema de una Cruz para simbolizar el genocidio de católicos en Nigeria

Informa en su semanario “oficial” de nuevos ataques contra los fieles de esta religión

Fotografía publicada por el Estado Islámico en su publicación "oficial" de esta semana
Fotografía publicada por el Estado Islámico en su publicación "oficial" de esta semanajmzre

Una semana más, el Estado Islámico (Isis, Daesh) anuncia que ha quemado varias iglesias católicas en Nigeria y asesinado a miembros de esta religión. Se trata de un auténtico genocidio que, en su revista Naba, ilustra con una imagen de una cruz ardiendo.

Aunque los ataques son anteriores al reciente viaje del Papa Francisco a Irak, no se pueden desvincular los atentados de dicha visita, contra la que ya ha arremetido Daesh, con todo tipo de amenazas, en sus publicaciones oficiales.

Como pasó en Irak, la estrategia de los yihadistas es erradicar el cristianismo de ese país y expulsar a sus fieles de las regiones en las que tiene una mayor presencia.

En una reciente comparecencia, el obispo de Gboko, monseñor William Avenya, subrayó que no se debe “ignorar el genocidio” que sufren los cristianos en el país.

“La matanza masiva de cristianos en el cinturón medio de Nigeria, según todos los estándares, cumple con los criterios para ser definido como un genocidio calculado según la Convención sobre el Genocidio”, resaltó.

El prelado indicó que “es deprimente que nuestra región del Cinturón Medio se haya convertido realmente en un valle de lágrimas, una región donde los entierros masivos son muy comunes”, informa ACI prensa.

El Cinturón Medio es una región fértil que se extiende a lo largo de la parte central de Nigeria y, en los últimos años, el escenario de una cantidad creciente de violencia donde muchas aldeas agrícolas con mayoría de cristianos han sido atacadas.

Según el International Crisis Group, que cita la citada agencia, hubo un promedio de más de dos mil muertes por año entre 2011 y 2016 en el Cinturón Medio.

Los ataques los protagonizan individuos de etnia fulani y el Estado Islámico de Provincia de África Occidental (Iswap), anteriormente Boko Haram, y el nuevo grupo Boko Haram que se separó de Iswap, agregaACI.

Según ACNUR, se estima que más de dos millones de personas han tenido que abandonar sus hogares en Nigeria.

Monseñor Avenya acusó al gobierno y se preguntó “¿cómo se puede explicar un escenario en el que hasta un centenar de aldeanos inocentes e indefensos mueren en un solo ataque y nadie dice nada al respecto?”.