Coronavirus

“El reparto gratuito de mascarillas organizado por el Gobierno es insuficiente”

La OCU denuncia la escasez de este producto y sus altos precios. Pide al Ejecutivo que, si recomienda su uso, también garantice su abastecimiento

Reparto de mascarillas en el transporte público de Valencia
Reparto de mascarillas en el transporte público de ValenciaIván Terrón Europa Press

Los carteles que anuncian el desabastecimiento de mascarillas, alcohol y guantes, ya forman parte del escaparate de cualquier farmacia. Los mensajes contradictorios sobre la necesidad de usar o no mascarillas aumentan la incertidumbre entre la población que, al intentar conseguir este producto, se topa de bruces con una falta de existencias. Los distribuidores y farmacéuticos no saben mucho más. Desconocen si se aplicará una limitación de precios, cuándo llegarán nuevos suministros y si estos serán suficientes. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denuncia que “apenas hay mascarillas y cuando las hay, tienen precio elevados”. La Organización pide al Gobierno que unifique su mensaje, decida si su uso es recomendable u obligatorio y garantice el acceso a todos los consumidores.

¿Dónde hay mascarillas?

Un sondeo realizado por la OCU en 50 farmacias revela que son minoría los establecimientos donde se pueden encontrar mascarillas. Las desechables, tipo quirúrgico, son algo más fáciles de adquirir, aunque solo están disponibles en 11 de las 50 farmacias analizadas y su precio oscila entre los 1,5 y los 2,85 euros por unidad. Sin embargo, las mascarillas autofiltrantes FFP2 que realmente sirven para evitar el contagio, solo se encuentran en 6 farmacias y su precio los 6,95 y los 19 euros por unidad. En todos los casos se venden por unidades y la mayoría de los establecimientos indican que hay un límite de compra de unas 4 o 5 mascarillas por persona para evitar el acaparamiento. La OCU alerta de los costes “claramente abusivos, que multiplican su precio habitual, o lo que es peor, son productos que no reúnen las condiciones mínimas exigible, ni garantías adecuadas”.

Precios inflados

La Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) ha puesto en marcha varias investigaciones tras recibir denuncias de usuarios por precios desorbitados. Una de ellas gira en torno a los geles hidroalcochólicos. Competencia detectó un gran incremento de los precios, sobre todo en el comercio electrónico. Por ello, está monitorizando su evolución para identificar y sancionar conductas anticompetitivas derivadas de tales incrementos. De igual manera, la OCU pide a los usuarios que recurran al correo controlprecios@ocu.org cuando detecten precios inflados. El objetivo final es trasladar estas quejas al Ministerio de Consumo y a la CNMC para que se investiguen los comportamientos abusivos y se depuren responsabilidades. A esta petición también se sumó a inicios de mes el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, que denunció ante el Ministerio de Sanidad prácticas de especulación en mascarillas, guantes y geles hidroalchólicos.

Reparto gratuito

La vuelta al trabajo de los sectores esenciales este pasado lunes 13 de abril vino acompañada de una guía de buenas prácticas. En ella, el Gobierno recomendó el uso de mascarillas en medios de transporte público y otros puntos en los que no se pueda garantizar la distancia de seguridad. En este sentido, el Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez aseguró que se repartirían mascarillas gratuitas para los trabajadores que usen el metro, tren o autobús. A juicio de la OCU, este “reparto gratuito de mascarillas organizado por el Gobierno es insuficiente”. Atrás quedan los mensajes en los que se aseguraba que su uso era ineficaz. Ahora es recomendable, e incluso se ha llegado a barajar su obligatoriedad. La OCU pide a Sanidad que aclare su postura en un momento en el que no todos los consumidores tienen garantizado el acceso. En el caso de que sea una recomendación, solicita que se garantice el abastecimiento a los ciudadanos y se limiten los precios. De tomarse como una obligación, la Organización de Consumidores y Usuarios considera que debería garantizarse el suministro gratuito a la población. Finalmente, reclama que "se lleve a cabo una distribución gratuita y ordenada de las mascarillas a través de establecimientos y centros sanitarios”, para que todos los consumidores tengan el mismo acceso a estos objetos.