MENÚ
domingo 16 junio 2019
05:10
Actualizado

El Papa aprueba la vuelta de peregrinaciones al santuario de Medjugorje

Francisco ha precisado que se debe evitar que creen "confusión" doctrinal ya que las apariciones de la Virgen María en 1981 "aún requieren un examen por parte de la Iglesia"

  • Peregrinación en Medjugorje, donde se habría aparecido la Virgen María en 1981. (AP Photo/Bozidar Vukicevic)
    Peregrinación en Medjugorje, donde se habría aparecido la Virgen María en 1981. (AP Photo/Bozidar Vukicevic)

Tiempo de lectura 4 min.

13 de mayo de 2019. 00:47h

Comentada
Elena Genillo 12/5/2019

ETIQUETAS

Situado cerca de la frontera con Croacia, a 25 kilómetros de Móstar (Bosnia), hay una pequeña localidad que recibe cada año un millón y medio de visitantes, arrastrados todos por un denominador común: la fe a la Virgen. Medjugorje es un centro de peregrinación mariana, como lo puede ser Fátima o Lourdes, con la diferencia de que la Iglesia, en este caso, todavía no ha validado las apariciones marianas que, supuestamente, allí tuvieron lugar en 1981. Pese a ello, el fervor de los católicos para con este Santuario no ha descendido ni un ápice. Cada año, centenares de fieles venidos de todo el mundo peregrinan a esta localidad bosnia para rezar a los pies de la Virgen o para pedirle un milagro. Tal es el boom, que se ha convertido en un gran centro turístico, el más próspero de toda la república báltica.

Hasta ahora el Vaticano se había mantenido muy prudente respecto a este caso, pero dado el fervor que despierta y con el fin de poner orden a esas devociones privadas, el Papa ha aceptado que la Iglesia organice las peregrinaciones. Lo comunicó ayer el portavoz interino, Alessandro Guisotti, explicando que debido al «notable flujo de personas» que acuden al santuario bosnio y «los abundantes frutos de gracia que produce» el Vaticano hará de intermediario con el fin de «favorecer y promover» dichos frutos y beneficios. Así, explicó, el enviado pontificio al lugar, el arzobispo polaco Henryk Hose, podrá «establecer con más facilidad una relación con los curas encargados de organizar los peregrinajes» y «personas seguras y bien preparadas» sobre el santuario.

No obstante, aclaró que esta decisión no interferirá en el proceso de autentificación de las apariciones, que desde el año 2010 –y bajo orden del entonces prefecto para la Congregacion de la Doctrina de la Fe, Joseph Ratzinger– una comisión internacional se encarga de estudiarlas. Guisotti puntualizó que la Iglesia deberá siempre «evitar que estos peregrinajes sean interpretados como una autentificación de las conocidas apariciones, que requieren aún un examen».

Evitar confusión

Subrayó, el portavoz que «debe ser evitado que esas devociones creen confusión o ambigüedad en el aspecto doctrinal. Esto tiene que ver también con los sacerdotes de cada orden y grado que pretenden acudir a Medjugorje para celebrar misa en modo solemne».

El escritor Javier Paredes, y experto en apariciones marianas apuntó que con esta nueva orden «ahora las parroquias y las diocesis pueden organizar las excursiones» y que aunque la Santa Sede «no se mete en si son verdad o mentira», lo cierto es que «supone el primer paso hacia un posible dictamen positivo».Así al menos lo esperan todos los devotos de la «Reina de paz», como así se presentó la Virgen a seis jóvenes en lo alto de la colina de esta localidad Bosnia. De los seis videntes, en su momento niños o adolescentes, tres aseguran tener aún hoy una aparición cotidiana, siempre a la misma hora de la tarde y en cualquier lugar en el que ellos se encuentren: se trata de Vicka, que vive en Medjugorje; Marija, que vive en Monza; e Iván, que vive en Estados Unidos pero vuelve a menudo a su patria. Una cuarta vidente, Mirjana, cuenta que recibe una aparición cada mes, el día 2, mientras que para los últimos dos «exchicos» de Medjugorje, esto sucede una vez por año.

Aunque muchos quieran ver en esta decisión del Papa un primer paso para validar estas apariciones, lo cierto es que Francisco en más de una ocasión se ha mostrado escéptico. Regresando de Fátima, en Portugal, en mayo de 2017, Bergoglio expresó sus dudas : «Yo prefiero a la Virgen madre y no la madre que parece jefe de la oficina de telégrafos y va mandando mensajes todos los días», dijo.

Últimas noticias